jueves, 16 de abril de 2009

DERECHOS QUE MATAN


Hector Sandler, profesor de Derecho , UBA

Este basural a "cielo abierto" se encuentra aquí no más. A cuadras de la Casa Rosada, entre San Miguel y San Martin.
El periodista describe la aberrante destrucción de la naturaleza en ese lugar y lo peor, informa que tal estado de cosas daña la salud y acorta la vida de sus habitantes.
Es tan solo uno de los muchos que forman el "cordón suburbano".
Lo guía un joven samaritano que lucha contra esa putrefacción. Lo hace a pesar de no tener esperanza que desaparezca. Por dos razones.
La primera, porque ese basural existe, según él, "por una razón cultural". Vale decir es por culpa de la gente que allí arroja sus desperdicios.
¿Cómo cambiar semejante incultura?. A pesar que se supone que la cultura no falta en las autoridades municipales, éstas nada hacen. Se abstienen de hacer algo , pues "a las 48 horas estaría el lugar peor de lo que está"(sic). Al momento de decir esto, otra persona arrojaba su bolsa de basura en la de barranca.
Prueba terminante. Caso cerrado. La gente sin cultura hace cosas de este tipo. "Qué le vamos a hacer" No queda más remedio que aguantarlos y mirar para otro lado.

Estoy en contra de esas conclusiones. En mi opinión adjudicar esa ruina del país a la "cultura" tiene un fondo de verdad. Pero solo muy en el fondo.
Pues la cultura que falla en serio, no es la de esos forzosos "marginales", sino la de los responsables en la tarea de ordenar la sociedad, por su saber o su posición social. Se trate de académicos, funcionarios , políticos o electores ilustrados.
No se repara que basurales de esa clase son el fruto (y la prueba) de un escandaloso hacinamiento y que esta vergonzante deformación demográfica en un pais como el nuestro (tan despoblado como en la epoca de Alberdi), es el resultado directo de dos sistemas legales.
Uno, es el sistema legal establecido por el Codigo Civil para acceder a la tierra (urbana y rural). El otro, es el sistema legal de impuestos perversamente diseñado para castigar (y a veces matar) a los que viven de su trabajo y de la inversión de sus ahorros.

En tanto la gente culta no se decida actuar para que los impuestos vigentes sean sustituidos por la recaudación de la renta del suelo, ella seguirá siendo responsable de la cultura del basural.

Radiografía del conurbano / A las puertas de una crisis sanitaria
Vivir y morir en el Gran Buenos Aires Un articulo de Hugo Alconada Mon en La Nación
El promedio de vida es de dos años menos que en Capital; la degradación del ambiente agrava la situación en las zonas más pobres