domingo, 11 de octubre de 2009

Ley de medios un pequeño espacio a la esperanza.

Gracias a la corrupción del gobierno -y su incapacidad para dominar a los medios y continuar con la perversa y eterna alianza entre los medios y el poder- se nos regala esta fantástica "ley de medios" que es una esperanza a la libertad, después de más de 200 años. La ley dejo al descubierto también, la vacuidad, complicidad y corrupción de la oposición. Victoria a lo Pirro entre el gobierno, la oposición y la prensa. Los únicos ganadores, la libertad del pueblo. Sin dudas un día para festejar y preocuaprse.
Debo aclarar que soy profundamente antikirchnerista y que este gobierno me averguenza.

"La tierra es la madre de todos los monopolios" Wiston Churchill


Si se logra un espacio de libertad de prensa, finalmente los argentinos podremos saber que que se trató la Revolución de Mayo. Podremos comprender por que el Código Civil termino con la Revolución de Mayo, que impedia los impuestos a la producción, que impedía el monopolio de la tierra y por lo tanto de todos los monopolios.

3 comentarios:

Franco dijo...

Y en que te basas para calificar de virtuosa la limitación a mi libertad de consumir mi gusto musical? Idem TV y cine.

Como liberales debemos rechazar todo proteccionismo y poder censor.

Mantengamos la consistencia, nuestro poco agrado por Clarín no debe nublarnos la vista.

Apuntador dijo...

Es un error creer que Clarin es un monopolio, o esta ley nos garantizará la libertad de expresión.

Rafael Eduardo Micheletti dijo...

¡Por favor! ¿De qué sirve que haya 20.000 empresarios de medios que compitan entre sí si todos son kirchneristas? La competencia no es un fin en sí mismo es un medio para garantizar la libertad de los ciudadanos, y si la ley que propone el kirchnerismo plantea un tipo de competencia contraria a la libertad de expresión y de información hay que rechazarla y propone una ley que garantice la competencia como herramienta para estimular la libertad de expresión, el pluralismo y la diversidad. Es muy peligroso apoyar esta ley de los Kirchner y me parece, con todo respeto, una actitud irresponsable.