lunes, 9 de agosto de 2010

UNA CRÍTICA LIBERTARIA A MURRAY ROTHBARD CON ARGUMENTOS GEORGISTAS.



Una mirada a Murray desde el punto de vista de Henry George
Gene DeNardo (Libertario) (Tr. Raul Girbau)
(Van en rojo frases de Murray)



El artículo de Murray Rothbard, "El impuesto único, consideraciones económicas y morales y una réplica a la crítica georgista" fue un intento de dar la respuesta de la escuela austriaca a la perenne cuestión de la tierra tratada en las teorías de Henry George. En lo que sigue intento criticar a esa crítica de Murray.

Para empezar, aunque Murray trata de esquivar la inclusión de la tierra como fundamental tercer factor de la economía, aunque afirma que de hecho existe una cuestión de la tierra.

Dice: "La mayoría de los economistas de hoy en día ignoran la cuestión de la tierra e incluso a Henry George. La tierra es tratada simplemente como capital, sin características especiales o problemas. Sin embargo, hay una cuestión de la tierra e ignorarla no elimina el punto. Los georgistas la han planteado y seguirán planteando, por lo que la cuestión exige una respuesta."

Su primer error parte del concepto de precio a la tierra. El precio de la tierra es simplemente el pago de la renta de la tierra a hacer a la comunidad, en lugar de hacerlo a un propietario particular. Henry George fue tan firme respecto al capitalismo de libre mercado como es posible serlo y cualquiera que haya leído sus escritos no puede llegar a otra conclusión.


"En vez de nacionalizar la tierra pura y simplemente – afirma Murray - los recaudadores del impuesto único cobrarían un porcentaje del 100 por ciento de la renta anual de la tierra (los ingresos anuales del sitio), lo que viene a ser lo mismo que la nacionalización pura y simple".

La idea de que el "impuesto único" estimula la producción en lugar de disminuirla como lo hacen todas las demás formas de imposición, es algo aceptado por la mayoría.

Murray, sin embargo, cuestiona esta afirmación. "La deficiencia de este argumento la no consideración del factor tiempo en la producción. El capital es el producto de la energía humana y la tierra... tiempo. Este es el lapso de tiempo durante el que las personas deben abstenerse de consumir y ahorrar. Trabajosamente, estos ahorros se invierten en bienes de capital. Además si estamos en un mas alto nivel de vida que el de la India o China, es porque nuestros antepasados (y también nosotros) han ahorrado e invertido en bienes de capital, creando así una gran estructura de capital”.

Por supuesto Murray piensa correctamente al evaluar al tiempo como un factor. Pero, ninguna cantidad de tiempo será suficiente si la masa de tierra está enclaustrada, apartada de la producción. Toda sociedad ha de tener acceso a su territorio para prosperar. Inglaterra prosperó gracias a disponibilidad de la tierra de la India así como las restricciones de Mao sobre la tierra de China demoró su prosperidad hasta hace poco.

El siguiente argumento que presenta es que de alguna manera la evaluación de la "baldía" no sería posible, por lo que el impuesto no puede ser determinado. Es un poco desconcertante que alguien tan inteligente como él pudiera llegar a semejante afirmación! La tierra baldía, libre de mejoras, se vende todos los días tras un acuerdo sobre su valor, a pesar de las objeciones de Murray. El valor de la tierra [ renta] es igual al valor total de la propiedad (menos el valor de las mejoras introducidas, restada su depreciación). Tan simple como eso!

Su siguiente afirmación es aún más confusa. “Bueno ¿qué pasa con las tierras ociosas? ¿Debiera su presencia alarmarnos? Por el contrario, debemos agradecer a nuestras estrellas por uno de los grandes hechos económicos de la naturaleza: que el trabajo sea escaso en relación a la tierra. De hecho hay más tierra disponible en el mundo, incluso de tierra bastante útil, que trabajo para ocuparla. Esto es un motivo para alegrarse, no para lamentarse. "

Murray, después de todo, nos ha informado de que la tierra no es escasa! Hay mucho a ser considerado respecto de esto. ¿Por qué entonces son costosas? ¿No debería ser libres para ser ocupadas? ¿Y que decir del desempleo? ¿No deberían estas tierras ociosas estar disponibles para su explotación o para la construcción edificios? ¿Es cierto entonces que los "pobres" desempleados son vagos y perezosos, toda vez que no emplean la tierra disponible? ¿Y a qué se debe el hambre y la malnutrición? ¿Estos dos problemas no tienen algo que ver con la cuestión de la tierra?

Murray no se da cuenta que sus afirmaciones concuerdan perfectamente con el razonamiento de los georgistas. Tierra HAY, pero NO ESTÁ DISPONIBLE PARA SER USADAS.

A continuación Murray intenta cuestionar la acusación de que el propietario del sitio no realiza ninguna actividad productiva y probar que la propiedad sobre la tierra es una institución valiosa para la sociedad.

Dice: "El propietario del sitio – sostiene - aplica los sitios al uso y los asigna a los usuarios más productivos. Él sólo puede ganar los alquileres más altos por los terrenos de su propiedad mediante la asignación de los sitio a los usuarios y a los usos que satisfaga a los consumidores de la mejor manera posible. Hemos visto ya que el propietario del sitio debe decidir si trabaja o no un pedazo de tierra, o lo mantendrá inactivo. También debe decidir qué uso de la tierra va a mejor satisfacer las necesidades. De este modo se asegura que cada parcela de tierra sea usada del modo más productivo”.

Murray pierde otra vez el rumbo! El propietario del sitio no hace ninguna de estas cosas. El propio mercado decide el uso. Si el propietario del sitio decide a "trabajar" el lugar, entonces se convierte en un trabajador. El trabajo o la mejora realizada en el sitio ya no tiene ninguna conexión con el impuesto único, ya que Georgistas y los Geo-libertarios se oponen unánimemente a los impuestos sobre los productos o el trabajo. Murray ha cometido el error común de confundir “la tierra” con “mejoras de la tierra”. Sin embargo, la suposición más falsa viene ahora.

"Un impuesto sobre la renta el 100 por ciento haría que el valor del capital de todas las tierras cayera rápidamente a cero. Como los propietarios no podían obtener ninguna renta neta, los sitios serían cosas sin valor en el mercado. A partir de ese momento, los sitios, en suma, serían “bienes libres”. Además, puesto que toda la renta sería absorbida por el gobierno, no habría ningún incentivo para los propietarios en cobrar el alquiler a nadie. Bajando la renta del suelo al nivel cero, también lo estarían los alquileres, pues ella habrá pasado a ser libre".

Es difícil creer que Murray pudiera llegar a pensar que el único valor a la tierra es la "renta del suelo"! El principal valor a la tierra es su utilidad y el cobro del alquiler del sitio por alguien que no sea el propietario no tiene ningún efecto sobre este valor de uso económico, excepto desalentar el acaparamiento de tierra. Es el valor especulativo, el valor futuro monopolizado y capitalizado en valor presente; una redirección del uso de la tierra disminuiría la renta del suelo.

Tomemos un ejemplo sencillo. Cualquier constructor sabe que puede construir la misma casa en diferentes predios con costes similares. ¿Escogería el constructor un sitio en el que por la venta de lo construido obtuviera menos precio de venta que el que obtendría en un sitio mejor? ¿No le rendiría el sitio mejor más, razón por la que está dispuesto a pagar más para tener el derecho de utilizar el mejor y más valioso sitio? ¿No rinde el alquiler de lo construido en estos sitios, una vez terminada la construcción, un alquiler más alto? Tal vez el valor de algunos sitios pueda reducirse a cero y esto sería beneficioso para fomentar el desarrollo de zonas deprimidas; pero los sitios valiosos seguirían siendo valiosos y mantendrán su valor relativo, aunque – cuestión aparte - no en valores “inflados” por causa de escasez de tierra.

Es importante señalar que la mayoría de todos propugnadores del “impuesto único” piensan que lo superior es recolectar de 80% al 90% del valor de la renta. De esta manera, el propietario se ve compensado por la gestión de su propiedad y por recaudar la renta. La combinación de este valor y la apreciación de la tierra que se producirá cuando las comunidades crezcan y se desarrollen, sería suficiente para garantizar la propiedad privada de la tierra y evitar la nacionalización propuesta por los socialistas y que preocupa a Rothbard.

Murray extrapola sobre la falsa suposición de un valor cero de la tierra y el alquiler en un par de párrafos y inútil tratar inútilmente de obtener postulaciones críticas basadas en una premisa falsa. Renta y valor cero de los sitios de la tierra sólo pueden ser alcanzados cuando la disponibilidad de los sitios más productivos supera a la demanda. Quién recibe la renta sin duda puede afectar el suministro y ese es uno de los efectos secundarios beneficiosos. Pero el día de la abundancia de la tierra ha pasado. Con seis mil millones más, hay más allá que mera apariencia de escasez de tierras. A continuación Murray vuelve a tratar el "valor" social del propietario especulador con tierras.

"¿Qué pasa con el especulador difamado, el titular de tierras ociosas? Él también realiza un importante servicio, la función como propietario de subdividir el sitio en general. El especulador asigna lugares a través del tiempo. Incluso si un especulador recoge una "ganancia no ganada” ( unearned increment) del capital valor por tenencia de la tierra a medida que aumenta su precio, puede permanecer sin ganar incremento alguno al mantener la tierra ociosa. ¿Por qué no habría de usar la tierra y obtener rentas de la tierra, además de su ganancia por inversión de capital? Las tierras baldías por sí mismas no pueden beneficiarle. La razón por la cual mantiene los terrenos ociosos, por lo tanto, porque la tierra sigue siendo demasiado pobre para ser utilizadas por actuales personas y bienes de capital, o porque no aún está claro cual es el mejor el uso para el sitio. El "especulador" propietario tiene la difícil tarea de decidir cuándo acometer la tarea de asignar el sitio para un uso específico. Una decisión equivocada seria un desperdicio de tierra. Al esperar y juzgar los acontecimientos que se presentan, el propietario especulador escoge el momento oportuno para poner su tierra en uso en el empleo adecuado. Los especuladores de tierras, por lo tanto, tienen una función vital en el mercado como dueños de sitios, al igual que la tienen otros que ya usan el territorio".

Aquí, Murray admite el derecho de espera para el monopolio de la tierra por parte de los propietarios del sitio. Ellos "asignan" los sitios como lo deseen a su tiempo. En lugar de estar a merced del mercado, controlan el mercado. Están más allá de la "obligación" de ser productivos. Al esperar y cosechar lo que honestamente se refiere como "incremento no ganado del valor del capital", ellos pueden enriquecer asi mismos con la producción de los demás.

Tierras baldías benefician al propietario del sitio. Más se mantiene fuera del mercado la tierra ociosa, más rápido se acumula el capital en los valores de la tierra y las rentas la demanda de tierras productivas crece. La tierra acumulada no es "demasiado pobre", no tiene otra cualidad que servir a la especulación. El trabajo del propietario del terreno especulativo no es nada difícil. Con sólo ver que el resto de la población trabaja, espera a que la economía haya inculcado el valor suficiente en su tierra y a su gusto puede anunciar que "se vende" y así recoger su recompensa.

¿Cuál es el producto de esta función vital que desempeñan los especuladores de tierras? La transferencia de valor desde el sector productivo al valor de tierra inflado a los títulos de propiedad y los alquileres. Cabe señalar que esta capitalización de valor productivo en el valor del suelo es más exagerado por la creación de dinero "de la Reserva Federal”. La mayor parte de nueva moneda originada encuentra su destino en adquisición de tierra y acciones, lo que intensifica el problema señalado por Henry George antes del advenimiento de la Reserva Federal.

Murray pasa a anunciar que el propietario no debe ser sancionado por las ganancias que él obtiene de los valores que otros producen. Después de todo, dice, todos nos beneficiamos los uno de los otros. En verdad lo hacemos, pero ninguno de nosotros, con exclusión de los "free riders" y propietarios de los sitios web [tal vez esto es redundante] sí son creados por el trabajo y el talento humanos, a veces con concurso de capital y a veces ni éso.-

Agrega Murray: “Aún tenemos que lidiar con el núcleo fundamental de la teoría moral impositiva: que ningún individuo tiene el derecho a poseer el valor de la tierra."

Esto es simplemente falso y una vuelta a su creencia errónea anterior de que el impuesto único llevaría el valor de la tierra a cero. Los georgistas simplemente creen que la “renta de la tierra” deben ser destinadas a todos nosotros, no al propietario. Mientras hay una población con suficientes recursos humanos que genera escasez de tierra, siempre habrá un valor de la tierra y el impuesto único es simplemente una cuota a pagar para proteger este valor y el derecho a la propiedad del suelo.

¿Nos olvidamos de que la situación actual del propietario como retenedor de la renta es dispuesta por el mismo gobierno al que Murray detesta? En una situación anárquica no el gobierno que Murray detesta. Si los propietarios del suelo compensaran a los excluidos de la tierra, se necesitaría mucho menos “fuerza particular” para protegerla, pues les seria mucho mas fácil hacer respetar sus derechos de propiedad. Para no mencionar cuánto mas agencias de fuerza se necesitan actualmente para “recaudar” la renta de aquellos excluidos de la tierra.
Los propietarios serian los "excluidos" de su propiedad necesitaría mucho menos "privado" la fuerza y tener un rato mucho más fácil conseguir los que le rodean a respetar sus derechos de propiedad. Para no mencionar, la cantidad de "empresa privada" la fuerza que tendría que realmente "recoger" renta de los excluidos. En realidad, ¿qué sistema es un arreglo más natural, el de gobierno que hace cumplir el pago de la renta del suelo o el de hacer pagar “indemizaciones” a los excluidos para compensar su exclusión?

Agrega Murray: "El georgista aún podría alegar que la propiedad del suelo individual es inmoral, aunque él no pudiera encontrar solución plausible. Pero sería una contradicción. Si bien un hombre no puede producir nada sin la tierra, aunque sólo sea como lugar donde estar parado, ningún hombre puede producir algo por su solo trabajo ".

Una vez más, un georgista afirmaría tal cosa. Y, si "un hombre no puede producir nada sin la cooperación de la tierra original", ¿eso no significa que todos los hombres para su sustento han de "mezclar su trabajo con la tierra" y tienen por lo tanto un derecho común a la tierra? ¿No sería éste el reconocimiento de un derecho a una compensación dirigido a todos los demás hombres, más que al Estado, para que se cobre la recuperación de la renta al propietario?

Murray sigue adelante y confunda la "nacionalización" de la tierra con los conceptos georgistas. Es interesante observar que muchos de Geo-libertarios son anarquistas. En su mundo ideal, no hay Estado y la "renta" se dirige directamente a la comunidad. Por lo general, permiten la "exclusión" de los servicios y el no pago. En ese caso, se las arregla por su cuenta. El sistema de Murray de la anarquía parece necesitar una muy poderosa fuerza para continuar con la apropiación coercitiva de la renta por el propietario. La semejanza de un sistema de este tipo con el sistema feudal es sorprendente.

Yo quedé perplejo cuando leí por primera vez la crítica de Murray. Su claridad, la sencillez y precisión de sus declaraciones, que hacen el núcleo de su obra, fueron siendo sustituidas por discursos basados en suposiciones falsas y medias verdades. Parecía que estaba más interesado en exponer un discurso que hacer una exposición de ideas centrales y verdaderas. Como es un autor favorito mío, realmente sería la última persona a la que acusaria de defender el "status quo".

La idea georgista del "impuesto único" es un sistema de capitalismo de libre mercado en el que se dirige la renta de la tierra para todos. El sistema vigente nos deviene de los reyes y sus respectivos reinos: el "derecho divino" del rey para canalizar la riqueza de la tierra para él y sus nobles asociados.

Tras toda esta discusión y debate, la cuestión sigue siendo muy simple: ¿quién debe recibir la renta que ninguno de nosotros produce, es decir la renta de la tierra? ¿Los títulos de propiedad de la tierra incluyen el derecho a apropiarse de las rentas de esa propiedad apreciada sobre el suelo o el derecho al exclusivo uso y propiedad de la tierra incluye la obligación de compensar a los fueron excluidos del acceso a la tierra? Definitivamente, preguntas dignas de una gran cantidad de pensamiento.
Miércoles, 30 de septiembre 2009



Topic: Political Theory
A Critique of Murray Rothbard's Critique of the Georgist Argument.
The land question has been with us since day one. A look at Murray's take on the observations of Henry George.by Gene DeNardo
(libertarian)
Wednesday, September 30, 2009

Murray Rothbard’s article, "The Single Tax, Economic and Moral Considerations and a Reply to Georgist Criticisms" [link edited for length] was an attempt to submit an "Austrian" school answer to the perennial land questions that originated with the theories of Henry George. [link edited for length] The following is an attempt to critique the criticism.

To start, although Murray falls just short of including land as the third fundamental of the economy, he submits that there is indeed a land question.

"Most present-day economists ignore the land question and Henry George altogether. Land is treated as simply capital, with no special features or problems. Yet there is a land question, and ignoring it does not lay the matter to rest. The Georgists have raised, and continue to raise, questions that need answering."

His first misstatement involves the outcome of a land fee. The land fee is simply the payment of land rent to the community, rather than a landlord. Henry George was as adamant about free market capitalism as it is possible to be and anyone who has read his writings can come to no other conclusion.


"Rather than nationalize land outright, the single taxers would levy a 100 percent tax on the annual land rent—the annual income from the site—which amounts to the same thing as outright nationalization."

The idea that the "single tax" would spur production rather than diminish it as all other forms of taxation do, is agreed upon by most. Murray however, takes aim at this claim.

"The deficiency in that argument is the neglect of the time factor in production. Capital is the product of human energy and land . . . and time. The time-block is the reason that people must abstain from consumption, and save. Laboriously, these savings are invested in capital goods. We are further along the road to a high standard of living than India or China because we and our ancestors have saved and invested in capital goods, building up a great structure of capital."

He is, of course, correct in his assessment that time is a factor. But, no amount of time will be sufficient if the land mass is locked up. Any society must have access to its land to prosper. It was England that prospered off the land of India and the restrictions of Mao that tied the land of China up until recently.

The next argument he presents is that somehow the assessment of "bare" land would not be possible and therefore the tax cannot be determined. It is somewhat confounding that someone so intelligent could come up with a statement like that! Bare land is sold every day at an agreed upon value despite Murray’s objections. Land value [rent] equals the total property value minus {the value of the improvements minus the depreciation of improvements}. Simple as that! His next statement is even more confounding.

"Well, what about idle land? Should the sight of it alarm us? On the contrary, we should thank our stars for one of the great economic facts of nature: that labor is scarce relative to land. It is a fact that there is more land available in the world, even quite useful land, than there is labor to keep it employed. This is a cause for rejoicing, not lament."

Murray has informed us that land is not scarce after all! There is plenty to be had. Why then does its have a cost? Should it not be free for the taking? And what of unemployment? Shouldn’t these idle masses be tending to the readily available fields or building sites? Is it true then that the "poor" unemployed are just lazy and slothful, since land is available? And what of starvation and malnutrition? Surely these two problems have something to do with the land question?

What Murray fails to realize is that his above statement is in complete concurrence with the reasoning of the Georgists. There IS land, but it IS NOT available for use.

Murray then attempts to dispute the claim that the site owner performs no productive purpose and prove the landlord’s worth to society.

"The site owner brings sites into use and allocates them to the most productive user. He can only earn the highest ground rents from his land by allocating the site to those users and uses that will satisfy the consumers in the best possible way. We have seen already that the site owner must decide whether or not to work a plot of land or keep it idle. He must also decide which use the land will best satisfy. In doing so, he also insures that each use is situated on its most productive location."

He really misses the boat on this one! The site owner does none of these things. The market itself decides the use. If the site owner decides to "work" the plot, he then also becomes a laborer. Any work or improvement done to the site no longer has any connection to the single tax, since Georgists and Geo-libertarians are unanimously opposed to any taxes on products or labor. Murray has made the common mistake of confusing land with land improvements. Hang on though, the biggest false assumption is soon to follow.

"A 100 percent tax on rent would cause the capital value of all land to fall promptly to zero. Since owners could not obtain any net rent, the sites would become valueless on the market. From that point on, sites, in short, would be free. Further, since all rent would be siphoned off to the government, there would be no incentive for owners to charge any rent at all. Rent would be zero as well, and rentals would thus be free."

It is hard to believe that Murray would think that the only value to land is the "rent" value! The primary value to land is utility and the collection of site rent by someone other than the landlord has no effect on this use value, other than discouraging hoarding. It is the speculative value, that future value that is monopolized and capitalized into the present value, that redirection of rent would diminish.

Let’s take a simple example. Any builder knows that he can build the same house on different site locations for similar cost. Would that builder pick the site that would bring him half the selling price of a better site? Would he not value the better site more and be willing to give more in exchange for the right to utilize the better and more valuable site? Would not that site have a higher rent, regardless of where the rent ended up? Perhaps the value of some sites would fall to zero and this would be beneficial in encouraging development of distressed areas, but valuable sites would remain valuable and maintain their relative values, although not their current inflated values.

It is important to point out that most all "single taxers" believe that it is superior to collect 80=90% of the rent value. In this way, the landlord is compensated for managing his property and collecting rent. The combination of this and the value appreciation that will occur to land as communities grow and develop would be enough to ensure private ownership of land and prevent the nationalization that Rothbard worried about and Socialists [link edited for length] support.

Murray extrapolates on this false assumption of zero value and rent for quite a few paragraphs and it is pointless to try to critique postulations built on a false premise. Zero rent and value for land sites can only be attained when the availability of the most productive sites exceeds the demand. Who receives the rent can certainly affect the supply and that is one of the beneficial side effects. But the day of land abundance is long past. At six billion plus, we are way past the appearance of land scarcity. Murray then returns to the "worth" of the speculative site owner.

"What about the maligned speculator, the holder of idle land? He, too, performs an important service—a subdivision of the general site owner function. The speculator allocates sites over time. Even if a speculator reaps an "unearned increment" of capital value by holding land as its price rises, he can gain no such increment by keeping land idle. Why shouldn’t he use the land and earn rents in addition to his capital gain? Idle land by itself cannot benefit him. The reason he keeps the land apparently idle, therefore, is either that the land is still too poor to be used by current labor and capital goods, or that it is not yet clear which use for the site is best. The "speculative" landowner has the difficult job of deciding when to commit the site to a specific use. A wrong decision would waste the land. By waiting and judging, the speculative landowner picks the right moment for bringing his land into use, and the right employment for the land. Land speculators, therefore, perform as vital a market function as their fellow site owners whose land is already in use."

Here, Murray admits to the land monopoly that site owners hold. They "allocate" sites as they wish, over time. Rather than at the "mercy" of the market, they control the market. They are beyond the "need" to be productive. By waiting and reaping what he honestly refers to as "unearned increment of capital value", they can enrichen themselves off the production of others.

Idle land does benefit the site owner. The more idle land held off the market, the faster capital will accumulate in land values and rents as demand for productive land grows. The hoarded land is not "too poor"; it is not of any quality other than speculative. The job of the speculative landowner is not difficult at all. He need only watch the rest of the population work and when the economy has instilled enough value in his land to his liking, he can post the "for sale" sign and collect his bounty.

What is the product of this vital function that land speculators perform? The transfer of value from the productive sector to inflated or paper land values and rents. It should be noted that this capitalization of productive value into land value is further exaggerated by the "money creation" of the Federal Reserve. New monopoly money most often finds its home in either land or stock values and intensifies the problem noted by Henry George before the advent of the Federal Reserve.

Murray goes on to announce that the landlord should not be penalized because he gains from the value others produce. After all, we all gain from each other. And we do, but none of us, excluding "free riders" and site owners [perhaps this is redundant], gain without being productive ourselves. And none of us gain so directly and so massively from the value the rest of us produce like the non-productive site owner.

"We have still to deal with the critical core of single tax moral theory—that no individual has the right to own value in land."

This is simply untrue and reverts back to his erroneous earlier belief that the single tax would bring the value of land to zero. Single taxers simply believe that the "rent’ from the land should be directed to all of us, not to the landlord. As long as there is a sufficient human population to ensure land scarcity, there will always be value in land and the single tax is simply a user fee protecting this value and the right to own property.

Do we forget that the current situation of the landlord retaining rent is enforced by the same government Murray so loathes? In an anarchic situation not unlike what Murray favors, the landlord who compensated those who were "excluded" from his property would need much less "private" force and have a much easier time getting those around him to respect his property rights. Not to mention, how much "private agency" force he would need to actually "collect" rent from those excluded. In reality, which system is the most natural arrangement, that of government enforced rent payments or compensation due to exclusion?

"The single taxer might still claim that individual ownership is immoral, even if he can find no plausible remedy. But he would be wrong. For his claim is self-contradictory. A man cannot produce anything without the cooperation of original land, if only as standing room. A man cannot produce anything by his labor alone."

Again, a single taxer would claim no such thing. And, if "a man cannot produce anything without the cooperation of original land", does that not mean that all "sustaining" men have "mixed their labor with the land" and have a common right to land? Would not the recognition of this right be compensation directed towards all rather than the State enforced rent compensation to the landlord?

Murray continues to go on and confuse "nationalization" of land with the Georgist concepts. It is interesting to note that many Geo-Libertarians are anarchists. In their ideal world, there is no State and the "rent" is directed to the community. Usually, they allow for "opting out" of services and non payment. In that case, you are on your own. Murray’s system of anarchy seems to necessitate a very powerful force to continue the coercive direction of rent to the landlord. The likeness of a system of this type to the feudal system is striking.

I was bewildered when I first read Murray’s critique. His straightforward clarity and precise statements that are a mainstay of the bulk of his work were replaced by orations based on false assumptions and half truths. It seemed he was more interested in servicing an agenda than exposing the core ideas and truths. As he is a favorite author of mine, he is really the last person I would except to defend the "status quo".

The Georgist "single tax" idea is a system of free market capitalism in which the land rent is directed to all. The present system is one passed down to us from the Kings and their kingdoms: the "divine right" of the King to channel the wealth of the land to himself and his noble associates.

Despite all the discussion and debate, the question remains a simple one: who should receive the rent from that which none of us produced, the land? Does the presence of capital in enough quantity to outbid all others for land title include the enforced right to extract rent from the same property or does the right to exclusive use and ownership of land include the requirement that those who were excluded be compensated?

It ia definitely a question worth a lot of thought.

2 comentarios:

WJJ dijo...

Avísenle al traductor ... dónde dice "WEB" site owners son free riders o no son productivos? dice "site owners"!! http://www.nolanchart.com/article6921.html ...los sitios web sí son creados por el trabajo y el talento humanos!!

Alvaro Feuerman dijo...

¡Qué bueno que publicaron el artículo de Murray Rothbard!

Un comentario sobre el párrafo que transcribo al final (de la crítica georgista al artículo), que me parece esencial en este debate:

Los argumentos georgistas se desmoronan cuando uno considera que para implantar el sistema del impuesto único se requiere retirar del mercado a las tierras, los terrenos, campos, etc.

Al quedar fuera del mercado, desaparece el sistema de precios, y aparece lo que Ludwig von Mises describió muy bien como la imposibilidad del cálculo económico en el régimen socialista, y que fue responsable nada más y nada menos del fracaso del socialismo en el mundo

Este fenómeno puede ocurrir en forma total, produciendo un caos total, como en el caso de un régimen socialista general, pero también puede ocurrir en forma localizada en un determinado mercado, que en este caso es el de la tierra.

El fenómeno se produce en el mercado de tierras y produce malasignación de las inversiones en todo lo que esté relacionado con las tierras. Como el mercado de las tierras no es un detallecito, sino algo muy importante -nada menos que uno de los 3 factores de la producción- el impacto resultante sería muy grande.

Y por lo tanto, ese cálculo que el autor de esta nota afirma que es "tan simple" (valor de la propiedad - valor de las mejoras y depreciación) ya no sería tan simple. De hecho, sería imposible.

Y el hecho de que todos los días se vende tierra libre de mejoras y que es fácil acordar un valor se debe a que hay un mercado. Si no lo hubiera, no habría sistema de precios sobre el mismo, y cualquier valor sería arbitrario, es decir, no reflejaría la interacción pura de las valoraciones de los individuos actuantes en ese mercado.

Es decir, que si todos los días se vende tierra libre de mejoras en el mercado, ésto no es "a pesar de las objeciones de Rothbard", sino DEBIDO A las objeciones de Rothbard.

Personalmente creo que es mejor un impuesto único que toda la maraña de impuestos que tenemos en Argentina y en general en todos los países. Pero hay una alternativa mejor y es que los hombres aprendamos a organizar nuestras sociedades mediante regímenes de asociación voluntaria. Esto es básicamente lo que propone Rothbard.

En pocas palabras, un impuesto único es mejor que muchos impuestos, pero mejor aún es que no haya impuestos.

Cordiales saludos.
Alvaro Feuerman


.................
"El siguiente argumento que presenta es que de alguna manera la evaluación de la "baldía" no sería posible, por lo que el impuesto no puede ser determinado. Es un poco desconcertante que alguien tan inteligente como él pudiera llegar a semejante afirmación! La tierra baldía, libre de mejoras, se vende todos los días tras un acuerdo sobre su valor, a pesar de las objeciones de Murray. El valor de la tierra [renta] es igual al valor total de la propiedad (menos el valor de las mejoras introducidas, restada su depreciación). Tan simple como eso!"
...............