miércoles, 23 de febrero de 2011

Buenos Aires 2012 Global Conference. The International Union for Land Value Taxation.


Buenos Aires
2012 Global Conference
The International Union for Land Value Taxation
Mayo de 2012
Buenos Aires
Argentina


La Intertional Union for Land Value Taxation (organización internacional que promueve la eliminación de los impuestos y afrontar el gasto público con la renta del suelo), se reunió la semana pasada en Londres.
Durante la reunión, se propuso que la próxima conferencia internacional para el 2012, (antes prevista hacer en Sud-Africa) se realizara en Buenos Aires.
Un gran momento para dar a conocer los principios fundantes de nuestra Revolución de Mayo y su sistema Económico y Rentístico según su Constitución de 1853 ocultados por la educación publica y privada y por los monopolios de los medios de comunicación.

Sin duda un gran logro para todos los que participamos del Blog El Relativismo Jurídico en www.elrelativismojuridico.blogspot.com

Este comunicado es para estimular a usted a participar del evento ensayando artículos que demuestren los múltiples efectos nocivos - políticos, sociales, culturales, económicos, jurídicos, históricos y morales - del perverso sistema tributario vigente y ayudar a hacer publico el sistema rentístico Judeo Cristiano de la Revolución de Mayo de 1810 y su Constitución de 1853 según su sistema económico y rentístico de recursos del Estado.

GRAN MOMENTO PARA LOS AMANTES DE LA LIBERTAD, LA IGUALDAD Y LA FRATERNIDAD.

EL OBJETIVO ES QUITARLE LA MASCARA AL NEOLIBERALISMO TRIBUTARIO REINANTE EN NUESTRAS UNIVERSIDADES, THINK TANKS, MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y PARTIDOS POLITICOS.

EL CAMBIO ES HOY.

La Tierra, los vivos y los tontos.


CUERDOS Y LOCOS EN UNA ARGENTINA LOCA
Raúl Girbau, economista

“Se atribuye a la señora de Alvear, de una rica familia argentina y cuyo nombre es bien conocido en París, este aforismo: Hay dos clases de gentes: los locos y los cuerdos. En Argentina los cuerdos son los que conservan sus tierras y compran nuevas; los locos son quienes las venden” (Jules Huret, La Argentina. De Buenos Aires al Gran Chaco, Capitulo Las Fortunas y la Tierra, Paris, c.1910)

Fernando Bertello en interesante nota publicada en La Nacion, Sección Economía y Negocios (feb.21, 2011) en base a encuestas muy serias informa que los precios de los campos en la pampa húmeda Subieron 20,4% en dolares. Los resultados de 2010 – agrega - muestran alzas de hasta 25% en las tierras para agricultura.
Pero pese a tan enorme alza del precio los campos no se venden con facilidad. No hay suficiente oferta frente a una notable demanda. Los propietarios de tierra del Segundo Centenario, como del primero, prefieren en su mayoría figurar entre los cuerdos, según el aforismo de la señora de Alvear.

En la nota que da pie a estas reflexiones, escrita trascribiendo las respuestas de importantes agentes inmobiliarios, da a entender que esa reticencia a vender tierra (cuya contracara es la dificultad de otros para acceder a ella), se debe a la prosperidad de los precios agrícolas.

Esto parece completamente “natural”, a primera vista. Pero tambalea el argumento si uno se pregunta sobre qué pasó cuando las condiciones del mercado internacional eran desfavorables a los productos del campo. ¿Se vendieron las tierras? ¿Se deshicieron los propietarios de ellas por considerarlas una carga dado los bajos precios de los productos? De ninguna manera. Es que el aforismo de la señora de Alvear responde a principios muy profundos.

La oferta restringida proviene del ordenamiento legal que regula el orden económico argentino. Este ordenamiento establece como verdad indiscutible la leyenda que figuraba en una banda heráldica en la inmobiliaria Vinelli. Lucia en ella la verdad derivada del derecho positivo argentino: “No hay mejor negocio sobre la Tierra que la tierra misma”.

¿Es este principio indiferente para el orden social que establezcan los hombres? No según el Antiguo testamento, fuente de fe para los creyentes. Y no solo para los creyentes, sino para todos los habitantes de nuestro país, cuya Constitución declara en su Preámbulo que los argentinos consideran a “Dios por fuente de toda razón y justicia”
¿Y que dice esta fuente primordial? Lo que muchos creyentes ignoran o disimulan. “La tierra no se venderá a perpetuidad, porque la tierra mía es; pues vosotros forasteros y extranjeros sois para conmigo” (Levítico, 25:23)

No se practica este mandamiento en nuestro país. Uno de los encuestados por Bertello – Cristian Belaustegui, presidente de la Compañía Argentina de Tierras – explica que “la mayor revalorización de la tierra tiene como principal causa que es un refugio para el capital”. Esto si es tan grave como decisivo. La tierra, en lugar de ser fuente de vida para todos y para el conjunto social, es tratada sin preocupación como “refugio del capital”. ¿Qué dirá Dios de esto? Puede nuestra Constitución nacional que manda inspirarse en Dios avalar semejante legalidad?
.
El consultor Marcos Lanusse – otro encuestado - sostiene que aumentó la demanda de tierras, mientras la venta se vio restringida. Los especialistas del sector coinciden en que en el mercado hay poca oferta de tierras. "Hay compradores interesados y falta la materia prima. Se reconoce, en desliz del lenguaje, que la tierra es la “materia prima” de la vida, de toda vida, y de ello no se eximen los humanos. ¿Cómo es que ha llegado entre nosotros a faltar esta esencial materia prima?

Los encuestados tienen razón. Falta tierra. Pero no falta “geográficamente”, sino que escasea por efecto del derecho positivo. Si bien el censo ha revelado que somos pocos, apenas 40 millones en un territorio de casi 3 millones de kilómetros cuadrados, vivimos como piojos en costura. El 85% de la población es urbana, vive en ciudades, y dentro de estas un 25% o mas viven en “cordones de miseria”, los sin tierra. No es la geografía la que nos ha sido adversa. Es el derecho positivo.

Esto ya lo vio el señor Jules Huret citado en el copete de esta nota. Al primer Centenario recorrió todo el país y en uno de sus registros en 1910 anotó:
“La Argentina no tiene aun 7 millones de habitantes a pesar de su superficie de cerca de tres millones de kilómetros cuadrados, lo que quiere decir que su territorio es casi seis veces tan grande como Francia, cabiendo en él Alemania, Inglaterra, España, Italia, Austria y Hungría”.

Nuestro problema – considerar a la tierra como una mercancía - es la causa radical del simultáneo despoblamiento y hacinamiento argentino. Desde este irrefutable hecho, no pueden sorprender las consecuencias sociales que se han derivado. Los partes policiales diarios dan cuenta de ello.

Los vendedores buscan afirmarse en lo que piden y eso suele retrasar el cierre de los negocios dice otro encuestado."Venden quienes tienen motivos para hacerlo y saben qué destino le darán al dinero. Los que no están en esta situación, por ahora, se abstienen. Conclusión, la oferta es muy escasa". Lanuse vuelve a resaltar que “las tierras productivas (funcionan) como refugio de capital y esto alentó la demanda compradora". Un país que considera “derecho” a leyes positivas que transforman a la tierra en capital y mercancía, renuncia a figurar entre los países cuerdos para militar entre los locos.

Para Maurette – otro encuestado - “las mejores tierras fueron las que más subieron. Para la CAT los mejores campos de la zona agrícola núcleo subieron un 25% y en diciembre de 2010 cerraron en 15.000 dólares la hectárea”. Esta es la verdad económica. La social es patética. Los dueños de la tierra protestan porque “fiscalmente” se eleva el precio de la tierra de 16 pesos/ hectárea a 52 pesos la hectárea. ¿Estamos en nuestro sano juicio? ¿Hacia que destino terrible es llevada nuestra nación con semejante derecho? Leyes que permiten que algunos ganen sin trabajar lo que otros no pueden hacerlo sin arruinar sus vidas, mientras grandes masas ni siquiera pueden conseguir trabajo son leyes catabólicas –destructivas-. Llevan a la desintegración de la sociedad. Roma dio muestra de ello.

“Me da la sensación de que la oferta es cada vez más escasa y eso genera una situación de precios muy firmes", subrayó Maurette”. ¿No se advierte que estando el país materialmente vacío – sin gente – de hecho parece estar “repleto”? Un velo oscuro nubla la inteligencia argentina, renuente a ocuparse de este asunto, base de la vida, de la democracia, de la republica, del derecho correcto y la “felicidad general” aspirada al constituirnos como nación.

En la misma sección de la Nación, junto a la nota que comentamos, el Ministro de Agricultura hace declaraciones estrafalarias. El titulo lo dice todo. Dice así: “Domínguez no quiere dueños (de la tierra) extranjeros”. ¿Será el Ministro creyente en Dios, habrá leído la Biblia y la Constitución Nacional? No lo sabemos. Pero sus declaraciones como funcionario público son lamentables. Es su obligación política conocer y hacer cumplir el art.25 de nuestra Carta Magna. Esta obligado a cumplirla y hacerla cumplir. Lo habrá jurado al asumir. Nuestra Constitución en la Parte Derecho y Garantías declara: “El Gobierno nacional fomentará la inmigración europea…” El pensamiento medieval del ministro repugna al ideario de Mayo y viola abiertamente nuestra ley fundamental.

En conclusión: si no tomamos y pronto conciencia del efecto que tiene el trato dado por ley positiva a la tierra – rural y urbana – y a la renta que ésta devenga, el país cada día más parecerá habitado por locos. Y no es una metáfora.
Buenos Aires, febrero 22 de 2011

lunes, 21 de febrero de 2011

Los liberales dispuestos a tropezar con la misma piedra

INCREIBLE: Luego del rotundo fracaso del Menemato ahora los liberales argentinos se encolumnan detras de "EL ALBERTO"

REPLICA A LA CARTA DEL SEÑOR GOBERNADOR Dr. Alberto R. Saa

Contestar esta carta implica a mí entender un gran desafío, un compromiso que debiera haber sido asumido por la clase dirigente opositora, pero por razones que no vienen al caso mencionar, no fue así. Si bien fue publicada hace ya un tiempo, su contenido es de permanente vigencia, por lo tanto esta respuesta no es extemporánea.

Esta carta expresa CATEGÓRICAMENTE dos hechos que el ciudadano común no debe dejar de advertir y tener presente: 1) El clásico “discurso” o “mensaje” de la clase dirigente toda: POLITICA, GREMIAL Y EMPRESARIAL quienes, aún sin decir mentiras, expresan la peor de ellas: ocultar la verdad. – 2) EXPONE EN FORMA CATEGÓRICA E INDISCUTIBLE EL ORIGEN DE LA POBREZA, describiendo además -CON LUJO DE DETALLES - sus consecuencias. POR ESTOS MOTIVOS, ESTA REPLICA ESTÁ DIRIGIDA NO SOLO al Señor Gobernador, sino a TODA LA DIRIGENCIA POLÍTICA, GREMIAL O EMPRESARIAL, quienes se manifiestan permanentemente comprometidos en la lucha contra la pobreza, cuando que en realidad, gobiernan, legislan y trabajan para provocarla.-

TEXTO publicado en el Diario de la República, con la firma del Señor Gobernador de la Provincia
Dr. Alberto Rodríguez Saa, el día 24 de mayo de 2008, pag16 Sec. El País, bajo el título:
“ENTRE LA DÁDIVA Y EL DERECHO”
“Los especialistas en historia económica suelen destacar un fenómeno que estalló entre la segunda mitad del siglo XVII y los finales del XVIII: La extraordinaria magnitud de la transferencia de la renta agraria en beneficio de los monarcas centralistas y absolutistas, sus cortesanos, burocracias y aparatos militares. Así cobraron auge las grandes y lujosas “ciudades de residencia” de esas cortes -Viena, Londres, etc. – que comenzaron a atraer a las gentes empobrecidas del campo. Allí se inició la formación de esa enorme masa de indigentes y marginales, poco después convertidos en la verdadera “materia prima” del primer capitalismo industrial (el “capitalismo salvaje”) alimentado con el sacrificio de los proletarios – los que solo poseen prole- que una o dos generaciones atrás habían sido agricultores, chacareros. Estos proletarios terminaron siendo después presa fácil de los totalitarismos de izquierda y derecha que asolaron el siglo XX. (1)

Los centralismos autoritarios se basan en la que podemos denominar “absorción monopólica de la renta” – aquella más importante, de mas sencilla recaudación y que no pertenece a los amigos o sectores de apoyo – no para redistribuirla (para esto sirve el sistema tributario normal o regular) sino para otorgar o regalar, según la lógica de la dádiva “clientelista”
El régimen tributario en un sistema federal es coparticipable entre las provincias según los principios de proporcionalidad, equidad, solidaridad y automaticidad, y así lo garantiza el art- 75 inc. 2 de la Constitución. Esto supone que el gobierno central recauda por y para las provincias, con la finalidad de reasignar equitativa y solidariamente el producido de la recaudación entre ellas. Las retenciones -una gran máquina de succión de la renta agropecuaria – no son coparticipables, por lo que dañan al productor de dos maneras. Una directa, por que lo empobrecen, sometiéndolo a una carga impositiva total indudablemente confiscatoria. Otra indirecta, por que impide que la riqueza se vuelque sobre su provincia, en obras que también serán útiles para aumentar la propia riqueza agropecuaria, en un excepcional círculo virtuoso.

Por su parte la renta “monopolizada” por el poder central, autoritario y unitario, solo será “dada” (“dádiva”) a las gentes marginalizadas y pauperizadas previamente, y a los gobernadores amigos, aquellos que – mas por debilidad que por convicción- se hacen cómplices del sistema. Es la dádiva y no el derecho, el regalo y no la obligación, el amo que alimenta el perro, y no el administrador que busca el beneficio de los verdaderos propietarios de los bienes que administra.

Desde San Luis, en cambio, estamos exigiendo nuestro derecho, que es el derecho de nuestras mujeres y hombres del campo, pero también de las ciudades, ya que el campo, inevitablemente, enriquece a la industria y el comercio. Exigimos por la vía civilizada de la demanda ante la Corte Suprema de >Justicia, que es nuestra garantía de juricidad federal y de respeto por lo que las provincias pactamos en la reforma Constitucional de 1994, porque las provincias somos los componente de la Nación Argentina y vehículos de representación de su pueblo, como lo declara el Preámbulo de la Constitución Argentina”


REPLICA

“EL PEZ POR LA BOCA MUERE”

(1) Es exacto lo que se manifiesta en la primera parte de esta carta. Lo que no se dice es que hoy en el siglo XXI, no solo debemos contabilizar la renta agraria, sino que tiene mucho mayor importancia la renta urbana, por la rentabilidad que ofrece cada metro cuadrado de tierra en los grandes centros poblados.

(2) Lo que no se dice, es que aquella Europa, no estaba superpoblada, sobraba la tierra. Pero
tenía pocos dueños, por lo tanto, sus moradores eran expulsados hacia las ciudades imposibilitados de trabajar sobre la tierra que les pertenecía, salvo someterse a la esclavitud del DUEÑO de la tierra. Lo que no se dice, es que aquella Europa no estalló socialmente, por que encontró en América un continente vacío en donde toda esa masa de proletarios, “parias”, encontró en este continente tierra libre para trabajar y hacer la grandeza que hicieron de América.-(Irlanda, a fines del siglo XIX, fletaba buques con “proletarios” y los depositaba en las costas de EEUU) Lo que no se dice es que hoy en Argentina, y SAN LUIS no es la excepción, las mejores tierras rurales y urbanas están en manos de pocos dueños, sometiendo a la esclavitud o expulsando de esas tierras a sus moradores, dueños, empleados etc. que están imposibilitados de ejercer un trabajo digno: hoy le llamamos piqueteros o inclusión social, y tienen que vivir de la dádiva de los gobiernos, mientras que unos pocos se quedan con la fabulosa renta de la tierra: “LA ABSORCIÓN MONOPÓLICA DE LA RENTA” como el Señor Gobernador tan bien describe.
(3) Lo que no se dice, es que hoy existen “REYES” sin corona que son: gobernantes, políticos, gremialistas, dueños de grandes monopolios, terratenientes etc. y los “CORTESANOS,” que no tienen títulos nobiliarios, pero que se sirven de los “reyes” prestando sus nombres, sirviendo a sus “reyes” negociando con los dineros públicos del Estado, fruto de la corrupción que el modelo les facilita, para adueñarse además de LA RENTA DE LA TIERRA RURAL O URBANA, del patrimonio publico o privado.

(4) Lo que no se dice, es que esa fabulosa renta de la tierra concentrada en pocas manos, ya no se traducen en ciudades fastuosas, sino en edificios de propiedad horizontal, hoteles o estructuras sobre la tierra valiosa o mas tierra rural, que generan mas y extraordinaria renta. Lo que no se dice, es que esa renta de la tierra, representa entre el 38% y 40% del total de la riqueza generada por la sociedad, riqueza que se concentra en tan solo el 10% de la población. Lo que no se dice es que la tierra es redonda y ya no hay tierras libres (tienen dueño) donde estos “proletarios” de hoy puedan emigrar en busca de una vida digna a partir del trabajo digno. En la República Argentina el 80% de la población se concentra en tan solo el 4% del territorio. Lo que no se dice, es que para revertir esta inequidad, se debe respetar lo que establece la Constitución Argentina: Utilizar esa RENTA DE LA TIERRA, para solventar los gastos del Estado en reemplazo de todos los impuestos que gravan la producción, el trabajo y el capital, que le roba al asalariado el 60% de sus ingresos. Esta reforma fiscal garantiza el auténtico federalismo y la justicia Social. Señor Gobernador, señores dirigentes, esta es una realidad que Vds. NO desconocen, sin embargo cuidan muy bien de mantenerla oculta a la sociedad.

(5) En la parte final de esta carta, el Señor Gobernador afirma que en San Luis se establece el derecho a las personas mediante el “reparto “de los impuestos (que previamente le roban al asalariado) coparticipables. Lo que no dice el Señor Gobernador es que en ARGENTINA y SAN LUIS UNOS POCOS PRIVILEGIADOS en forma directa o indirecta se han quedado con las mejores tierras urbanas de la Provincia como así también millones de hectáreas de la mejor tierra rural, desalojando de esas tierras a sus moradores que hoy viven de la DÁDIVA DE PLAN SOCIAL que “generosamente” el gobierno les otorga, siempre y cuando se comprometan a seguir votándolo-mientras la fabulosa renta queda en manos de “pocas y privilegiadas manos”. Lo que NADIE DICE, es que el DERECHO DE LAS PERSONAS, ES UN DERECHO NATURAL, Y ESTÁ ESTABLECIDO POR LA INTELIGENCIA, ,TESÓN, CAPACIDAD, etc DEL INDIVIDUO EN EL TRABAJO DIGNO QUE LA LIBERTAD LE OTORGA y no la DADIVA ( “..será dada…”) de un plan social determinado por unos “iluminados” gobernantes.

(6) Dice el Señor Gobernador: “…que el campo enriquece a las industrias y al comercio….” Un concepto que genera una mala interpretación de la realidad, que está instalado en la clase dirigente y por consiguiente en la sociedad, esto es: “que el campo salva a la Argentina.”

(7) Como sociedad, somos una gran asociación en colaboración, en donde cada uno produce lo que la sociedad necesita y toma de esta lo que necesita para si. Este vasto, complejo e intrincado intercambio de bienes y servicios, como consecuencia de la infinita división del trabajo, ES LO QUE GENERA LA RIOQUEZA.

(8) ¡DETENGAMOS EL TRABAJO EN CUALQUIER COMUNIDAD Y LA RIQUEZA DESAPARECE!

(9) El campo, es un factor más de la producción y no salva por si solo a ninguna sociedad. ¿Por qué no la salvaron cuando regía la paridad cambiaria?

(10) Lo que sucedió recientemente y sucede en la ARGENTINA tiene su explicación y es consecuencia de una premeditada y PÉSIMA MEDIA ECONÓMICA tomada por el Señor Duhalde y su ministro Lavagna, que generó una rápida riqueza (exportaciones) como consecuencia del Boom de la soja y el DOLARAZO de $4.-

(11) Esta medida, generó una extraordinaria inflación que todavía está contenida como consecuencia del festival de subsidios otorgados por el Gobierno y que no es otra cosa que dilapidar riqueza a favor de grandes monopolios y que, llegado el momento de sincerar la economía la gente sufrirá las consecuencias.

(12) El campo en aquel momento, año 2002, sembró con un dólar de $1, vendió con un dólar de $4 y pagó sus cuantiosas deudas a razón de $0.40 cvos. De dólar como consecuencia de “la pesificación asimétrica” implementada por el gobierno.

(13) Estas medidas generaron una extraordinaria riqueza que se concentró en los productores y que ahora pagamos entre todos. . Pero también derramó dinero fresco en una sociedad “quebrada” como consecuencia del dólar negativo de la paridad cambiaria que agotó la generación de riqueza en el tiempo que duró.

(14) Saquemos esta cuenta: En el 1 a 1, por cada dólar que ingresaba 0.40 $ se concentraba en la exigua renta de la tierra. De los 0.60 $ que bajaban a la sociedad, $ 0.36 a través de los impuestos para el Estado. Es decir que la sociedad tan solo recibía $ 0.24 cvos.

(15) Al establecerse un dólar de $ 4. Hacemos la misma cuenta y tenemos: Concentración de la riqueza: $ 1.60 (40%) De los $2.40 , $l.40 para el Estado (60% de impuestos) a la sociedad entonces les llega neto $1.- Si comparamos entonces tenemos que de $ 0.24 cvos pasamos a $1.- lo que se tradujo en circulante de dinero y una engañosa reactivación de la economía que hoy se derrumba como consecuencia de la inflación que genera la devaluación de la moneda como salida recurrente a la que apelan los gobiernos y que será la próxima medida que tomarán para paliar la crisis en cierne que se avecina, comenzando un nuevo circulo vicioso que seguirá empobreciendo más y más a la sociedad para el beneficio de unos pocos.-

(16) LO QUE NO DICE EL SEÑOR GOBERNADOR, es de la similitud del fenómeno social de aquella Europa de hace dos siglos y la actual del siglo XXI, una similitud hoy potenciada por el progreso Social (población, ciencia y tecnología) aplicada al trabajo y la producción que genera una extraordinaria y cada vez mayor riqueza, riqueza ésta que monopolizan los dueños de la tierra, sometiendo a las masas sociales al pauperismo, la miseria y la ignorancia, generando tendencias sociales de fuerzas opuestas que hará estallar a la sociedad en pedazos como ya lo estamos comprobando y que en una actitud demagógica, de cinismo e hipocresía pretenden por parte de los gobernantes, revertir con la fuerza de la represión o regalando computadores a los niños. Preguntémonos: ¿Para que hacer estudiar a los hijos si después le negamos el derecho al trabajo? ¿Para que exigir a los hombres y mujeres a votar si después se les obliga a mendigar? En Una sociedad en donde es menester construir cárceles, saturadas de gente joven en su población, es una sociedad condenada IRREMEDIABLEMENTE a la destrucción.
Esta carta y su réplica pretenden y lo consigue mediante el razonamiento sincero, sin hipocresía, demostrar la similitud de las condiciones sociales de aquella Europa descripta por el Señor Gobernador, y esta América de hoy.

(17) Señores DIRIGENTES PILÍTICOS, GREMIALES, EMPRESARIALES, SOCIALES, PERIODISTAS, y toda aquella persona que se sienta comprometido con el futuro de sus hijos, ¿no vale la pena esta discusión, o acaso son más importante los vergonzantes, vacios de contenido e intrascendentes debates mediáticos que nos proponen, con el único propósito de la caza del voto, que les permite mantener los privilegios inmorales de poder político y riqueza de unos pocos obtenidos a partir del sufrimiento de la sociedad, la …“materia prima”… como dice el Señor Gobernador, de este capitalismo salvaje que nos imponen a través del modelo NEOLIBERAL, al que todos responsabilizan, pero que ninguno quiere abandonar? ¿No es hora de razonar con un nuevo espíritu de grandeza?

(18) Un abrazo a todos.-

(19) Jorge Omar Moriconi
(20)

sábado, 19 de febrero de 2011

UN "CUENTO DE GALLEGOS: LA CRISIS INTERNACIONAL Y LA BURBUJA INMOBILIARIA, EL ERROR DEL NEOLIBERALISMO.



La explicación de Huerta de Soto parece a un "Cuento de Gallegos".

Parte de un principio errado y llega a conclusiones erradas.

Dice: "los bancos dan un crédito y toman un "registro contable""
FALSO: "Los bancos dan un crédito y toman un titulo de propiedad en garantía mediante una hipoteca"

MEDIANTE ESTE MECANISMO TRANSFORMAN una "CUASI" MONEDA llamada "titulo de propiedad" EN MONEDA.

Este mecanismo alimenta a la burbuja inmobiliaria -o hipotecaria,o financiera internacional y a la inflación.

Como la economía neoclásica no trata a la tierra con "rentas", como si lo hace la Economía Clásica, entonces la tierra -y todo lo que este sobre ella- se transforma en fuente de especulación financiera y sube su valor.

LA ECONOMIA CLASICA -CIENTIFICA- ES ABSOLUTAMENTE DESCONOCIDA POR LOS MODERNOS ECONOMISTAS NEOLIBERALES -PSEUDOCIENTIFICOS QUE DOMINAN ENLA UNIVERSIDADES- PARA LOGRAR PERMITIR AL APORPIACIÓN PRIVADA DE LA RENTA PUBLICA, PARA GENERAR UNA SOCIEDAD JERARQUICA, ESCLAVISTA, DESIGUAL, INJUSTA Y EN PERMANENTE GUERRA CIVIL.

ECONOMISTAS COMO HUERTA DE SOTO QUE DESCONOCEN LAS CONSECUENCIAS ECONOMICAS, POLITICAS, SOCIALES, CULTURALES Y MORALES DE LA ECONOMIA CLASICA SON UN PELIGRO PARA LA HUMANIDAD.

Como buen neoliberal HUERTA de SOTO es empleado publico y la única solución la encuentra en reducir el gasto del estado.

EL NEOLIBERALISMO TRIBUTARIO SIGUE FRACASANDO EN TODOS LOS GOBIERNOS



Para que el video sea objetivo solo falta mostrar la adhesión de Kirchner a la política neoliberal en los 90 y la entrega del monopolio del cable al supra monopolio de la prensa. Y aclarar que el gobierno actual -contrariamente a lo que se sugiere- es el mas NEOLIBERAL de los últimos 25 años, que ha enriquecido a los ricos sin trabajar y empobrecido y esclavizado a los trabajadores.

Este fracaso sistémico se debe a que la economía tributaria de tipo romana -reinstalada por el Código Civil Argentino en clara contradicción al modelo rentístico de recursos del Estado de la Revolución de Mayo según su Constitución de 1853 y del Cristianismo no romano- que domina nuestras facultades de Derecho y Economía es FALSA por esta basada en dos PSEUDOCIENCIAS el “Positivismo Jurídico” que reinstalo el Código Civil y la escuela Neo Clásica –Neoliberalismo y Escuela Austriaca- .

Para volver a los principios de libertd, igualda y fraternidad de la Revolución de Mayo hay que volver al dominio de la CIENCIA JURIDICA mediante la reinstalación del “Jus-naturalismo secular” de la Constitución de 1853 y a la CIENCIA ECONOMICA de la “Economía Clásica y rentística” de la Constitución de 1853.

Estas ciencias están ausentes hoy en nuestras casas de altos estudios. Sino cambiamos esto seguirán los fracasos económicos y políticos como en los últimos 200 años.

viernes, 18 de febrero de 2011

LA TORMENTA SOCIAL PERFECTA. La traición justicialista a las ideas de Mayo de 1810.




Alejandro Dorrego, Ciencias Politicas

El problema de los "sin tierra" no se limita a el Gran Buenos Aires. Existe en todo el pais. Ver más abajo el video Cordoba: Asentamiento Costa Canale en Villa Warcalde "Urbanizar no mas Desalojos"

Cuando estalle nos vamos a "agarrar la cabeza" sin saber qué hacer ni cómo remediar los desvastadores efectos del huracán.

Mejor pensar ya en el orden legal necesario para responder a esta pregunta esencial: ¿Que leyes hay que dictar para recaudar la renta del suelo para abrir las cerradas "fronteras internas" , levantadas por la conjunción el derecho civil romano de propiedad y el desquiciador regimen de impuestos vigente?

No es un problema menor la cuestión de la tierra y el destino de su renta.

Hay millones de argentinos "sin tierra" en unaArgentina cuyo territorio permanece vacio. Este número que no se limita a los que buscan algun sitio como a los que muestra el video proveniente de Córdoba, sino que incluye a todos los trabajadores y en especial a los jóvenes que cada año se suman a la población.

Este es el problema social mayor del pais.No puede seguir siendo ajeno a los pòliticos, sindicalistas, empresarios y en especial a los que han accedido por via democratica a los distintos gobiernos en todo el pais.

¡Tierra barata y ningún impuesto al trabajo! debe ser el lema a alzar por TODOS los argentinos.

Cada partido podrá proponer diferentes caminos tras ese fin; pero todos han de coparticipar en el mismo objetivo.

Pues de la unidad tras ese propósito depende que entremos en una era de gran prosperidad o continuemos irresponsablemente empujando al país hacia una ruina final.

Buenos Aires, febrero 18, 2011

jueves, 17 de febrero de 2011

EL OCULTO TESORO PÚBLICO ARGENTINO: El secreto de la Reforma Fiscal

Por Héctor Sandler, profesor Consulto, UBA, Derecho

Muchas son las ideas, los informes y los datos que este blog -El Relativismo Jurídico en colaboración con ICE (Instituto de Capacitación Económica)- han venido ofreciendo a diario para la gente común – que es el pueblo – y para sus representantes a cargo del Estado, aclarando cual es la fuente natural de los fondos para formar el “tesoro” necesario para afrontar el gasto público. Para forjarlo de una manera que posibilite rebajar -con miras a su total eliminación como ”fuente ordinaria”- los múltiples impuestos que castigan a los habitantes de nuestro país, sin que por causa de esta eliminación haya que recurrir al endeudamiento ni menos a la inflación monetaria.

La recta comprensión de esta propuesta por parte de los dirigentes políticos, sindicales, y empresariales y el pueblo en general, permitiría sustituir al ruinoso y coactivo régimen de impuestos, vigente desde los 1930 , por un sano “sistema de recursos” para los gobiernos nacional y provinciales. Es el sistema ordenado por la Constitución Nacional, en cuanto ella pretende las plenas libertades individuales en conjunción con la prosperidad general. O sea la pretensión que en los hechos se establezca un orden económico de mercado formado y dirigido por la libre planificación de los particulares, capaz de satisfacer las exigencias de los consumidores, sin perjuicio que cada gobierno local y el nacional cuenten con lo necesario para sostener sus políticas públicas y sociales.

Esta transformación exige tres cosas:
a) abandonar el pensamiento dominante hoy embargado por la errónea idea según la cual es procedente la actual “confiscación por Estado” del producto de la actividades económicas;
b) Ajustar la política al pensamiento fundante de nuestro país, sostenido por los próceres de Mayo de 1810, para quienes la revolución económica principal consistía en eliminar impuestos y recaudar para el Estado la renta del suelo (Asamblea del año XIII y Ley de Enfiteusis) y
c) En consecuencia cambiar la legislación vigente, de modo que el Estado en sus sendas jurisdicciones se surta de recursos en primero y principal lugar de una fuente a la que jamás se debiera haber renunciado. La que se manifiesta en la actividad económica pero es la más ignorada por el pueblo y sus representantes: la creciente renta del suelo.

En términos rigurosos esta es la verdadera “reforma agraria”, la que apunta en primer lugar a recuperar la renta allí donde se da con mayor abundancia: las ciudades. De esta manera el derecho positivo comenzaría a ajustarse a lo programado por la Constitución Nacional y a las exigencias de la moral individual y social. Tendríamos un derecho positivo mucho menos coactivo y mucho más respetable. Cuando se dispone por ley (y los gobiernos la hacen cumplir), recaudar la renta del suelo, se elimina la “evasión impositiva”. Ella es imposible. Nadie puede “ocultar” el valor de la tierra que posee porque él se manifiesta públicamente en el mercado inmobiliario. Desde el momento que esta recaudación se practica, la mayoría de las malas artes económicas y los sendos chanchullos legales que le siguen, desaparecen del escenario. Y tras de esta “limpieza” en la tarea de recaudar fondos el derecho es más derecho y la moral social florece.

El supuesto argumento que se esgrime frente a esta propuesta es que la renta del suelo es insuficiente para solventar el gasto público. En este Blog se ha rebatido a ese falso argumento, que – dicho sea de paso – ignora que cada peso que se cobre en concepto de renta inmobiliaria es peso que se libera al contribuyente de la carga impositiva y esa “liberación” del suelo y del trabajo a la vez, es el mayor motor de la prosperidad económica y la paz social. Pero ningún argumento puede superar al que los “hechos manifiestan por sí mismos”.

Ya en este Blog se hizo pública la tesis del abogado Bertoldi probando como el partido de Pehuajo, provincia de Buenos Aires, puede solventar su gasto con la aplicación de pequeños porcentajes ( 1 al 3 por ciento) a cobrar sobre el valor de la tierra urbana libre de mejoras. Puede verlo el lector en esta página. Pero ahora contamos con otra información de insuperable importancia. Un magnifico estudio – trabajo hormiga – llevado a cabo en la Secretaría de Planeamiento del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

En primer lugar corresponde felicitar a todos los funcionarios y empleados de esa Secretaria. De manera tan silenciosa como ordenada viene haciendo relevamiento trimestral de los valores de la tierra nada menos que en la Capital. Los valores que se pueden ver en el informe que reproducimos son sorprendentes y debieran hacer recalar la atención y la voluntad de los dirigentes políticos y sociales sobre tan importante asunto. Es enorme el “tesoro fiscal” que yace en esos 200 km2 ocupados por la ciudad. La media, según puede leerse al comienzo, oscila alrededor de los U$S 1.419,9 el m2. Pero hay zonas que superan ampliamente esta cifra. ¿Cómo seria el orden económico en esta “ciudad Estado” si se recaudara un modesto 2% de los valores que el informe trae?.

Este debiera ser el tema central de la campaña electoral en ciernes. Piénsese que para bien o para mal Buenos Aires ha sido y es el espejo en el que el país se contempla. No digamos nada más e invitemos al lector a que analice este valioso documento. Algo más para terminar: al no recaudar ese creciente mayor valor de la tierra, los motores inflacionarios trepidan sin cesar.

Otro motivo más para abordar ya, con datos como éste, la reforma fiscal que la Argentina necesita.

Febrero 17 del año 2011

INFORME SOBRE EL MERCADO INMOBILIARIO - CABA – FEBRERO 2011 (*)

Este informe se realiza con el fin de presentar un registro completo de los terrenos ofrecidos en venta en el mes de diciembre de 2010, con un detallado análisis de las características pertinentes a este sector del mercado inmobiliario, a nivel actual y con la perspectiva de su evolución desde los registros iniciales, del año 2001. Para ello se consideran diversos indicadores, analizados en sí mismos, y cruzados entre sí para profundizar el estudio, continuando la serie de informes de mercado inmobiliario que se realiza trimestralmente.

En el primer capítulo, se toman los precios de los 1.017 terrenos contabilizados; en promedio, el valor del suelo en este trimestre es de U$S 1.419,9 el m2, lo que significa un aumento del 11,3 % con respecto al trimestre anterior. Con respecto a diciembre de 2009, hubo un aumento del 24,6 %. Las variaciones trimestrales e interanuales se estudian en base a una serie de registros iniciada en diciembre de 2001.

Variación del valor del suelo por m2 en la Ciudad de Buenos Aires en pesos y en dólares, desde diciembre 2001.



Se examina, luego, la evolución de los precios de un conjunto de terrenos que fueron registrados en venta desde relevamientos anteriores. Son 28 casos que presentan un precio promedio de U$S 1.142,5 el m2, significando una suba del 1,29 % con respecto al trimestre anterior. Luego, se toma la variable de las dimensiones de los terrenos y su implicancia en la determinación de precios, de modo que se observó que los mayores valores por m2 corresponden a los terrenos de menor extensión (entre 69 y 200 m2), los cuales promedian U$S 1.716,5.

La relación entre el valor del suelo y la distribución geográfica se estudia en la cuarta parte del informe. Para ello se toma la evolución de los precios según zonas (Centro, Norte, Oeste y Sur), indagando en la dinámica inmobiliaria de estas transacciones en detalle. Se detectó la mayor variación en la zona Centro, que presentó un aumento del 17,5 %, la cual presentó la variación más alta en las últimas mediciones, 42,5 %.

Se consideran además los datos relevantes de determinados barrios. Luego se agrega un mapa comparativo con los precios promedio del m2 para cada barrio, con su correspondiente análisis, incluyendo la comparación de los valores con el mes de diciembre del año 2009. Este estudio se complementa con el análisis de la extensión de territorio en venta por barrio, en términos absolutos y proporcionales; del que resultó Barracas como el barrio con mayor proporción del total de superficie en venta, 8,7 %.

Precio promedio del m2 en los barrios de la Ciudad de Buenos Aires. Diciembre 2010


Otro análisis que se deriva de los valores del suelo es la medición de la diferencia entre los valores máximos y mínimos de las ofertas, al interior de cada barrio. Se encontró así la máxima diferencia en el barrio de Barracas, donde el precio máximo es 23,1 veces mayor al mínimo.

La distribución puntual de los terrenos en venta, desagregados según precios, constituye otro de los componentes de análisis de este informe; y como modo alternativo de observación, se incorpora además un mapa de isolíneas de valor. Es incluido, por otra parte, la dimensión de estudio por comunas, con sus respectivos valores promedio, de los que resultó el máximo el barrio de Recoleta y Retiro, con el m2 a U$S U$S 4.501 a U$S 9.400 el m2. En cuanto a los valores mínimos se localizan hacia la zona Oeste y Sur con valores de U$S 200,0 a U$S 1.500 el m2, que se intercalan con algunos casos puntuales de ofertas de precios de los rangos medios.

Un elemento de análisis es el de cuatro ejes barriales, construidos para el Norte, Oeste, Sur y lindante a la Av. Gral. Paz. Cada uno es estudiado en las variables aplicables a la oferta de terrenos. Por otro lado, la incidencia del uso del suelo en los precios de los lotes, es examinada en base al Código de Planeamiento Urbano, el cual determina el tipo de construcción habilitado para cada distrito del territorio de la Ciudad. Son, además, estudiados los precios en cuanto a la capacidad constructiva de cada terreno.

La última variable de trabajo son las dimensiones de terrenos, pero desde una perspectiva que permite entender la influencia de las localizaciones. Esto se logra tomando como referencia determinadas extensiones, observadas de manera individual. Así, se toman todos los terrenos de alrededor de 200 m2; por otro lado los de 450 m2; los de 1.000 m2 y los de 5.000 m2, cada uno analizado en sus precios de manera particular. Finalmente, se eligió la Comuna 7 (barrio de Flores y Parque Chacabuco) para ser estudiada como caso particular, con las características de la oferta de terrenos en detalle.

(*)Fuente: Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Ministerio de Desarrollo Urbano, Secretaria de Planeamiento, Febrero 2011

miércoles, 16 de febrero de 2011

LA DECADENCIA DEL IMPERIO ROMANO ILUMINA EL MISTERIO ARGENTINO Y LATINOAMERICANO



RAUL GIRBAU, economista.

El hoy llamado continente americano fue, en su momento, la “tierra prometida” para millones de seres humanos. Aquellos que en la Europa aristocrática de fundamento terrateniente no podían encontrar “un lugar propio bajo el Sol”.

Fue a partir del Siglo XVII y con creciente intensidad, facilitada por los nuevos medios de transporte, que millones de europeos arribaron a nuestras playas para hacer una vida digna de hombres libres, cimentada en su propio trabajo. Las inmensas pampas – en Norte y Sur del continente – se le ofrecieron como “tierras libres”, fundamento imprescindible para gozar de libertad en sociedad.
Esta disponibilidad de tierra es la base material necesaria para que cada uno sea económicamente libre. La otra base imprescindible es un gobierno que no deprede como ave de presa a los individuos que viven del fruto de su trabajo. En otras palabras, escasos impuestos y tierra barata es la clave. A esto se lo vio claramente en el poblamiento de América en el Siglo XIX.

Pero este fantástico desplazamiento de millones de familias de un continente a otro, de una región en extremo “culta” a otra groseramente “bárbara”, no fue, como muchos erróneamente creen, un accidente irrepetible. Es un hecho que se ha dado, se da y se dará una y otra vez que legiones de hombres se ven oprimidos por las condiciones de su orden económico, derivadas del derecho positivo que se les aplica.

Si el derecho positivo consigue que la tierra sea barata y los impuestos livianos, el flujo de humano se reiterará. Los hombres son imparables cuando sufren opresión y visualizan otra región en la que pueden gozar de los beneficios de la libertad. En modo terminante la libertad económica, base material de todas las demás. La enorme emigración de Europa a America en el siglo XIX, la actual de México a los EEUU o la de hace poco de Alemania Oriental (Republica Democrática alemana) a la Occidental, son todos hechos aislados que reflejan la esencia que acabamos de expresar.

Acaban de publicar este Blog un análisis del Gary North, en el que este autor cita – para analizar comparativamente la decadencia de Roma con la de los EEUU – a Salviano de Marsella. ¿Por qué clamaba este cristiano en el siglo VI dC? Por la decadencia de la antes brillante y culta ciudad, nacida democrática y republicana, para devenir – increíblemente – en clasista, opresora y decadente en todas las formas de vida.

¿Cuál fueron las causas?

Según North, los depredadores impuestos y tiene razón. ¿Pero por que los sucesivos gobiernos de Roma habrían de acorralar de tal modo a sus propios ciudadanos, minando las bases de su orden social? Obvio, como ocurre entre nosotros, para hacerse de recursos fiscales, castigando al trabajo, el comercio, la producción y el consumo. En Roma la creciente legión de “gente si recursos propios”, llevó a los políticos a forjar un Estado que comenzó por ser exactor y terminó siendo asistencialista. El derrumbe no fue provocado por una fuerza externa; sino por la putrefacción interna del orden social.

¿Por qué el gobierno de Roma habría de actuar en forma tan ruinosa? Porque había dictado con anterioridad – desde la Ley de las XII Tablas (400 aC) - un “derecho de propiedad del suelo” que además de permitir su explotación (lo cual es correcto) – y esto otro fue el cáncer – facilitaba a unos pocos dueños de la tierra ser inmensamente ricos a costa que millones de sus compatriotas se volvieran cruelmente pobres. Miserables. Tal como los describe en condición de veraz testigo de su tiempo el sacerdote cristiano Salviano.

¿Acaso no explica el “caso romano” lo que ocurre con nosotros en el Siglo XXI? Lo explica cuando se advierte que los argentinos de la prosperidad decimonónica, en 1869, adoptaron como “ley civil” el derecho romano de propiedad sobre la tierra. Con esta visión (que se calla en las Facultades argentinas) todo comienza a aclararse.

A la prosperidad de fin del siglo XIX derivada de una tierra barata y bajos impuestos, por obra aquella ley civil (ver nota al art 2593 C.C.) la renta de pocos propietarios se agigantó.

Los hermosos palacios sitos en la Capital Federal lo prueban. Pero al no tomarse recaudo alguno, como en Roma, los recursos para el Estado eran insuficientes. Así, llevados de la mano por ese ruinoso sistema, en 1930 en lugar de hacer lo necesario (recaudar la renta del suelo), se actuó al revés: se creo el derecho positivo gravando al trabajo (Ley de Impuesto a los Réditos). En modo creciente y sin parar se fue gravando el trabajo, el comercio, la producción y el consumo. Desde entonces las historia argentina es un calco abreviado de la de Roma.

Colaborando con el Blog les hago llegar un fragmento de una de las obras testimoniales de Salviano. El lector preocupado puede apelar al Wikipedia y a este Blog para ilustrase sobre lo que ese valioso cristiano testimonió y, Dios lo quiera, le sirva de inspiración para pensar políticamente sobre nuestros males y en favor de la recuperación de nuestra pobre patria.



SALVIANO DE MARSELLA, Fragmento de DE GUBERNATIONE DEI
En estos tiempos ( c. 500 dC) los pobres son arruinados, las viudas gimen, los huérfanos son pisoteados; tanto que la mayoría de ellos, nacidos en familias conocidas, y educados como personas libres, huyen a refugiarse entre los enemigos [los bárbaros] para no morir bajo los golpes de la persecución pública. Sin duda buscan entre los bárbaros la humanidad de los romanos, puesto que no pueden soportar más entre los romanos una inhumanidad propia de bárbaros.
Y aunque sean grandes las diferencias respecto a aquellos entre los cuales se refugian, sea por la religión como por la lengua e incluso, si se me permite decirlo, por el mal olor que exhalan los cuerpos y los vestidos de los bárbaros, ellos prefieren no obstante sufrir entre aquellos pueblos tales diferencias de costumbres, que padecer la injusticia desencadenada entre los romanos.
Ellos emigran, pues, de todas partes y se dirigen hacia los godos, hacia los bagaudes o hacia los otros bárbaros que dominan por doquier, y no se arrepienten en absoluto de haber emigrado. En efecto, prefieren vivir libres bajo una apariencia de esclavitud que ser esclavos bajo una apariencia de libertad.
1. Para la presente traducción se han valido del texto crítico del De gubernatione Dei, editado con traducción al francés en SALVIEN DE MARSEILLE, Oeuvres, II, (=Sources Chrétiennes n. 220), París 1975. Traducción, introducción y notas de Fr. Ricardo W. Corleto

CIVILIZACIÓN Y BARBARIE, HOY Por Gary North


Más allá de las líneas de los Bárbaros
por Gary North

[Gary North es un seguidor de los economistas Ludwig von Mises y Murray Rothbard. Es un analista de la Escuela Austriaca Económica. Su formación académica formal fue en Historia (Ph.D). Desde 1974 edita un boletín de noticias financieras. Anteriormente se desempeñó como Asistente de Investigación para el congresista Ron Paul ,Diputado por Texas, USA. Su pagina es http://www.garynorth.com..Tr. H.R.S.]


Conocemos la frase, "los bárbaros a las puertas" . Ella evoca la imagen de una destrucción inminente. Los bárbaros armados en la frontera equivale a la violación y el pillaje contra el sofisticado interior. Estas imágenes se basan en la historia de la caída de Roma.

Nunca fueron tan simples las cosas en el Imperio romano de Occidente. Desde el punto de vista de del régimen de impuestos , los verdaderos bárbaros estaban puertas adentro. En la actualidad nos enfrentamos a un problema similar.

Lo que voy a describir sobre la civilización occidental no se encuentra en los libros de texto corrientes. Hablan de los fuertes impuestos y la inflación en Roma antes de Constantino (312 dC), pero no describen los detalles de la revuelta generalizada por causa de los impuestos en la Roma occidental en el siglo siguiente. Empezando a más tardar a finales de los años 300 para continuar hasta la caída de la ciudad de Roma en el año 476, la carga de los impuestos fue tan grande que en ocasiones los residentes preferían a los bárbaros que vivir bajo el gobierno de Roma.

LA REBELIÓN CONTRA LOS IMPUESTOS EN EL SIGLO V
En 440 dC, Salviano, conocido en Occidente como "el presbítero," escribió un libro cuyo título se traduce como "El Gobierno de Dios". Contiene una evaluación de la carga fiscal que agobiaba a los romanos. Salviano vivía en lo que se conoció más tarde como Trier o Treves. Su descripción de la carga fiscal merece una mayor difusión.

Pero ¿qué otra cosa puede desear esta gente miserable que padecen una incesante, e incluso destructiva carga de gravámenes fiscales públicos. Para ellos siempre hay una inminente , inquietante y pesada prohibición para ganarse la vida. Abandonan sus hogares para no ser realmente torturados en sus casas. Buscan el exilio para no sufrir la tortura. El enemigo les es más favorable que los recaudadores de impuestos. Esto queda demostrado por el mismo hecho de huir al enemigo con el fin de evitar el peso de la recaudación de los pesados impuestos. Esta recaudación fiscal dura e inhumana, no obstante, hubiera sido menos pesada si todos la tuvieran por igual y en común.

La fiscalidad es un hecho aún más vergonzoso y gravoso, cuando no todos soportan por igual la misma carga. Los tributos cargan a los pobre con impuestos que no pagan los ricos y los más débiles soportan las carga que corresponderían a los más fuerte El sistema que Salviano describe es un sistema fiscal era verdaderamente regresivo.

Los pobres pagan, los ricos no. Esto no era lo que los economistas modernos describen como los impuestos regresivos, que definen como el mismo porcentaje de impuestos, o la fiscalidad plana, como en el caso de los impuestos de ventas. El economista moderno, siguiendo el ejemplo del político moderno, define como impuesto "regresivo" al "no progresivo", es decir no escalonado. Con los impuestos en vigor que recaen sobre la renta escalonada, la gente más rica paga un mayor porcentaje por sus ingresos que el que los pobres pagan, cuando no pagan nada, aunque esto último es raro. Pero el l sistema escalonado tiene otro efecto: consigue votos.

Salviano estaba tan indignado por este sistema que él rechazó como errónea la tesis de que Roma fuera inocente y por lo tanto que las invasiones bárbaras fueran causada por una injusticia divina. En materia de impuestos los bárbaros, no Roma, eran los realmente civilizados.

¿No pensamos que somos dignos de grave sanción divina cuando así se castiga constantemente a los pobres?¿Creemos que siendo siempre malvados, Dios dejará de ejercer su justicia contra todos nosotros?¿Tan grandes males no acontecerán sino por nosotros mismos? Los francos desconocen esta penuria. Los hunos tampoco la padecen. No hay agravios entre los vándalos ni entre los godos. Tan lejos están los bárbaros de tolerar semejantes injusticias que entre los godos ni siquiera los romanos que viven entre ellos las sufren.
Cuando los bárbaros invadieron alguna ciudad no impusieron una confiscación general seguida de una desgravación fiscal. El pueblo se regocijaba después que el inicial pillaje terminara.

Por lo tanto, en los distritos tomados por los bárbaros, entre los romanos que en ellos viven nace un deseo: nunca más verse en la necesidad de volver a caer bajo el dominio romano. En Roma el principal y general pedido del pueblo romano es que se les permita llevar a cabo la vida que llevaron con los bárbaros. Se preguntaba Salviano ¿por qué los godos no son conquistados por la parte de nuestra población romana que viven bajo su dominio? ¿Por qué prefieren, en cambio, seguir viviendo entre ellos a volver con nosotros?. Nuestros hermanos, por lo tanto, no sólo están totalmente dispuestos a huir de nosotros, sino que incluso nos echan a un lado para poder huir hacia los bárbaros.

Se trataba de una revuelta fiscal. La presión fiscal había crecido de manera tan grande que la conquista militar de los bárbaros fue vista por muchos residentes del Imperio como su liberación económica. La libertad era posible más allá de la frontera, entre las hordas bárbaras.

CENTRALIZACIÓN ESTATAL
El Imperio Romano había centralizado su poder durante cinco siglos cuando Salviano escribió lo citado. La República hacía tiempo que había sido reemplazada por el Imperio. Los ingresos del Imperio habían sido conseguidos en los primeros siglos de la conquista. Los pueblos derrotados pagaban la mayor parte de los impuestos. La rica aristocracia creció aun más en riqueza con ingresos derivados de la venta como esclavos de los pueblos vencidos. Los pobres de la ciudad de Roma eran comprados cada vez más mediante el famoso “pan y circo”. Esta manipulación para comprar voluntades era financiada con los impuestos o la generosidad de los aristócratas enriquecidos por las conquistas y buscadores de votos.

Llega un día en que el parásito comienza a drenar hasta el fondo la fuerza del cuerpo que lo recibe. Eso fue lo que el Imperio estaba haciendo en los años de Marco Aurelio (121-180 dC), una figura querida por los historiadores modernos, porque era un filósofo. Pero también fue el perseguidor de los cristianos y el director de un imperio que había llegado al límite de su rentabilidad. La centralización que siguió económicamente fue ruinosa.

La vida mejoró para los residentes en provincias después de la caída de Roma. Thomas Schmidt cita el libro de Joseph Tainter The Collapse of Complex Societies (1988)[El Colapso de las Sociedades Complejas ]. Schmidt escribe:

“El nivel de vida de los ciudadanos en los nuevos reinos góticos en realidad aumentó después de la caída, pues la carga de apoyo del Estado central desapareció y los impuestos que los ciudadanos pagaban fueron recaudados por los gobernantes locales que aportaban algo de protección a cambio de sus exacciones”.

Una de los grandes puntos débiles de las descripciones al uso sobre la Edad Media es comparar la pobreza de las provincias con la riqueza de la ciudad de Roma, en los comienzos del Imperio. Esto es completamente engañoso. La comparación debe ser entre las provincias en el primer siglo con las provincias o cinco siglos más tarde. La condición del siervo era mejor bajo el sistema feudal de la llamada "edad oscura" que la del esclavo en la época de Augusto. La agricultura era más eficiente, debido a la rotación de cultivos. La metalurgia era más avanzada . Es verdad que la construcción de carreteras no era como en el esplendor de Roma. Pero en este caso los caminos eran una obra más derivada de la actividad militar que del efectivo comercio.

El historiador económico Robert Latorre ya en 1956 sostuvo que, comparando las condiciones económicas en el corazón de Europa Occidental del antiguo Imperio Romano con las que existían durante la Edad Media, eran mejores las de esta última. Otro historiador de la economía, Rondo Cameron, hace dos décadas escribió que "la Europa medieval experimentó un florecimiento de la creatividad tecnológica y el dinamismo económico que contrasta fuertemente con la rutina del mundo mediterráneo en la antigüedad".

No hay duda de que la ciudad de Roma se derrumbó. Puede que haya habido hasta medio millón de residentes en la Roma de César Augusto , en los días de Jesús. Pero en el año 800, había menos de 20.000. El sistema feudal de Europa occidental no era favorable a la concentración en grandes urbes y ni a la centralización política. La producción fue local. El fisco era local.

Conclusión: menores impuestos incrementaron la libertad. La libertad económica alientó el progreso económico. Pero esta real historia aún no ha sido aún recogida en los libros de texto de historia.

EL PRECIO DE LA LIBERTAD
Piense en una familia en los días de Salviano. Las familia fueron bloqueadas en su posición social por el derecho romano, que fijaba impuestos. Ellas no podían escapar de estos impuestos. Legalmente no podían salirse del la jurisdicción fiscal a la que estaban asignadas . Generación tras generación estaban atrapadas en una malla legal y fiscal. Los impuestos empeoran la condición de las familias y la producción cayó.

Una familia podía evadirse. El marido cruzaba los límites llevando a su esposa e hijos al campamento de los bárbaros. Los bárbaros podían robar lo que la familia poseía, pero cruzando la línea de frontera, los ciudadanos romanos gozaban de mayor libertad.

Estos principios se han reproducido entre nosotros. El gobierno de Estados Unidos mantiene un derecho sobre los ingresos devengados por sus ciudadanos, sin importar donde vivan. Los ingresos salariales obtenidos fuera de las fronteras de los Estados Unidos por encima de unos 90.000 dólares al año son gravados como si se hubieran ganado dentro de las fronteras nacionales. En contraste, una familia que cruzara la línea de frontera hace 1600 años se escapaba de la jurisdicción de los recaudadores de impuestos de Roma.

El dolor causado por los impuestos en los tiempos modernos ha sido insuficiente para crear algo parecido a un éxodo desde los Estados Unidos. Los votantes se quejan, pero no votan con sus pies. Sin embargo todavía hay gente pobre que trata de entrar en los Estados Unidos y otras naciones occidentales. Para esa gente, cruzar esa frontera es como cruzar la línea de la barbarie en el año 400 dC. Pese a lo dicho, a libertad es mayor aquí.

Sin embargo, como los impuestos y los controles aumentan, los votantes se están dando cuenta de que no hay escapatoria. El crecimiento económico no va a reducir la carga global del estado moderno de “bienestar y guerra”. Los políticos siempre tienen planes para gastar más dinero que el que rinden los impuestos sobre los productos. El gobierno también puede seguir gastando sin aumentar impuestos porque hay prestamistas que transfieren su riqueza al Estado, sobre la base de la promesa que el gobierno pagará la deuda. Estas transferencias aumentan la probabilidad de la inflación monetaria, la que permite al gobierno canjear las viejas deudas por otra nueva a una tasa de interés inferior al del mercado.

Los residentes en Occidente se contentan a sí mismos con la ilusión de lorar una seguridad para toda la vida. Ellos creen que las promesas de sus gobiernos son fiables - tan fiables que hacen planes para obtener una jubilación confortable a expensas de los contribuyentes pagadores de impuestos.

Estos contribuyentes a su vez esperan que los prestamistas proporcionen al gobierno los recursos necesarios para que pueda cumplir con la montaña de promesas. Al mismo tiempo los prestamistas están convencidos de que siempre hay una fuente de riqueza sin explotar - los futuros contribuyentes – lo que permitirá al gobierno escapar de la quiebra.

Hoy el precio de la libertad es suspender esta falsa creencia. Se constata ésto al ver que cientos de millones de votantes en Occidente planifican su futuro en términos de una” imposibilidad estadística”.
Los occidentales están disfrutando de una libertad semejante a la del adicto a las drogas. Alivian el dolor actual por la ingesta de una sustancia que distorsiona su sentido de la realidad. Cuanto más dependiente se vuelve de esta sustancia - ilusión estadística - más necesita de la droga para persuadirse que el día del juicio final no llegará a su vida.

Desde diciembre de 2007 los gobiernos nacionales han aumentado considerablemente su nivel de la deuda pública. Los bancos centrales han aumentado la cantidad de moneda fiduciaria emitida por estos gobiernos y sus agencias. Los prestamistas han cooperado con este gasto masivo mediante la reasignación de sus carteras de inversión. Se ha transferido el dinero bajo su administración a los gobiernos nacionales sobre la base de promesas oficiales que , claramente, no se pueden cumplir. ¿Por qué han hecho esto? Para evitar los riesgos que acarrea la existencia de mercados de capital privado.

El sector integrado por los titulares de créditos privados pueden legalmente hacer promesas similares, pero no por medio de la frase de marca registrada, "plena fe y crédito del gobierno." Estas palabras en el mundo de la inversión privada es equivalente al trafico de las palabras: "Por supuesto que ahora, por la mañana,respeto la palabra.."

LA FRONTERA DE LOS BÁRBAROS
En la mitad occidental de finales del Imperio Romano, los bárbaros eran los invasores temidos por aquellos que vivieron de los ingresos fiscales provenientes de los ciudadanos esclavizados. Desde el punto de vista de los contribuyentes en el corazón del Imperio, los bárbaros eran los libertadores. Ellos ofrecían una barrera que se alzaba entre los ex-romanos y los recaudadores de impuestos enviados por el gobierno central.
Cruzar la línea de los bárbaros fue una propuesta arriesgada. Nadie sabía cómo iba a ser tratado al cruzar a través de esa frontera. Nadie sabía qué clase de vida que podía hacer en el otro lado. Pero todo el mundo sabía que la presión fiscal se reduciría y de forma permanente.

Hoy en día, el imperio de Occidente ha perdido el control de las fronteras. Hay jurisdicciones extranjeras más allá de las fronteras que ofrecen el mismo tipo de libertad que ofrecían los bárbaros en el Siglo V. Sin embargo, los contribuyentes están satisfechos con su situación actual. Y ¿por qué no? Están viviendo sus vidas en un ambiente de deuda pública. Al igual que en los fumaderos de opio de la China en el siglo XIX, cuando los británicos los promovieron como una forma eficaz para reducir la resistencia de las masas chinas. Semejante a esto es cavar el foso de la deuda pública. Los gobiernos extienden su control sobre las vidas de sus ciudadanos que no ofrecen resistencia.

El sistema ha funcionado magníficamente en cada nación en la que ha habido un banco central con licencia del gobierno. La deuda se expande, la base monetaria se expande, la lista de las promesas se expande, y el poder adquisitivo de la disminución de las monedas disminuye. Los contribuyentes están satisfechos con este ordenamiento institucional pues les parece que las cuentas nunca se vencerán. La oferta de nueva deuda está siempre disponible a bajo costo para los usuarios.

Los usuarios más adictos de todos son los representantes políticos, los miembros del Congreso. Ellos extienden las facultades del gobierno central sin oponer una resistencia significativa. En nombre del pueblo, y por el pueblo, como representantes del pueblo, el Congreso vota cada vez más a favor de la redistribución de la riqueza. Se financian estos gastos mediante una promesa y un lema: ".La fe y el crédito de los Estados Unidos"

Karl Marx estaba equivocado. La religión no es el opio del pueblo. La deuda pública sí lo es. La verdadera fe de Occidente no es la fe en Dios. Es la fe en la fidelidad a los gobiernos - el gobierno de Estados Unidos por encima de todo.
Los votantes no van a poder escapar a través de la frontera de los bárbaros. Seguirán soñando los sueños que sueñan los comedores de loto.

El imperio se expandirá hasta que un buen día, el precio de la obtención de nuevos suministros de los aumentos de la deuda se incremente. Como las tasas de interés suben en todos los ámbitos, en una nación tras otra, los bancos centrales tendrán que decidir si siguen aumentando la fuente de la ilusión: el dinero fiduciario. Los bancos centrales son los prestamistas de última instancia.

Esta es la amenaza: la adición al dinero fiduciario. Al igual que el azúcar en polvo de la heroína, así es el dinero fiduciario. Viabiliza a la droga. Posibilita la acción de la sustancia narcótica para reducir el dolor causado por la realidad.
Pero la indomable realidad se entromete con venganza. Si los bancos centrales siguen proporcionando la ilusión de la riqueza, es decir, la ilusión de capital barato, los adictos a la deuda permanecen en un estado de estupor parcial. Pero el dolor no desaparece. La retirada ha comenzado, y todo el azúcar que se agrega en polvo en la fuente de la heroína aplazará al dolor por mucho más tiempo.

Los síntomas de la abstinencia fue dolorosa ya en 2008 y 2009, cuando las cosas difíciles fueron imposibles de obtener a un precio mayor. Los bancos centrales añadieron nuevos suministros de azúcar en polvo. El Congreso votó dos rescates masivos: a finales de 2008 y principios de 2009. Los prestamistas han cooperado suministrando la materia dura, pero la Reserva Federal vierte el azúcar en polvo como nunca antes. Los adictos regresaron a sus sueños.
Los usuarios que por fin ven su situación real son los desempleados. Están recibiendo su dosis de metadona mensual del Congreso, pero la ilusión de la seguridad se ha ido. Ellos están en el estado de recibir dosis de mantenimiento del dolor, no el del sueño de los comedores de loto.

CONCLUSIÓN
Los ciudadanos de Roma en Occidente sufrían una dolorosa situación en el Siglo V. La vía de escape fue la frontera bárbara. Algunos reunieron el coraje para cruzarla. Los que se quedaron en su localidad optaron por otros pasos fronterizos más cercanos. Ciudad por ciudad, los ciudadanos de Roma pasaron a ser residentes en tierras paganas. Los recaudadores de impuestos romanos no llegaron más a esos sitios.

En la actualidad, las regiones fronterizas se van convirtiendo en adictas a la deuda. Los países asiáticos ya tienen sus bancos centrales y están trabajando duro para transferir riqueza a los sectores favorecidos por los políticos. La adicción al dinero fiduciario crece. La inflación de precios sigue de cerca.
Los “comedores de loto”, finalmente descubrirán que la fuente de sus sueños ya no son viables.

Si usted decide quedarse donde está, sería prudente deje de inhalar el humo en las casas de la deuda y esté listo para sufrir los dolores de la retirada de sus vecinos y colegas. La retirada llegará.

25 de enero 2011

domingo, 6 de febrero de 2011

Economista y Abogado que desconoce el sistema rentistico de recursos del estado es un peligro para la humanidad.

Georgismo Profundo

Fred Harrison . (Nuevo aporte a su Declaración de la Misión para Nuevo Año)



"La regresión de la civilización, después de un período de avance, puede ser tan gradual que no llame la atención en el momento. De hecho, muchos de los errores producen una disminución de los ascensos. ... Muchas cosas ... indican que nuestra civilización ha alcanzado un punto crítico - a menos que un nuevo comienzo se haga a favor de la igualdad.
La desigualdad es el necesario resultado del progreso material, allí donde la tierra está monopolizada. La desigualdad no puede ir mucho más allá sin que nos introduzca en una espiral descendente facil de comenzar y muy difícil de parar ".
Henry George. Progreso y Miseria, pp 292-293



MENTES CERRADAS
Yo no soy el único en pensar que nuestra civilización global está cerca de SU declinación terminal. Véase, por ejemplo, Vivir en el Fin de los Tiempos (2010) de Slavoj Zizek. Pero Zizek esboza la evidencia desde una perspectiva marxista. Él no ofrece una visión suficientemente matizada de las causas raígales. El mundo está corriendo a través de una depresión con pocas opciones de "recuperación" para cualquier cosa que pueda parecerse a la normalidad y el crecimiento sostenible.

Creo que, dado el carácter rentista de nuestra civilización, una crisis de tipo guerra mundial, es necesaria como evento catártico que ofrece un respiro al estrés. En la actualidad existe un contendiente para la fecha regresiva que comenzo el: 9 de enero de 2011. Robert Gates, secretario de Defensa de los EE.UU., al referirse a las armas de destrucción masiva que se están desarrollando en China, declaró: "Ellos tienen un claro potencial para poner un poco de nuestras capacidades en situación de riesgo. Tenemos que responder de manera adecuada ". El rearme de Occidente va a comenzar ahora. No hay tiempo que perder ...

El legado de nuestra cultura es la santificación de la tierra y la renta como propiedad privada. Es casi una blasfemia mencionar siquiera esas palabras en el contexto de la reforma. Nuestra sociedad se ve lisiada (conductual y teorícament) por reverenciar a la que es la institución más perniciosa inventada por los seres humanos. Explicar por qué esto es así, en términos clínicos, es el más difícil de todos los desafíos. La gente ha sido educada en un estado de negación, el dolor asociado con el asalto a los derechos comunes reprimió nuestra conciencia colectiva.

En un nivel profundo, los gobiernos son actores sociales que favorecen a quienes se apropian de la renta del suelo.. Es por eso que tienen que mantener el control de nuestras mentes haciendo hincapié en su propia versión de los acontecimientos mundiales, no importa cuán alejados de la realidad sean sus relatos.

Ahora he desechado mi enfoque peatonal a escribir sobre el paradigma georgista, para poder ir más profundo, mucho más profundo. Tenemos que abrir las mentes de las personas. Necesitamos articular el Georgismo Profundo. Pero eso no será suficiente ....



TERAPIA DE SHOCK
En la Parte I de mis reflexiones en mi Declaración de la Misión de Año Nuevo, hablé de filosofías milenarias. Estas se utilizan para negar las causas de problemas de la sociedad, pero también como terapias (para reprimir los traumas de la modernidad). Para lograr un avance para constituir un mundo desde el punto de vista georgista, lo primero a hacer es ayudar a la gente a abandonar las filosofías a las que aun se aferran. Pero se presenta un problema: no hemos logrado ofrecer una alternativa viable.

• A pesar del colapso del experimento marxista en la URSS, muchas personas todavía creen que una sociedad socialista es posible.
• A pesar de la bancarrota del sistema bancario occidental en el 2008, muchas personas todavía creen que una sociedad capitalista es posible.

¿Qué se necesita para liberar a personas de doctrinas tan disfuncionales? Ellas han de limpiar sus mentes - para decirlo crudamente. Y, dadas las realidades del mundo global (escala de los problemas, y el tiempo que resta para aplicar remedios sanadores) necesitamos estudiar las tácticas de la terapia de choque.

¿Qué podría parecer ésto en una sociedad democrática? Pero, si incluso pudiéramos atraer a la gente a cuestionar sus sistemas de creencias, ¿estamos en condiciones de brindarles el apoyo que necesitarian para el nuevo proceso?

GEORGISMO MOVILIZANTE
En la actualidad, los activistas del movimiento y las instituciones trabajan de forma aislada. Acepto que esto no es probable que cambie. Sin embargo, todos podríamos golpear por encima de nuestro peso si estuviéramos unidos. ¿Cómo puede lograrse esto? Necesitamos un sitio web central al que el público pueda acceder rápidamente a
• cosas a hacer: cómo crear una iniciativa política, y
• cómo unirse a la organización georgista de su elección.
Un sitio web central que

(A) fuera el pabellón para oportunidades de aprendizaje a distancia disponibles en sitios web administrados por Alanna Hartzok y Davis Lindy;
(B) ofreciera orientación sobre cómo iniciar la acción política: abastecimiento de cartas pro- forma a las que las personas pueden adaptarse y correo postal o electrónico a los gobiernos o los periódicos;
(C) orientara a las personas para una petición de la IU a la ONU por una Declaración Universal de los Derechos Humanos.;
(D) proporcionara ejemplos de actividad practica, como el trabajo de campo Josh Vincent en Pennsylvania;
(E) identificara a las organizaciones georgistas nacionales para inscribir nuevos afiliados;
(F) identificara iniciativas en el Sur Global, como la de Managua;
(G) publicara enlaces con las correspondientes películas de YouTube.

Pero ¿por qué gastar dinero en otro sitio?
Dos de ellos han ingresado recientemente en la serie de estos sitios: mi sitio blog (http://www.fredharrison.com/), y el sitio web del Land Research Trust (http://www.landresearchtrust.org/). Pero ningún sitio puede satisfacer las complejas necesidades de una audiencia potencialmente global.
El sitio web central proporcionaría acceso instantáneo a la rica variedad de recursos disponibles en Internet. Estos van desde fabulosos artículos académicos Mason Gaffney, el archivo único Ed Dodson de materiales históricos, y la ecléctica oferta en el sitio de la IU. ¡Pero no hay nadie demandado un sitio central en la web!

Lo que me lleva a la cuestión de la crisis: ¿cómo movilizar a la gente, en masa, de manera que se los dirige a una ventanilla única , disponible en todo el mundo, proveniente de fuentes georgistas?

El mundo necesita lo que Mason Gaffney llamaría un Gran Despertar. Un sitio central en la web debe ponerse en marcha en colaboración con una iniciativa de gran éxito, una con el potencial capaz de despertar a la gente. No podemos dejar ese evento a las fuerzas del azar, o a lo sobrenatural. Alguien tiene que proponer, y empujar un proceso de concientización.

Si alguien tiene una propuesta de tal iniciativa, por favor que nos la díga..
Las pruebas para evaluar una iniciativa exitosa son: a) ella debe ser adecuadal a la magnitud de los problemas del mundo, y b) que, si bien no puede dar plenas garantías, la iniciativa debe ser tal que todos supongan que, en principio, podría funcionar,.

La iniciativa debe ser capaz de transformar la comprensión de la gente acerca de la importancia de la tierra. La tierra tiene que ser nuestro punto de partida, precisamente porque las personas no saben cómo evaluar el impacto de la propiedad de la tierra en sus vidas. Pero para empezar, los georgistas necesitamos cambiar nuestro propio enfoque . Hemos estado demasiado dispuestos a aceptar la tenencia privada del suelo como normal. Tenemos que convencer a la gente que el sistema de propiedad absoluta de la tierra – sin un sistema fiscal ético - es inaceptable. También debemos hacer hincapié en que los sistemas de arrendamiento son igualmente inaceptable si (como en la China de hoy) se permite la privatización de los ingresos por alquiler.

TERAPIA DE CHOQUE
La iniciativa de la tierra necesita golpear, para desplegar el poder de romper el estado de negación que típico de las mentes traumatizadas. Pero la terapia de choque, por sí sola, es insuficiente. Los analistas políticos que colorean las opiniones de los políticos y de los líderes de opinión tienen que estar convencidos que nuestra estrategia de transformación se sustenta en una ciencia confiable. Todavía queda mucho por hacer , aprender y escribir.

Las ciencias sociales necesitan un conjunto de herramientas para sus diagnósticos, lo que permite a los analistas sacar conclusiones sólidas sobre el estado de salud de nuestra civilización global. Podemos aprender de los psicólogos, que utilizan un manual de diagnóstico elaborado por la Asociación Americana de Psiquiatría llamado DSM-IV. Actualmente estoy escribiendo sobre la necesidad de estos instrumentos de diagnóstico en el ámbito de las ciencias sociales. Estas herramientas son necesarias para determinar si el modelo social originado en Europa es tan disfuncional que colapsará bajo las tensiones generadas por su propias estructura patológíca.

Nosotros no entramos en 2011 con las manos vacías.
Importantes iniciativas están en circulación. Una de ellas es el lanzamiento de una película de 25 minutos sobre la crisis ecológica, recien terminada, llamada The Killing Fields. Esperamos darle una proyección en los BAFTA, en Londres. La película expone la relación entre el valor de la tierra y la extinción de especies en nuestro planeta.

Vida en la tierra. Por favor, piense en esto y envie sus opiniones a Dave Wetzel de la IU (davewetzel.theiu @ gmail.com). Se ha ofrecido para recibir propuestas que intensifiquen nuestras actividades.
31 de enero 2011

miércoles, 2 de febrero de 2011

CARTA ABIERTA A MARGARITA A STOLBITZER

Estimada conciudadana:
Vayan a ud. mis más sinceras y entusiastas felicitaciones por su escrito “Todos, con derecho a la vivienda” (CLARIN, 31-I-11). Más adelante, si me lo requiere, y con puro ánimo de colaboración para con nuestra Patria, podré hacerle algunos comentarios a su escrito, sin más afán que perfeccionar algunos conceptos necesarios para la posible concreción de sus propuestas. Todos, democráticamente, debemos colaborar en el indispensable esfuerzo para apartar al país del ruinoso camino en que “tirios y troyanos” lo han colocado a lo largo de la última centuria. Lo importante es destacar que en amplia mayoría lo han hecho por no haber tenido conciencia de la importancia del asunto abordado por usted.

El principal motivo de mi felicitación es el hecho que usted, como candidata en las próximas elecciones, ha puesto sobre la mesa de discusiones el más básico de los problemas del orden social argentino.
Ninguna sociedad humana - so pena que incurrir en autodestrucción - puede eludir la tarea de conocer y tratar la cuestión primaria para la vida material de todo individuo y la sociedad: el régimen legal de acceso a la tierra.
Ni ninguna sociedad ha de prosperar sin acertar a legislar adecuadamente sobre el destino de la renta del suelo destinándola a formar el tesoro con que afrontar el gasto público. Tomada esta medida, se pueden eliminar los actuales impuestos y poner fin a la emisión falsa de moneda (inflación). Es indispensable hacerlo porque impuestos e inflación son pésimos recursos para gobernar. Con ambos se castiga al trabajo, a la inversión de capital real, al comercio y al consumo.
La historia prueba que un orden político tan poderoso como el de la antigua Roma se autodestruyó por su sistema de propiedad de la tierra y el régimen de impuestos adoptado.

¿Por qué habríamos de escapar nosotros a ese fatal destino tras haber establecido en el año 1869, vía Código Civil, el derecho romano de propiedad del suelo (parágrafo Quinto de la nota al Art. 2503 del CC)?

Para colmo, nuestro “deletéreo régimen de impuestos” toma como principales hechos imponibles el trabajo, la ganancia y el consumo. Un verdadero atentado contra la prosperidad individual y social. ¿Cómo evitar que existan legiones de “carenciados”, se incremente cada vez más el nivel de pobreza y contra lo ordenado por el Art.25 de la Constitución, de hecho se haya cancelado la inmigración a nuestro país cuando éste permanece escandalosamente vacío?

¿Cómo impedir que como consecuencia inevitable de aquellos dos grupos de leyes, los argentinos consideren a la trata con “la tierra el mejor y más seguro negocio de la Tierra?.

Estimada amiga, que la tierra sea tratada como cosa in comercio y la gente lucre con ella obteniendo con su compraventa más ganancias que con ningún otro trabajo, tiene lamentables costos. A la cabeza la emergencia de millones de hombres, mujeres y niños hacinados en el seno y en las orillas de las ciudades más importantes. El resto del territorio argentino está vacío, poblado con menos de 1 h/Km2. ¿No se vé que ese hacinamiento, esa falta de trabajo para millones y otra cantidad mayor de “ñoquis” sobreviviendo en o del aparato del Estado nacional y provincial, tienen una única causa? Estos efectos son el resultado del alto costo del suelo y la abrumadora carga impositiva. Por ello abaratar la tierra y eliminar los impuestos es la clave de la recuperación argentina.

El tema por usted abordado exige el análisis de un doble sistema jurídico:
a) del sistema legal de acceso a la tierra (Código Civil) y
b) del régimen legal de impuestos, cuya matriz fue la “provisoria” ley de impuestos a los réditos, dictada en los 1930 por un gobierno sin suficiente base democrática e ideológicamente conservador de los intereses de los terratenientes.

Las consecuencias jurídicas, económicas, políticas y culturales de ambos sistemas, en su intrincada relación en feed-back con otros fenómenos, explican el triste panorama actual argentino.
Dominando la cuestión central de la cual usted se ocupa se aclara por qué con ese doble sistema legal es imposible concretar el ideario promovido por los radicales en los 1900 (la democracia política).
La misma maligna conjunción de los dos sistemas explica la imposibilidad de concretar, de modo estable, un “orden socialmente justo”, propiciado por el peronismo a mitad del siglo XX (la democracia social).
Esta “conjunción legal maligna” es descuidada por los estudiosos. Se lo digo como profesor universitario en ciencias sociales.

Este abandono ha dado lugar al legislar “bondadoso” en la forma y “oportunista” en la ocasión, pero siempre chapucero, el que ha fabricado una verdadera “maraña legislativa” que arruina la libertad individual, imposibilita la igualdad y sustituye a la necesaria fraternidad por un manifiesto encono de todos contra todo.

Con toda cordialidad vuelo a reiterarle mis felicitaciones, quedando a su disposición para lo que estime de utilidad.

Dr. Héctor Raúl Sandler
Profesor Consulto, Derecho, UBA
Diputado de la Nación (m.c.)

PD: Me permito remitirle un reciente trabajo hecho por un doctorando en Derecho, revelando la verdad verdadera respecto al Partido de Pehuajó, su provincia. Este estudio es una biopsia del orden argentino actual y sugiere a las claras la necesidad de extenderlo a todo el país. Por su prístina verdad debiera ser la “base” del pensamiento político argentino, sin excepción y sin perjuicio de las diferencias de partido, generadas por otros motivos, sentimientos e ideales. Vale.



Todos, con derecho a la vivienda
Clarin 31/01/11 Es imprescindible alentar un pacto social de la tierra, para terminar con los que hacen negocios (políticos o económicos) con las necesidades de la gente. Un acuerdo que contemple acceso, título, infraestructura, crédito y medio ambiente.

Por Margarita Stolbizer

Argentina es el octavo país del mundo en cuanto a su extensión territorial. Sin embargo, es uno de los menos poblados y el 80% de sus habitantes vive en el 1% de su territorio. Sin duda, l a riqueza principal de nuestra Nación es su tierra y lo que ella puede sostener y producir .

Existe un remanido discurso sobre la distribución de la riqueza . Muchos exponentes son los mismos que, desde la función, en los tiempos de mayor bonanza, exhiben como resultado el aumento de planes sociales (se llamen como se llamen), focalizados, clientelares y nada transparentes, que mantienen la pobreza y ensanchan la desigualdad .

El principal error en la discusión de una política distributiva es olvidar que la riqueza no es plata, sino acceso a posibilidades, capacidades, condiciones e instrumentos para producirla; el capital, el trabajo y la tierra. Por eso es un error responder a las ocupaciones ilegales con la Gendarmería, en lugar de hacerlo con planes de distribución y acceso a la tierra, además de usar la fuerza del Estado para garantizar todos los derechos a todas las personas, la seguridad y la paz.

Este gobierno demostró incapacidad para administrar los recursos estatales priorizando a los más necesitados. También ha mostrado torpeza en el manejo del orden público y en la ausencia de una fuerza pública confiable después de ocho años de llegar al poder.

¿Cómo hacer para que en una nación con el extraordinario potencial que la nuestra tiene, dichos beneficios puedan ser distribuidos y aprovechados de manera más justa por todas las personas que habitan nuestro suelo? Se requiere consenso para alcanzar la equidad distributiva sobre tres pilares:

1. Disminuir sustancialmente los altos porcentajes de trabajo informal , a través de una política seria y sostenible de acuerdos entre el sector público y el sector privado, reglas de juego claras y una firme acción del Estado, con transparencia, para promover la inversión productiva. El empleo en negro limita al trabajador en su capacidad de negociación, baja los niveles de protección y dignidad, impidiéndole acceder, entre otras cosas, a un buen servicio de salud y a un crédito para su propio ascenso social.

2. Argentina tiene un sistema impositivo regresivo, que castiga la producción y el consumo, y beneficia las rentas extraordinarias y la especulación financiera. Es imprescindible producir una reforma sustancial de nuestra estructura tributaria , convocando a todos los sectores políticos, económicos, sociales y académicos, para reformular la composición de la masa de recursos que se coparticipa y reparte.

3. El acceso a la tierra, para vivir dignamente y para producir, debe también formar parte de este debate estructural . Se debe decir no al tema de las ocupaciones de tierras.

Hay que planificar y desarrollar la urbanización de zonas rurales, dotándolas de condiciones dignas para la vida comunitaria.

Nuestro problema no es falta de tierras sino de políticas . Más del 60% de la población tiene dificultades de acceso a una vivienda digna.

El acceso al suelo como factor de producción es también uno de los que más acentúa la inequidad en la distribución de la riqueza. Sin embargo, se multiplican los megaemprendimientos urbanos para los más pudientes. Si sólo el 10% de alguno de ellos se destinara a urbanizaciones sociales, aseguraríamos vivienda a miles de personas. Ese rentable mercado inmobiliario parece inasequible para el Estado. O hay falta de voluntad política.

Los planes federales de viviendas registran desde el año 2005 bajos porcentajes de ejecución y entrega. Florencio Varela aparece con el mayor déficit habitacional, y allí mismo cientos de viviendas están abandonadas.

Se necesita un pacto social de la tierra , para terminar con los que hacen negocios (políticos o económicos) con las necesidades de la gente. Que proteja a los pequeños productores que la hacen producir y asegure vivienda digna. Nuestro Bloque de Diputados del GEN, a través del diputado Horacio Alcuaz, impulsa una Ley Nacional de Garantía del Derecho Ciudadano a una Vivienda Digna, que contempla el acceso, el título, la infraestructura, el crédito y el medio ambiente.

Argentina necesita una profunda renovación ética y cultural, para que nos indignemos igualmente por la corrupción y por la pobreza extrema. Ambos son crímenes que deben ser atacados con toda fortaleza por el Estado y el Gobierno.

martes, 1 de febrero de 2011

Los medios de comunicación, el manejo de la historia y la Barbarie hoy.

"Quien maneja el pasado, maneja el futuro. Quien maneja el presente, maneja el pasado". George Orwell



"En nombre de la libertad y con pretensiones de servirla, nuestros liberales, Mitre, Sarmiento y Cía., han establecido un despotismo turco en la historia, en la política abstracta, en la leyenda, en la biografía de los argentinos. Sobre la Revolución de Mayo, sobre la guerra de la independencia, sobre sus batallas, sobre sus guerras ellos tienen un Alcorán, que es de ley aceptar, creer, profesar, so pena de excomunión por el crimen de barbarie y caudillaje”

Juan Bautista ALBERDI Escritos postumos.






El rol de la Escuela Historiografica Nacionalista Franco-Germána en Bartolome Mitre y sus consecuencias sobre historiadores y perodistas hoy.


Después de oír tranquilamente esta declaración, Tartufo habló a Luz del Día en estos términos:
–No se equivoque usted, señora, sobre la importancia del mal que pueda hacerme la revelación con que usted me amenaza. Un poco de prestigio menos sería toda mi pérdida; pero si en la necesidad de mi defensa, yo tuviese el dolor de delatar a usted misma y hacer saber a estas gentes cuál es el terrible y verdadero carácter de usted...

—Yo soy la Verdad –interrumpe Luz del Día.

—Bien lo sé, y por eso cabalmente es usted la desgracia, el crimen y la calamidad, más temida en estos países, más todavía que en Europa. Sin duda alguna, yo sería perjudicado por la revelación con que usted me amenaza; pero no sería sino un mal de opinión muy transitorio. Aquí todo el mundo hace profesión pública de rendir homenaje a la Verdad, pero cuidando en realidad de exterminarla, en todas las ocasiones que se presentan de hacerlo impunemente y sin darlo a conocer.

—¿Y quién tiene la culpa de ello? –interrumpe irritada Luz del Día.

—¿Quién? Confiese usted que la responsabilidad está muy dividida –dice Tartufo.

—¡Cómo!

—Sí, porque la Verdad, a fuerza de ser dura, precipitada, orgullosa, provocativa, se hace odiosa y odiada de los hombres, que nacen vanos, por decirlo así, y son todo imperfección, aquí como en todas partes.






La civilización es un aprendizaje de la historia”
David Hume



En 1880 Alberdi en su discurso “La omnipotencia del estado es la negación de los derechos individuales” decía: “La raíz mas profunda de nuestras tiranías modernas radica en la concepción greco-romana de patria y patriotismo que nuestras universidades copiaron de la Francia”
Alberdi advertía que a la fuerza centrifuga generada por nuestra Revolución de Mayo, que buscaba la individualidad de cada argentino, garantizada en la Declaración de Derechos individuales de la Constitución de 1853; se oponía una fuerza “colectivista” centrípeta que venia del antiguo régimen tribal y patriótico greco-romano.
A esa fuerza colectivista centrípeta se le sumaba la del naciente nacionalismo que unida al modelo canónico neo-clásico terminaría definitivamente con los postulados de la Revolución de Mayo y su Constitución de 1853.

El modelo “canónico neoclásico” del nacionalismo tendría tres patas:
1) Cambiar el ordenamiento jurídico moderno liberal, democrático, federal, igualitario, republicano y de civilización de la Revolución de Mayo según su Constitución de 1853, por el antiguo Derecho canónico mediante la sanción del Código Civil, como claramente advirtió Alberdi en 1896 en su critica al Código Civil que reestablecería el antiguo regimen y una sociedad jerárquica, clasista, esclavista, unitaria, injusta, antidemocrática y bárbara.

2) Modificar el ordenamiento económico moderno, terminando con el Sistema Económico y Rentístico de recursos del Estado según su Constitución de 1853 para ser reemplazado por el perverso sistema Neo-clásico "tributario" romanista de recursos del Estado; hoy conocido como Neoliberalismo.

3) Para concluir la faena jurídica y económica la tercera y más importante herramienta fue la manipulación de la historia. Ya nadie sabria que fue la Revolución de Mayo de 1810 haciendola pasar por un echo confuso y oscuro.

La historia oficial, la que siempre nos contaron y nos enseñaron, es la que escribieron los vencedores de las guerras civiles del siglo XIX y su espíritu no pudo sino reproducir la ideología oligárquica, porteñista, neo clasica en lo económico, autoritaria en lo político, antihispánica y anticriolla de aquellos cuyo proyecto de país estaba resumido en el dilema sarmientino entre “civilización”, lo europeísta-porteño, y “barbarie”, lo criollo-provincial. Bien diferente al dilema de Mayo encarnado en Alberdi donde “civilización” es la “seguridad” sobre la vida, el honor y hacienda de las personas y “barbarie” la “inseguridad” sobre la vida, el honor y hacienda de las personas.

Bartolomé Mitre vencedor en la batalla de Pavón (1861) adhiere a la Escuela Historiográfica Franco Germánica que nace con la corriente Nacionalista de Ernest Renan (1823-1892). Dicha corriente historiográfica se pregunta que hacer para hermanar regiones enfrentadas ancestralmente. La respuesta es clara, debemos “construir” una nueva historia. Una historia inmaculada de hombres probos que generen “confianza patriótica” para poder conformar ejércitos nacionales. Si es preciso mentir y ocultar hechos hay que hacerlo, es necesario construir la nueva nación sobre un pasado glorioso, como basamento para conquistar un futuro venturoso.

De la misma índole había sido el consejo de Salvador María del Carril en 1829 a Lavalle: “Fragüe el acta de un consejo de guerra para disimular el fusilamiento de Dorrego porque si es necesario envolver la impostura con los pasaportes de la verdad, se embrolla; y si es necesario mentir a la posteridad, se miente y se engaña a los vivos y a los muertos". Terminaba urgiéndolo a hacer desparecer la prueba de su villanía: “Cartas como éstas se queman”.

Luego de la tragedia de Navarro los unitarios se lanzaron al exterminio del gauchaje federal.
Dicha matanza se repitió, amplificada, cuando, luego de que Urquiza entregase a Mitre el triunfo en Pavón, los porteños organizaron el ejército nacional que fue lanzado a las provincias para ocuparlas y desalojar a sus gobernantes federales.
Además, bajo el mando de los crueles coroneles uruguayos, Arredondo, Paunero, Flores y Sandes, se castigó ejemplarmente a todo aquel que no se sometiera al proyecto porteñista, iniciándose una salvaje cacería de los caudillos resistentes a tanta prepotencia.

Citemos al locuaz Domingo Faustino: "Los sublevados serán todos ahorcados, oficiales y soldados, en cualquier número que sean" (año 1868). "Es preciso emplear el terror para triunfar. Debe darse muerte a todos los prisioneros y a todos los enemigos”. No es aventurado el cálculo de que en los quince años posteriores a Pavón murieron la mitad de los gauchos de la campaña. La propuesta fue más allá del aniquilamiento físico y apuntó a la extirpación cultural, también psicológica, de los principios de Mayo y de todo aquello que oliera a plebeyo y nacional, identificado con barbarie, y lo hispánico, homologado a decadencia. Se estableció así una condición esencial de la dependencia argentina de intereses ajenos a los patrióticos en complicidad con su dirigencia política y económica.

El mecanismo automático que funciona a nivel colectivo, en cada argentina y argentino, y se activa sin que se tenga conciencia de ello pues está muy arraigada en nuestra cultura, más aún: en nuestro psiquismo, que lo culto, lo civilizado, lo deseable es lo exógeno.
Una manifestación de ello es la autodenigración, exacerbada últimamente en publicaciones y documentales empeñados en ensalzar nuestros fracasos e incompetencias.
Ese diseño es el que se prolonga hasta nuestros días, con las variaciones impuestas por épocas y circunstancias, y a su calor se desarrolló la historiografía que le era funcional, sustentada por ceremonias escolares, marchas patrióticas, libros de texto, cátedras universitarias, academias y el dominio de los mecanismos de prestigio y de financiación.

Contra esa versión tendenciosa surgió en el pasado el “revisionismo histórico” cuyo primer antecedente puede encontrarse en el Juan B. Alberdi: “En nombre de la libertad y con pretensiones de servirla, nuestros liberales Mitre, Sarmiento o Cía, han establecido un despotismo turco en la historia, en la política abstracta, en la leyenda, en la biografía de los argentinos. Sobre la Revolución de Mayo, sobre la guerra de la independencia, sobre sus batallas, sobre sus guerras, ellos tienen un alcorán que es de ley aceptar, creer, profesar, so pena de excomunión por el crimen de barbarie y caudillaje” (“Escritos póstumos”).

Revisar la historia consagrada obliga a rescatarse de la inducción de lo aprendido y repensar desde una perspectiva propia que supere el desprecio culterano por lo popular, lo criollo, lo hispánico y lo religioso, elementos fundamentales de lo nacional, y que no se fundamente en la idealización y mimetización con lo foráneo, empeño que la globalización al servicio del astuto poder planetario ha llevado hasta el saqueo de la intimidad psicológica .

El forjista Jauretche, cuando dichos mecanismos no eran todavía tan alienantes, se refirió a ello: “Fue una labor humilde y difícil, porque tuvimos que destruir hasta en nosotros mismos, y en primer término, el pensamiento en que se nos había formado como al resto del país y desvincularnos de todo medio de publicidad, de información y de acción pues ellos estaban en manos de los instrumentos de dominación, empeñados en ocultar la verdad”.

La tarea no es fácil, por momentos desanimante: “Todo escritor nacional ha experimentado alguna vez la sensación de un muro que lo asfixia y la interrogación concomitante acerca de si la lucha empeñada tiene un sentido que la justifique” (Scalabrini Ortiz).

Porque el principal obstáculo no está afuera sino principalmente en el interior de nosotros mismos, modelados psicológica y culturalmente de acuerdo a los aparatos ideológicos del estado cesareo romanista renacido después de Pavón y exacerbado por la evolución mundial hacia un fundamentalismo capitalista.

Y la historia oficial es uno de los principales, y más prematuros pues opera desde la preescolaridad, de dichos mecanismos. Es por ello que el interés por el revisionismo se galvaniza en etapas en que el dominante sistema social, económico y político es fisurado por las crisis y pierde algo de su consistencia, como sucedió en los 30 y al principio de este siglo.

Deberemos tener en cuenta, por ejemplo, modernos obstáculos para acceder a una sólida construcción identitaria, indispensable para el reconocimiento de un pasado propio y diferenciado, como los descriptos por Bauman al referirse a la “vida líquida” caracterizada por la precariedad y la incertidumbre que obliga a recomenzar siempre: “Entre las artes del vivir moderno líquido y las habilidades para practicarlas, saber librarse de las cosas prima sobre saber adquirirlas”. Las convicciones y los marcos referenciales son entonces tan evanescentes como los objetos que son comprados para ser prontamente considerados desperdicio y ello atenta contra las afirmaciones nacionales antitéticas de la globalidad indiferenciante. “Los miembros de la sociedad –explica Bauman– buscan desesperadamente su ‘individualidad’, ser un individuo. Esto es, ser diferente a todos los demás. Sin embargo, si en la sociedad “ser un individuo” es un deber, los miembros de dicha sociedad son cualquier cosa menos individuos, distintos o únicos”.

Ser un “individuo”, entonces, significa ser idéntico a todos los demás. Por ejemplo, aceptar la historia tal como nos la han impuesto por interés, por ignorancia o por miedo a ser distintos. La amenaza es la marginación, no pertenecer a la sociedad individualizada. En el campo historiográfico, no ser tenido en cuenta para sitiales académicos, cátedras, empleos, becas, subsidios, viajes. Por ello es comprensible que jóvenes historiadores elijan conciente o inconcientemente no apartarse de lo establecido para poder profesionalizar su vocación y este mismo fenomeno se repite en el estudio del Derecho y la Economía.


Lo que unía y une a los revisionistas es lo que en “Política Nacional y Revisionismo Histórico” expresó Arturo Jauretche: “Véase entonces la importancia política del conocimiento de una historia auténtica; sin ella no es posible el conocimiento del presente y el desconocimiento del presente lleva implícita la imposibilidad de calcular el futuro, porque el hecho cotidiano es un complejo amasado con el barro de lo que fue y el fluido de lo que será, que no por difuso es inaccesible e inaprensible”.

El abogado y economista Armando RIBAS afirma que los abogados argentinos son ignorantes ilustrados (ignorantes del Derecho de civilización, de los modernos de la Constitución de 1853 e ilustrados en el derecho antiguo y bárbaro del Código Civil) y que los economistas argentinos son ignorantes sin ilustrar (ignorantes del sistema rentístico de recursos del Estado de la Constitución de 1853 ya que el mismo no solo no se lo trata en nuestras facultades, sino, que ni siquiera se lo menciona). Nietzsche decía: "la forma más rápida y eficiente de transformar a un joven inteligente en un imbécil es enviándolo a la Universidad".

El mayor logro del historicismo canonico neoclasico, tributario y esclavista, es la aceptación de la victima de sus premisas básicas y no sólo por algunas victimas, sino para la mayoría de ellas. En los periódicos, en la radio, en las escuelas y universidades, en todas partes el error “neoliberal tributario” es predominante, y está seguro y confortablemente escondido en la opinión pública, que está de su lado. Por esta via la noble igualdad y el grito sagrado serian desterrados.

Para destrabar el círculo del silencio que pesa sobre la Revolución de Mayo debemos comenzar tirando del hilo de la historia.

A 200 años, es en la Revolución de Mayo de 1810 donde se encuentran las soluciones a todos los problemas económicos, políticos, sociales y culturales de hoy. Sin embargo sigue siendo motivo de ocultamiento para nuestros abogados, economistas, politicos, historiadores y periodistas profesionales.

No puede construirse un futuro venturoso sobre la base de un pasado falsificado.

Por Guillermo Andreau (parcialmente robado a Pacho Odonell)

El efecto comadreja a la Revolución de Mayo

La Historia ha realizado con la Revolución de Mayo lo mismo que hace la comadreja con el huevo; le quita todo su contenido y deja la cascara intacta.

Hay que comprender con toda claridad que economista que desconoce el sistema económico y rentístico de recursos del estado de la Economía Clásica es un peligro para la humanidad.

Por lo tanto, propongo la abolición de todos los títulos de Economistas y de Abogados hasta que conozcan las consecuencias económicas, políticas, sociales, morales y culturales del Sistema Económico y Rentístico de la Economia Clasica de la Revolución de Mayo según su Constitución de 1853.