jueves, 21 de marzo de 2019

CONFIRMADO "la emisión monetaria no siempre genera inflación, lo que genera inflación es "la tasa de interés".

CONFIRMADO Empíricamente por Prat Gay anoche en Animales Sueltos. "la emisión monetaria no siempre genera inflación"

"Lo que genera inflación no es la emisión de dinero sino la tasa de interés... como lo anticipamos 100 veces desde el Instituto de Investigaciones de la Facultad de Derecho UBA y desde el Instituto Dorrego.

Milei, Espert y Cia. dieron apoyatura mediática a la pseudo cientifica "Estirilización Monetaria" con tasa de interés para controlar la inflación, propuesto por el presidente del Banco Central Federico Sturtsenegger.

La tasa de interés genera inflación por partida doble: 1) por el pago de la tasa de interés y 2) porque genera un aumento del costo de producción al aumentar el financiamiento de toda la cadena de producción.




Pero la culpa no es de los economistas sino de la Facultad de Ciencias Económicas y de Derecho y sus respectivas Academias de ciencias que por "filtraje académico" ocultan la Escuela Rioplatense de Economía Natural fundada por Manuel Belgrano, como del sistema Fiscal Constitucional de Rentas para imponer la pseudo científica Escuela Neoclasica de Economía dejando ciegos a nuestros economista y abogados.
Por eso en la propuesta 13 del Candidato a Presidente del Partido Federal sobre educación, decimos que los títulos en Derecho y Economía deberán ser revalidados para que nuestros abogados y economistas dejen de ser un peligro para la paz y el progreso.

Con estos economistas la argentina se esta pegando un tiro en el pie.
Solo la verdad nos hará libres. De Nosotros Depende. Por Guillermo Andreau Director del Instituto Dorrego







miércoles, 20 de marzo de 2019

Sobre la Conversión del Nacionalismo Católico a la Santa Federación Cristiana y el Crujir de la Justicia.


 "mama la libertad siempre la llevarás dentro del corazón
 te pueden corromper te puedes sobornar pero ella siempre está"
 Charly García 



Al conflicto entre Unitarios y Federales, le sucedió el conflicto entre el Nacionalismo de los Ricos y el Nacionalismo Popular, que se fundamenta en los deseos de los ricos, que es de dominar y los deseos de los populares que es de no ser dominados. 

Los ricos impusieron el Nacionalismo a sangre y fuego cuando el Ejercito Nacional venció al Ejercito Argentino Federal, imponiendo en 1869 en la Constitución Civil el derecho y la propiedad antigua o romana en flagrante oposición al derecho y propiedad moderna de la Constitución Argentina de 1853. Derecho antiguo que broto de las
Leyes Agrarias romanas que fueron las causas de la ruina de la República Romana, derecho antiguo que desarrollo el Imperio Romano, desarrollaría el Nacionalismo de los ricos.

En reacción los Populares impusieron el Nacionalismo -hoy Nac&Pop- con el voto democrático logrando reformas  mediante Derechos Sociales y Humanos. Ambos bandos contribuyeron a nacionalizar en sucesivas reformas la Constitución ya Nacionalizada en 1860, hasta la Pensionista de 1949.

Los TIEMPOS CORRUPTOS según Maquiavelo, surgen cuando un nacionalismo dirige su ambición a destruir al otro nacionalismo habilitandolo a mentir, robar y matar, en nombre de la defensa de los altos intereses nacionales, ya que para Hegel "la Historia es el Tribunal Universal y la acción de los gobernantes debe estar exenta de la acción de los magistrado" justificando el accionar de las tiranías.

Asi "La raíz mas profunda de nuestras tiranías modernas radica en el concepto franco germánico de nación y nacionalismo que nuestras universidades copiaron de la Francia" J.B.Alberdi  Sobre la Omnipotencia del Estado es la Negación de los Derechos Individuales Constitucionales" 1884 Facultad de Derecho UBA

Con este sustrato nacionalista desde la profundidad de los individuos sometidos estallan las tormentas, las guerras.... "el odio, la ira, el miedo son el engaño que hace que nos enfrentemos unos a otros, cuando nos liberemos de ellos -Derecho romano, su Régimen Nacional de Impuestos- reconoceremos que el amor esta en nuestra naturaleza" Jesús.




 


Izquierda y derecha son las dos alas del mismo pájaro nacionalista emergente del Derecho romano y la justicia es un instrumento para sostener el bando nacionalista de turno.

ENTRE EL PODER Y LA JUSTICIA   


Cuando el Nacionalismo venció al Federalismo fue para reemplazar el "Fin del Estado" Platónico- Cristiano:  LA JUSTICIA de los hombres de Mayo, por la "Razón de Estado" Aristotélica- Romana: EL PODER de los Nacionalistas Católicos para reemplazar la "Libertad del Individuo" por una "Nueva Libertad" la "Libertad de la Nación" que implica la esclavitud del individuo sometido a un "Régimen de mas de 100 impuestos al trabajo" para reemplazar el Sistema Fiscal Constitucional de Rentas bíblico, según Levítico 25:23, que lograría Libertad, Igualdad y Fraternidad

"la historia de la humanidad es la lucha constante entre LA JUSTICIA y EL PODER, que es la lucha entre el Federalismo y el Nacionalismo, entre el Sistema Fiscal Constitucional de RENTAS y el Régimen de Impuestos al Trabajo; la lucha continuara hasta el final de los tiempos con el triunfo definitivo de la JUSTICIA sobre el Poder." Parcialmente robado a San Agustín
Para salir de la esclavitud, la desigualdad y la grieta impuesta por el Nacionalismo de todos los partidos políticos -impuesto por Universidades Nacionales por Filtraje Académico y por propaganda mediática mediante la "tribuna de doctrina"- es necesario afianzar LA JUSTICIA juzgando los crimines políticos y hacer la reforma fiscal que reemplace Impuestos por Rentas como en Mayo de 1810, para que renazca el Federalismo y que "Dios vuelva a ser Argentino".

La conversión de San Agustín nos guía en el difícil camino que debemos transitar para logra un nuevo despertar.




Solo la Verdad nos hará libres. De nosotros depende.
Por Guillermo Andreau Director del Instituto Dorrego


martes, 19 de marzo de 2019

La Economía Binaria Por Mauricio Prelooker




En el mundo están en marcha dos procesos diferentes: Por una parte poderosas fuerzas generadas por las nuevas tecnologías impulsan una visión global, planetaria, y por otra las personas sienten que hoy más que nunca necesitan aferrarse a sus lugares, a sus patrias, para conservar su identidad y su sentido de realidad en un mundo que día a día, se virtualiza.

La existencia material del hombre se encuentra inserta en un sistema binario integrado por Materia y Tiempo y ambas se están transformando velozmente. Cada vez más la materia se convierte en un hecho más sutilmente controlado, hasta convertirse en una combinación de energía e información, y el tiempo se amplifica, desde los nanosegundos propios del microuniverso que empezamos a controlar a los eones del macrouniverso que comenzamos a comprender.
En la vida cotidiana estos cambios también se aprecian, sobre todo en el campo de la política y en el campo de la economía donde existe una tendencia también divergente-convergente.

En esta última, existe un sistema productivo que tiene la capacidad para generar cada vez más bienes y servicios a un costo monetario y de esfuerzo humano cada vez menor, y por otro, una cantidad creciente de personas se ahogan en la miseria en un mar de abundancia.

Las fuerzas políticas que dictan la ley en el comercio exterior e imponen el sistema monetario está logrando depredar al planeta, mientras que el porcentaje del PBI dedicado al comercio exterior de todos los países disminuye progresivamente.


PROPORCIÓN DEL TOTAL DEL INTERCAMBIO COMERCIAL
Porcentaje que suman las Importaciones más las Exportaciones comparándolas con el PBI
PAISES/AÑOS % del PBI en 1913 % del PBI en 1993
JAPON 31,4 14,4
HOLANDA 103,6 84,5
REINO UNIDO 44,7 40,5
FRANCIA 35,4 32,4
ALEMANIA 35,1 38,3
ESTADOS UNIDOS 11,2 16,8

En otras palabras, es evidente que la Economía Mundial requiere un cambio de fondo, y ese cambio es, ante todo, un cambio teórico que articule un Nuevo Modelo Económico con estas "Nuevas Realidades".


EL MODELO DE ECONOMÍA BINARIA:
Los componentes básicos de cualquier Sistema Económico son dos: El Sistema Productivo y el Sistema de Intercambio.
Ambos se mueven en un sistema binario integrado por Materia y Tiempo.
El Sistema de Intercambio, a su vez, está integrado por dos sistemas básicos: El Sistema Monetario y el Sistema Comercial, y se desarrollan en dos ámbitos diferentes, el Intercambio Interno y el Intercambio Externo, que generalmente deben utilizar dos sistemas monetarios diferentes.
Para articular el Sistema Productivo y el Sistema de Intercambio existe tercer sistema que es el Sistema Financiero, destinado originariamente a compensar la diferencia de tiempo que existe entre el momento en que se realiza la producción y el momento en que los que la reciben pagan por ella. La función esencial del Sistema Financiero es informar sobre donde están los recursos en un momento dado del Intercambio, expresado en valores Monetarios.
O sea que el Sistema Financiero es el resultado de dos variables: El Sistema Monetario y el Sistema Temporal.
La ECONOMÍA BINARIA es un modelo que funciona adaptando las economías actuales a estas nuevas realidades y básicamente consiste en desarrollar dos sistemas productivos diferenciados y dos monedas adecuadas al intercambio de cada uno de ellos, y el consiguiente sistema financiero adecuado a ambas modalidades económicas.

EL SISTEMA PRODUCTIVO BINARIO:
Se basa en dos tipos de producción:

La PRODUCCIÓN PARA EL AUTOABASTECIMIENTO, que tiene que abastecer a cada Comunidad, a cada Ciudad, a cada Región y a cada Continente de todo los bienes que necesita, requiriendo una parte mínima de lo que necesita en cada caso (que no puede exceder el 10% de su producción local).
Este tipo de organización productiva obliga a controlar meticulosamente los recursos naturales de cada Comunidad, Municipio, Región y Continente o bien perecer de inanición porque no se dispone de agua, alimentos y agua suficiente. Para lograr esto están disponibles tanto los conocimientos y su capacidad de difusión, como la tecnología necesaria.

Para el INTERCAMBIO AUTOSUSTENTABLE, se requiere un sistema de información monetaria que establezca cual es el total de los bienes disponibles y cual ha sido el esfuerzo que cada una de las personas ha realizado para obtenerlos. Si todos tienen acceso a lo básico, el excedente deberá repartirse en los que hayan hecho los mayores aportes al beneficio común.
Este autosustentabilidad debe incluir todos los alimentos, indumentaria y equipamiento cotidiano para cada comunidad. Si algunos de estos elementos requiriera recursos fuera del alcance de una comunidad, esta puede producirlos en común con otras comunidades de la misma ciudad o aún de otras ciudades.
El criterio económico de autosustentabilidad está vinculado con la proporción de la producción local (medida como PBI local) con respecto a los bienes comprados fuera, que en ningún caso puede exceder al 10% de sus producción local.

Si la ECONOMÍA BINARIA SE EXPANDE EN FORMA DE REDES PRODUCTIVAS en las cuales cada Comunidad es un nodo, que forma parte de una Red Municipal, que a su vez integra una Red Regional, que a su vez integra una Red Continental, que a su vez forma parte de la Red Planetaria, cada nodo, debe tener una sistema de información propio y otro sistema de información externa destinada al
INTERCAMBIO EXTERIOR, para el cual se destinará no más del 10% de la producción propia excedente, estará destinada a adquirir bienes productivos (no de consumo) para hacer cada vez más complejo y satisfactorio el sistema de autoabastecimiento.

Todo el INTERCAMBIO LOCAL, ya sea Comunitario, Municipal o Regional puede ser mediante DINERO ELECTRÓNICO, que así funcionará como un sistema global de control de la producción, compensador de desequilibrios y órgano de supervisión política del manejo de los fondos comunes al alcance de toda la sociedad.
El SISTEMA FINANCIERO DEL INTERCAMBIO LOCAL será entonces un modelo electrónico de compensación automática y de distribución de los bienes entre todos los miembros de la comunidad también en forma automática en función de la riqueza generada en cada lapso. De esta manera las Bolsas de Comercio, de Commodities, de Divisas o de Valores en general no tienen ninguna finalidad y deben ser eliminadas, puesto que el sistema de financiamiento será el resultado de decisiones políticas tomadas por toda la Comunidad en su Sistema de Autorizaciones de Giro en el Sistema del Dinero Electrónico, en el cual puede observarse el comportamiento de cada persona, organización o sector productivo en su evolución instantánea, mediante controles automáticos incorporados por programas (software) preestablecidos.

El SISTEMA FINANCIERO del intercambio externo debe ser monopolio de las autoridades Regionales, y debe realizarse en base a una Moneda Convertible en otras divisas
El valor de la Moneda Convertible será definido mediante un sistema de comparación económica ad-hoc basado en bienes reales de cada mercado con quien ser realice el intercambio de acuerdo a los valores relativos de esos bienes en sus mercados de origen (sin sus impuestos) o de los precios pagados por los mayoristas compradores de
cantidades similares en los mercados locales, y no de acuerdo al especulativo mercado mundial de divisas.
La parte de los bienes que se exporten en cada sistema productivo les quedará disponible para que la Comunidad respectiva lo distribuya como crea más conveniente.


UNA ECONOMÍA BINARIA GLOBAL
El autoabastecimiento progresivo como única salida a la insoportable disparidad del comercio mundial que culminara con la Repulsa de Seattle, tiene como correlato político la constitución de unidades político-económicas Continentales, que tal como el Euro, evolucionarán hacia sus propias monedas únicas.
Las lecciones que duramente estamos aprendiendo sobre la especulación mundial de divisas por los megaoperadores de los Grupos Financieros Extraterritoriales reclaman una DIVISA MUNDIAL DE REFERENCIA, porque es evidente que así como el dólar le permite a los Estados Unidos exportar su inflación y penetrar a todas las otras economías del mundo para su propio engrandecimiento y poder, cualquier otra divisa que la sustituya se verá tentada de hacer lo mismo.
Por lo tanto es necesario disponer de una Divisa Mundial, controlada por representantes de todos los Continentes cuya emisión se realice en función del PBI mundial y de acuerdo a las necesidades de intercambio comercial mundial.
Esta moneda mundial debe ser una moneda completamente abstracta, un sistema de cambio referencial, sin billetes de circulación legal, en base al cual se establezcan los cambios en distintas monedas en forma automática y al sólo efecto del intercambio de bienes o las necesidades turísticas.
Es imposible controlar mundialmente la emisión de dinero, debido a numerosos factores, tales como los billetes con numeraciones repetidas, las gigantescas falsificaciones, la emisión de moneda sin respaldo de riqueza real, las presiones inauditas de los bancos internacionales a países soberanos y la especulación de los grandes operadores internacionales de divisas.
Solamente un Sistema Monetario Universal, en el cual tengan igual poder todos las unidades continentales, que funcione en forma totalmente transparente controlando los valores relativos de la distintas monedas y asigne los recursos excedentes para el desarrollo equitativo de las regiones más necesitadas generando fuentes de producción de riqueza real y permanente, puede terminar con el inicuo sistema actual.

Del latín BINUS, doble.
Los bienes novedosos de alta tecnología o de consumo no comparable a los existentes localmente se consideran parte de la adquisición de bienes productivos. Es como una
empresa que considera parte de sus costos comprar productos o servicios de la competencia para compararlos con los propios.
En enero de 2000

lunes, 18 de marzo de 2019

Sobre LA CIÉNAGA NEO-LIBERAL o de los Impuestos Romanos a las RENTAS Cristianas

Hace una semana el Presidente Macri decía que su padre era un ejemplo de trabajo y dedicación, hoy dice que fue un gran chorro socio de los K..... omite por ahora que su padre fue el Lazaro Baez del gobierno militar y el Cristobal Lopez de Menem...
Cuando el Ejercito Nacional venció al Ejercito Argentino fue para reemplazar el "Fin del Estado" Platónico: LA JUSTICIA de los hombres de Mayo, por la "Razón de Estado" Aristotélica: EL PODER de los Nacionalistas para reemplazar la "Libertad del Individuo" por una "Nueva Libertad" la "Libertad de la Nación" -neoliberalismo- que implica la esclavitud del individuo mediante un "Régimen de mas de 100 impuestos al trabajo" para reemplazar el Sistema Fiscal Constitucional de Rentas bíblico según Levítico 25:23 que lograría Libertad, Igualdad y Fraternidad.
Kristina hizo con sus hijos lo mismo que Franco Macri con los suyos. Para el Nacionalismo el Juez es un Combatiente amigo o enemigo según el bando.

"la historia de la humanidad es la lucha constante entre LA JUSTICIA y EL PODER, que es la lucha entre el Federalismo y el Nacionalismo, entre el Sistema Fiscal Constitucional de RENTAS y el Régimen de Impuestos al Trabajo; la lucha continuara hasta el final de los tiempos con el triunfo definitivo de la JUSTICIA sobre el Poder." Parcialmente robado a San Agustín

Para salir de la esclavitud, la desigualdad y la grieta impuesta por el Nacionalismo neoliberal es necesario afianzar LA JUSTICIA juzgando a los criminales políticos, confiscando todos sus bienes y hacer la reforma fiscal que reemplace Impuestos por Rentas como en Mayo de 1810 para que renazca el Federalismo y que "Dios vuelva a ser Argentino".
Por Guillermo Andreau Director del Instituto Dorrego

sábado, 16 de marzo de 2019

DEL NACIONALISMO AL FEDERALISMO o Sobre la Raíz del Ataque a las Mezquitas y la Grieta Argentina.




Islam y Cristianismo dos religiones hermanas que por las mismas razones se apartaron del camino.

Ambas partieron del "Fin del Estado" Platónico: LA JUSTICIA y mudaron por Filtraje Académico  a "La Razón del Estado" Aristotélico: EL PODER cayendo ambas en el engaño del Nacionalismo.

"La raíz mas profunda de nuestras tiranías modernas radica en el concepto greco romano de Patria y Patriotismo* que nuestras Universidades copiaron de la Francia" J. B. Alberdi
*En el Siglo XX concepto Franco Germánico de Nación y Nacionalismo.

La historia de la humanidad, básicamente hablando, es la lucha constante entre Federalismo y Nacionalismo que es la lucha entre LA JUSTICIA y EL PODER.

El Derecho Cristiano genera Sistema Fiscal de Rentas y desarrolla un Orden Político en Democracia, República y Federación y un Orden Social en Libertad, Igualdad y Fraternidad.

Su opuesto el Derecho bárbaro de los Romanos genera un Régimen de Impuestos al trabajo desarrollando un Orden Político Fascismo, Tiranías y Nacionalismo y un Orden Social con esclavitud, desigualdad y violencia.

"El odio, la ira, el miedo son el engaño que hace que nos enfrentemos unos a otros, cuando nos liberemos de ellos -Nacionalismos- podremos reconocer que el amor esta en nuestra naturaleza" Jesús.

El desafió de nuestro tiempo es volver a la Federación a través de una Reforma Tributaria que vuelva a instalar el Sistema Fiscal Constitucional de Rentas, en reemplazo del vigente Régimen de Impuestos al Trabajo. Así volveremos a unir la Moral con el Derecho que separo el Nacionalismo Católico.


Viva la Santa Federación!!!

Por Guillermo Andreau Director del Instituto Dorrego




el amor esta en nuestra naturaleza.


miércoles, 13 de marzo de 2019

"MI PATRIA ERES TU" El Nacionalismo es una ceguera que se cura con Federalismo.


La novela turca aclara porque Juan Bautista Alberdi dijo: "la raíz mas profunda de nuestras tiranías modernas radica en el concepto greco-romano de "patria y patriotismo" que nuestras universidades copiaron de la Francia" en "La Omnipotencia del Estado es la Negación de los Derechos Individuales" Facultad de Derecho 1884.


En nombre de la patria nos habilita a matar, robar, corromper y esclavizar. El Nacionalismo es una enfermedad que debemos curar con Federalismo.

Así el nacionalismo católico encontró el justificativo para cambiar el Derecho Cristiano por el Derecho Romana para cambiar el SISTEMA FISCAL CONSTITUCIONAL DE RENTAS -Levítico 25:23-, por el vigente Régimen Romano de Impuestos al Trabajo y al Consumo, "para que unos hombres en nombre del estado puedan atacar a otros hombres" J. B. Alberdi para lograr una sociedad injusta, jerárquica, esclavista, desigual y violenta como la romana y la turca a su caída.

Cuando "la razón de estado" 
Aristotélica: el poder , se impone "al fin del estado" Platonico: la justicia , la primera victima es "la justicia". Así El Gran Imperio Otomano de Suleiman el Magnifico construido sobre "la justicia", cae envuelto en corrupción y traiciones detrás del mantenimiento del poder para sostener la patria. Así el poder absoluto corrompe absolutamente.


Nacionalismo: cuando la libertad del hombre es reemplazada por la libertad de la nación para esclavitud del hombre.

En el artículo 9 de El Federalista (noviembre de 1787) Hamilton dice: "Una distinción (...) ha sido suscitada entre la confederación y la consolidación de los estados".
En 1800 Jefferson afirmará: "Creo firmemente que un gobierno consolidado llegará a ser el más corrupto en la Tierra". 
Madison, en 1824, sostendrá: "La consolidación, en su aplicación actual y controvertida, significa la destrucción de los estados transfiriendo sus poderes al gobierno de la Unión"
Lo peculiar de tales concepciones, retomadas por Stephen Douglas bajo la advocación de la soberanía popular y una metodología estrictamente democrática durante sus debates con Lincoln en 1858, era el abandono de los principios morales del derecho natural que habían inspirado la Declaración de Independencia de 1776 y la filosofía del régimen constitucional federal.

El historiador James M. McPherson, en su obra Abraham Lincoln and the Second American Revolution(1991), cita unas palabras del presidente en un discurso dirigido al Congreso el 4 de julio de 1861, iniciada ya la Guerra Civil, en el que plantea la necesidad de la consolidación nacional y democrática: "Nuestro gobierno popular ha sido frecuentemente llamado un experimento (...) Dos cuestiones sobre ello: una, nuestro pueblo ha resuelto con éxito el establecimiento y administración de dicho experimento. La otra todavía está en el alero: el éxito de su mantenimiento contra el formidable atentado que pretende destruirlo"

Para Lincoln la cuestión pendiente era la consolidación de la unión en la "Nueva Nación", requisito previo de la consolidación democrática, que el historiador McPherson (1991) y el politólogo Jaffa (2000) coinciden en ver, desde supuestos y ópticas diferentes, en la Segunda Revolución, basada en una "nueva libertad" manifestada en la expresión "a new birth of Freedom" del Discurso de Gettysburg (19 de noviembre de 1863) Lincoln dice: "Aquí solemnemente decidimos que estos muertos no han muerto en vano, que la Nación, con la ayuda de Dios, tendrá un "nuevo nacimiento de la Libertad", y que el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo no desaparecerá de la Tierra"


La novela turca muestra la compleja trama de corrupción como motor de caída del Imperio Otomano, que al igual que a la Caída de Roma, es un fiel reflejo de la caída de la Argentina Nacionalista de hoy y sus dificultades y resistencia para salir de la trampa.

Para imponer el Nacionalismo a sangre y fuego fue ademas necesario que Las Academias Nacionales corrompieran el Derecho, la Economía y la Historia, para lograr La Separación de la Moral del Derecho videos.

"En nombre de la libertad y con pretensiones de servirla, nuestros nuevos liberales, Mitre, Sarmiento y Cía., han establecido un despotismo turco en la historia, en la política abstracta, en la leyenda, en la biografía de los argentinos. Sobre la Revolución de Mayo, sobre la guerra de la independencia, sobre sus batallas, sobre sus guerras ellos tienen un Alcorán, que es de ley aceptar, creer, profesar, so pena de excomunión por el crimen de barbarie y caudillaje”  Juan Bautista ALBERDI Escritos postumos.

Si queremos salvar al país de la barbarie debemos implementar las 13 propuestas del Candidato a Presidente del Partido Federal "Para que Dios Vuelva a ser Argentino" volviendo al derecho moderno o Cristiano de la Constitución Argentina, para que vuelva a reinar la libertad, la igaueldad y la fraternidad y en lo político la República. la Democracia y la Federación. 

Por Guillermo Andreau Director del Instituto Dorrego

viernes, 8 de marzo de 2019

Las Leyes Matan: cuando nuestros deseos son obstruidos por las leyes se hacen más fuertes y nos precipitan al mal y hacia la muerte.

LAS LEYES POSITIVAS Y EL SENTIMIENTO NATURAL DE JUSTICIA

“Julius Paulus prudentissimus” Lo justo no deriva de las leyes, son las leyes las que nacen de lo que consideramos justo.

1° La ley positiva tiene por fin inmediato lograr un mínimum de justicia para permitir la vida tranquila de los ciudadanos, cohibiendo con las penas, los designios de los malvados.
2° La ley positiva, a través del miedo y del acostumbramiento, tiende a corregir éticamente a los perversos.
3° La ley positiva tiene por fin hacer buenos a los hombres en general, no sólo corregir a los delincuentes
4° La ley positiva tiene por misión subsanar el olvido en que pudiera haber caído el natural sentimiento de justicia.
5° La ley positiva es tarea sólo para los vicios más graves de la sociedad, porque legisla para la multitud.
6° La ley positiva educa para la virtud pero de modo gradual
7° La ley positiva no prohíbe todo lo que el sentimiento de justicia prohíbe, ni exige todas las virtudes que éste requiere.
8° Las leyes positivas pueden ser injustas, pero entonces no son LEYES SINO CORRUPCIÓN DE LA LEY. En este caso, responde a designios e intereses de gobernante injustos o sobrevalora fines sectoriales subalternos en relación al bien común.
9° Las leyes positivas alcanza su plenitud y nobleza cuando fomentan el imperio del bien común y el bienestar general en los actos de todas las virtudes.
Antonio I. Margariti


LAS LEYES DEBEN RESPONDER AL ORDEN NATURAL:
UNIVERSALES, SOBRIAS, CLARAS Y JUSTAS
Antonio I. Margariti Rosario, 7 de marzo 2019.

Ciertas leyes establecen que los ciudadanos no pueden alegar ignorancia para excusarse de cumplir con las leyes. Esto estaba bien cuando había pocas normas legales y no existían imposiciones de la voluntad partidaria por parte del gobernante de turno.
Sin embargo, al avanzar la dialéctica populista, los gobernantes comenzaron a decir que “el gobierno haría lo que el pueblo quiera” y multiplicaron las leyes de manera alarmante, como una marea legislativa que terminó ahogando a la sociedad.
En materia impositiva, rigen en la actualidad 134 impuestos sustentados en una maraña de 64.390 artículos sancionados en los últimos años por miles de leyes, decretos reglamentarios, decretos rectificativos, decretos interpretativos, resoluciones de la AFIP, aplicativos informáticos, instructivos fiscales, regímenes de información obligatoria, sistemas de retención y percepción y disposiciones de las Direcciones de Rentas provinciales o municipales.
Hoy es imposible que los ciudadanos y los propios fiscales o jueces, puedan leer, comprender y cumplir con el aluvión legal que todos los días aparece publicado en el boletín oficial del Estado. Por eso no conocen las nuevas leyes, las ignoran, se encogen de hombros y obran conforme al refrán “hecha la ley, hecha la trampa”. Ya en 1726 el primer diccionario de la Real Academia llamado Diccionario de Autoridades, señalaba “que al aumentarse las nuevas leyes especialmente en el comercio y en los tratos, se da ocasión para que discurra maliciosamente trampearlas o evadirse de la carga que imponen”.
Degradación de las leyes.
Con el populismo inevitablemente se vino la avalancha intervencionista del Estado, amparándose en la ideología de que LAS LEYES SON LO QUE LOS POLÍTICOS Y LEGISLADORES DECIDAN QUE SEA, NO LO QUE CORRESPONDA. Entonces, se dictan leyes sin orden, ni medida, de cualquier forma e incontroladamente. Los propios legisladores comienzan a confundir la “ley” con la “legislación” sin darse cuenta que la ley es anterior a su sanción legislativa. Creyeron que por el sólo hecho de levantar el brazo la mitad más uno, cualquier norma se convertiría en ley aun cuando fuese confusa, incoherente o sencillamente perniciosa.
En los últimos tiempos hemos tenido “leyes” votadas por diputruchos referidas al marco regulatorio de las privatizaciones, “leyes” sancionadas
con el sospechoso uso de la tarjeta banelco, “leyes” legitimadas mediante el confeso reparto de dinero, “leyes” ratificadas por la promesa de retribuir favores, “leyes” logradas con la compra de escandalosas ausencias o “leyes antinaturales” aprobadas con amenazas físicas a débiles legisladores.
También hemos tenido valientes denuncias de extorsión que rápidamente fueron pasadas al archivo.
¿Tenemos la obligación moral de respetarlas? Conviene recordar de paso, que muchos males no son obra de gente malévola, sino de falsos y desubicados ideólogos. Las semillas de la barbarie totalitaria casi siempre fueron sembradas por intelectuales que nunca supieron que el fruto de sus elucubraciones estaba colmado de vicios y funestos errores.
La arrogante concepción de que la ley se puede inventar y hacerla como uno quiera, ha ido transformando al Derecho privado en Derecho público y el Derecho común en Derecho administrativo. La burocratización de las leyes degeneró en un proceso que se llama “rent-seeking” o rentismo porque en las nuevas leyes ya no importan los principios sino las cuestiones administrativas y económicas de interés político.
El rentismo es la conducta económica centrada en la búsqueda de favores y beneficios estatales, evitando hacer un trabajo productivo y competitivo. Pero, algunas veces, el rentismo consiste en una deformación jurídica tendiente a sancionar leyes que permiten obtener tajadas ilícitas para sus promotores y mandantes. Con el fin de lograrlo se elaboran normas arbitrarias que distorsionan el derecho de propiedad. De ese modo, se crean privilegios y se fuerza una redistribución para ciertos grupos y sectores influyentes quienes obtienen rentas especiales gracias a leyes inicuas.
Se inscriben en este marco las sentencias de la Corte sobre las leyes de emergencia económica, la anulación de la ley de integridad de los depósitos bancarios, la derogación de reglas sobre emisión y convertibilidad monetaria, la pesificación de los depósitos bancarios, el otorgamiento arbitrario de bonos de compensación a instituciones financieras, la cuadruplicación de indemnizaciones, los aumentos salariales por simples decretos, la sanción de la ley de medios audiovisuales para manipular la opinión pública, el apoderamiento de cuantiosos ahorros privados en cuentas jubilatorias, la prohibición de ajustar los balances por efecto de la inflación y otras por el estilo. La gradual transformación de las normas del Derecho privado en Derecho público ha convertido a este último en una máquina de impedir, que paraliza la actividad privada con exigencias absurdas.
Dicho enfoque desconoce el simple hecho que la actividad económica pertenece originariamente a los individuos porque es un derecho humano fundamental preexistente y prioritario a la existencia del Estado.
Por otro lado, el actual positivismo jurídico, menosprecia la “legalidad de precedentes” basada en una legislación sobria con amplio margen de interpretación judicial para casos concretos y con información muy precisa. La “legalidad de precedentes” en materia comercial está asentada en principios seculares donde predominan “el uso y la costumbre”, “la palabra empeñada”, “la buena fe entendida”, “las prácticas universales” y el comportamiento “como buen hombre de negocios” de los agentes económicos.
Una parte significativa de los integrantes de la familia judicial: profesores, jurisconsultos, jueces y fiscales parecen soslayar la importancia de la “legalidad de precedentes”, que crea la conciencia de lo que es justo o injusto, lo que está permitido y lo que está prohibido. Han sido formados por una enseñanza basada en el positivismo jurídico, la indiferencia por la naturaleza humana, y la creencia en la “autonomía de cada rama del derecho”, como si los sarmientos de la vid pudieran nutrirse separados del tronco del cual dependen.
Con el postulado “autonómico” los principios sensatos de una rama del derecho son negados y conculcados en otras ramas del mismo derecho. Cotidianamente vemos que lo que es bueno y justo en el área del derecho civil se convierte en algo malo y repudiable en el derecho laboral o en el derecho penal y viceversa. El fruto que la sociedad recoge de esta manifiesta “incoherencia autonómica” es muy amargo: caos jurídico y anarquía social.
La palabra Ley se ha ido transformando hasta envilecerse, mezclándola con asuntos extraños, heterogéneos, bochornosos y hasta ridículos. Cualquier cosa que se apruebe en el Parlamento se denomina “Ley”, olvidando que tan excelsa palabra fue acuñada en el año 753 a.C. para expresar “una norma universal de recta conducta, destinada a delimitar la esfera de libertad de gobernantes y gobernados y aplicable a un número desconocido de casos futuros. La finalidad de la ley está en impedir el reinado de la injusticia porque ella –no la justicia- tiene existencia propia. Una es el resultado de la ausencia de la otra.
Los propios legisladores que integran el Congreso Nacional desconocen la importancia de lo que están haciendo y hasta el hartazgo demuestran ignorar la máxima del más grande e influyente jurista romano Julius Paulus del siglo III: “lo justo no deriva de las leyes, son las leyes las que nacen de lo que consideramos justo”.
Esa misma ignorancia alcanza a ciertos jueces que reniegan de esta máxima y obran contrariamente a lo que todos tenemos por justo, produciendo desvaríos que causan profunda aflicción al pueblo honesto.
Es aleccionadora la anécdota del más famoso juez americano, Oliver Wendell Holmes cuando dispuso la libertad de un violador y asesino de menores. Unos manifestantes indignados y enardecidos, le exigieron: ¡haga
justicia señor juez, haga justicia! a lo que el juez imperturbable contestó: “ese no es mi trabajo; a mí sólo me toca aplicar la ley”.


Cada cosa por su nombre.

En forma equívoca, cualquier disposición aprobada por el Parlamento es designada como “Ley” y ningún legislador se ha puesto a pensar que hay una indudable escala de jerarquías entre las normas que ellos sancionan, por lo cual convendría designarlas de manera diferente:
a) Leyes generales,
a) Decretos legislativos,
b) Designaciones parlamentarias,
c) Pronunciamientos declarativos,
d) Actos declamatorios del Congreso.
a) Las Leyes generales están basadas en principios que no se inventan, se descubren. El término Ley se debe reservar para mandatos solemnes de orden público, como en el caso de la Ley Monetaria pero no se debe utilizar en cuestiones de gestión o mera administración.
b) Los Decretos legislativos debieran ser la denominación genérica a emplearse en leyes referidas a cuestiones de organización del Gobierno, control público, gestión y administración del Estado. También podrían ser designadas: Preceptos o Resoluciones legislativas y Mandatos o Normas legislativas, evitando denominarlas Leyes.
c) Las Designaciones parlamentarias, consisten en nombramientos de jueces, embajadores o funcionarios que acuerdan las Cámaras, pero no son leyes.
d) Los Pronunciamientos declarativos, efectuados por el Congreso, tienen por objeto aclarar un derecho sin convertirse en mandamientos ejecutivos.
e) Los Actos declamatorios del Congreso, son expresiones de apoyo o fomento a cuestiones de interés público.

El Poder Legislativo tendría que llamar a cada cosa por su nombre. Si esa distinción no se hace formalmente, caemos en el espectáculo de leyes ridículas o grotescas.
¿Qué otra cosa son las leyes que declaran de interés nacional la fiesta del locro, el salame casero o el chocolate alpino? ¿O la ley de protección al tatú carreta? ¿Puede ser considerada ley la disposición de designar con el nombre de Carlos Gardel al aeropuerto de Ezeiza? Quien conozca las obras de Ulpiano, Cicerón y Justiniano, aún por referencias, ¿cómo puede tolerar que muchas extravagancias se designen Leyes? En este caso se encuentran leyes que declaran de interés nacional a la “fiesta
de la empanada tucumana, el salame quintero de Mercedes, el choiqué o ñandú petizo”; o la consideración como patrimonio nacional de la “empanada frita, el asado de tira bovina y el choripán”? Sin embargo, todas estas extravagancias han sido sancionadas y promulgadas como Leyes, agraviando esta palabra.
El derecho natural, es expresión de la naturaleza humana, es la ley eterna que el Creador ha impreso en la conciencia de los hombres para guiarnos hacia el bien y evitar el mal.
El hombre actúa correctamente no sólo cuando cumple con la legislación positiva votada por el Congreso, sino cuando su conducta se fundamenta en la ley natural que le dicta su recta razón.
Hacer el bien y evitar el mal es la norma básica que establece el criterio de moralidad a que deben atenerse los hombres decentes y a la que se reducen todas las demás as legislativas relacionadas con la acción humana.

Antonio I. Margariti