lunes, 11 de junio de 2012

LAS 10 FALACIAS DE ALBERTO BENEGAS LYNCH (h) en su articulo "Actualidad del impuesto a la tierra".

 en http://www.diariodeamerica.com/front_nota_detalle.php?id_noticia=7260



 1ª FALACIA DICE: "Los procesos de mercado recogen información dispersa y fraccionada entre millones de personas a través de los precios, sin embargo, los agentes gubernamentales puestos en estos menesteres invariablemente concentran ignorancia con lo que se desarticula el mercado, lo cual genera las consiguientes contracciones respecto a lo que se requiere y sobrantes de lo que no se demanda, dadas las circunstancias imperantes".

DEBERIA DECIR: 1) Los procesos de mercado recogen información dispersa y fraccionada entre millones de personas a través de los precios, sin embargo, los agentes gubernamentales puestos en estos menesteres invariablemente influenciado por intelectuales en economia sostenidos por las clases poderosas -terratenientes monopolistas- se concentran en subvaluar la tierra para permitir la apropiación de la renta publica que los neoliberales llaman “Captura de rentas” Este acto de corrupción desarticula el mercado, lo cual genera las consiguientes contracciones respecto a lo que se requiere –el trabajo libre de impuestos- y sobrantes tierra que se mantendrá al margen de la producción en lo que los nuevos liberales llaman en "tierra en engorde especulativo" que no se demanda, dadas las circunstancias imperantes.
 Una contundente cita de Adam Smith en su célebre obra La Riqueza de las Naciones de 1776:
dijo:“Los terratenientes son la única de las clases sociales que perciben su renta sin que les cueste 
trabajo ni desvelos. La perciben de una forma espontánea. Esta situación tan cómoda y segura, no sólo los convierte a menudo en ignorantes sino en incapaces para la condición necesaria para prever y comprender los efectos de cualquier reglamentación pública.”


2ª FALACIA DICE: “En las truculentas lides fiscales, desafortunadamente lo más común es la idea de lo que se ha dado en llamar “el impuesto a la renta potencial”. El concepto básico en esta materia es que el gobierno debería establecer mínimos de explotación de la tierra ya que se estima que no es permisible que hayan propiedades ociosas o de bajo rendimiento en un mundo donde existen tantas personas con hambre. El gravámen en cuestión apunta a que los rezagados deban hacerse cargo de un tributo penalizador, el cual no tendría efecto si las producciones superan la antedicha marca”.

DEBERIA DECIR: “En las truculentas lides fiscales, desafortunadamente lo más común es la idea de lo que se ha dado en llamar Poll Tax o impuestos al trabajo; mediante impuestos al consumo y a la producción. Todas estas truculentas ideas son sostenidas por intelectuales rentados que influencian el las facultades de economía con el único fin de permitir la apropiación del valor creado por la sociedad -generado por el aumento del valor de la tierra- para que vaya a parar al bolsillo de la oligarquía y quitarle los genuinos recursos a los estados municipales y provinciales. El segundo gran logro de estos truculentos impuestos -después de degradar el trabajo hasta hacerlo digno del esclavo- es aumentar el poder del gobierno Nacional para terminar con las autonomías municipales y provinciales y someterlas al poder central, degradando el federalismo, la republica y minar la democracia. Para minar el sistema económico y rentístico de la Revolución de Mayo y de su Constitución de 1853 que generaría una sociedad de hombres libres de impuestos, igualitaria y fraternal es necesario confundirlo con lo que se dio en llamar “el impuesto a la renta potencial” oscuramente explicada por el Dr Benegas Lynch en su párrafo. El sistema rentístico es mucho mas simple y claro simplemente consiste en aplicar una alícuota del 1,5% sobre el valor de mercado de la tierra urbana o rural ya que gracias a “los procesos de mercado recogen información dispersa y fraccionada entre millones de personas a través de los precios”, Es simple, es fácil es claro.


3ª FALACIA DICE: En verdad este pensamiento constituye una buena receta para aumentar el hambre y no para mitigarlo. Si pudiéramos contar con una fotografía en detalle de todo el planeta, observaríamos que hay muchos bienes inexplorados: recursos marítimos, forestales, mineros, agrícola-ganaderos y de muchos otros órdenes conocidos y desconocidos. La razón por la que no se explota todo simultáneamente es debido a que los recursos son escasos. Ahora bien, la decisión clave respecto a que debe explotarse y que debe dejarse de lado puede llevarse a cabo solo de dos modos distintos. El primero es a través de imposiciones de los aparatos estatales politizando el proceso económico, mientras que el segundo se realiza vía los precios de mercado.

DEBERIA DECIR: En verdad este pensamiento constituye una buena receta para aumentar el hambre y no para mitigarlo. Si pudiéramos contar con una fotografía en detalle de todo el planeta, observaríamos que hay muchos bienes inexplorados: recursos marítimos, forestales, mineros, agrícola-ganaderos y de muchos otros órdenes conocidos y desconocidos. La razón por la que no se explota todo simultáneamente es debido al perverso sistema de impuestos que logra apartar de la explotación a los trabajadores por un lado y por otro que los dueños de la tierra se conviertan en monopolistas de todas las actividades productivas  llamado también “concertación de la riqueza” logrado por la ausencia de sistema rentístico de la economía clásica. Por eso Wiston Churchil afirmaba “la tierra es la madre de todos los monopolios” le falto aclarar que bajo el Derecho barbaro de los Romano que permite y promueve la apropiación de la renta publica.


4ª FALACIA DICE: Las burocracias estatales operan al margen de los indicadores clave del mercado y, por ende, inexorablemente significan derroche de los siempre escasos factores de producción (si hacen lo mismo que hubiera hecho el mercado libre y voluntariamente, no hay razón para su intervención ni para los gastos administrativos correspondientes y, por otra parte, la única manera de conocer que es lo que la gente quiere en el mercado es dejarlo actuar). Este desperdicio de capital que generan los gobiernos naturalmente conduce a una reducción de ingresos y salarios en términos reales puesto que las tasas de capitalización constituyen la causa de los posibles niveles de vida, con lo que en definitiva el impuesto a la renta potencial incrementa los faltantes alimenticios de la población.

DEBERIA DECIR: Las burocracias estatales operan desde la visión “neoliberal tributaria” implantada en los claustros académicos y educativos por intelectuales al servicio de los apropiadores de la renta publica generando lo que el economista renegado Fred Harrison llama “LA CULTURA DEPREDADORA”; traicionando la economía clásica, rentística y científica del liberalismo adoptado por la Revolución de Mayo de 1810 –Ley de Enfiteusis- y reafirmado y claramente especificado en el “Sistema económico y rentístico según su Constitución de 1853” de Juan Bautista ALBERDI. El dominio de la pseudociencia neoliberal tributaria genera un derroche de los siempre escasos factores de producción.. Este desperdicio de capital entregado gratis a las oligarquías terratenientes que generan los gobiernos neoliberales naturalmente conduce a una reducción de ingresos y salarios en términos reales puesto que las tasas de capitalización constituyen la causa de los posibles niveles de vida, con lo que en definitiva el impuesto al trabajo y al consumo que serán necesarios para reemplazar la renta escamoteada "legalmente" incrementa los faltantes alimenticios de la población generando tensión de civilización y la correspondiente aumento de la violencia social.


5ª FALACIA DICE: Esta conclusión es del todo aplicable a la tan cacareada “reforma agraria” en cuanto a las disposiciones gubernamentales que expropian y entregan parcelas de campo a espaldas de los cambios de manos a que conducen arreglos contractuales entre las partes en concordancia con los reclamos de la respectiva demanda de bienes finales, lo cual ubica a los bienes de orden superior en los sectores necesarios para tal fin. Ese desconocimiento de los procesos de compra-venta inherentes al mercado también perjudica gravemente las condiciones de vida de la gente, muy especialmente de los más necesitados.

DEBERIA DECIR: Estas conclusiones emergentes del perverso régimen neoliberal de impuestos es lógicamente del todo aplicable a la tan cacareada “reforma agraria” en cuanto a las disposiciones gubernamentales que expropian y entregan parcelas de campo a espaldas de los cambios de manos a que conducen arreglos contractuales entre las partes en concordancia con los reclamos de la respectiva demanda de bienes finales, lo cual ubica a los bienes de orden superior en los sectores necesarios para tal fin.
Ese fenomeno se produce por el desconocimiento del funcionamiento equilibrado que genera del sistema económico y rentístico de la economía clásica y científica reafirmada en “el sistema económico y rentístico de la Constitución de 1853” ya que "hay un medio para asegurar los derechos iguales de todos, no dividiendo la tierra en pedazos iguales, sino tomando para uso de todos aquel valor que se adhiere a la tierra, no como el resultado del trabajo individual sobre ella, sino como resultado del aumento de población y del progreso de la sociedad. Por ese medio todos estarían igualmente interesados en la tierra de su país nativo. Si uno utilizaba un pedazo de más valor que su vecino, pagaría un impuesto más pesado. Si no usaba tierra directamente, aun así sería un igual partícipe en la renta. He aquí el camino sencillo el sistema económico y rentistico de la Revolución de Mayo y del Cristianismo (Levitico 23-25)".

El regimen neoliberal de tributos perjudica gravemente las condiciones de vida de la gente, muy especialmente de los más necesitados, que deberán soportar las rentas escamoteadas a los gobiernos para ser atesoradas por los terratenientes con esclavizantes impuestos. Desconoce el Dr. Benegas Lynch (h) la incidencia en la pobreza y en la violencia social originada por el perverso sistema tributario y el maldito régimen de retenciones que castigan a los que trabajan y producen para beneficiar a los depredadores que especulan con tierra y no producen absolutamente nada? Conocera el Dr. Benegas Lynch (h) la directa vinculación que hay entre la defensa de sus académicos intereses y los genocidios; y que solo en el Siglo XX para sostener sus ideas fue necesario asesinar a mas de 186 millones de personas? Calculo que no; o si?.


6ª FALACIA DICE: En este tema de los impuesto a la tierra hay una tradición de pensamiento que surge de los escritos de Henry George por lo que se considera que los impuestos a la tierra se justifican debido a que ese factor de producción se torna más escaso con el mero transcurso del tiempo (solo puede ampliarse en grado infinitesimal) mientras que el aumento de la población y las estructuras de capital elevan su precio sin que el dueño de la tierra tenga el mérito de tal situación. Por ende, se continúa diciendo, hay una “renta no ganada” que debe ser apropiada por el gobierno para atender sus funciones. Este razonamiento no toma en cuenta que todos lo ingresos de todas las personas se deben a la capitalización que generan otros y no por ello se considera que el ingreso correspondiente no le pertenece al titular. Esto ocurre no solo con los beneficios crematísticos (los ingresos no son los mismos del habitante de Uganda del que vive en Canadá, precisamente debido a que las tasas de capitalización de terceros no son las mismas) sino de beneficios de otra naturaleza como el lenguaje que existe en el momento del nacimiento del beneficiario y así sucesivamente con tantas otras ventajas que se obtienen del esfuerzo acumulado de la civilización.

DEBERIA DECIR: En este tema del destino de las rentas emergentes del factor de producción TIERRA hay una tradición de pensamiento que surgen de Moises el gran legislador en los escritos Bíblicos tomados por el catolicismo como principio de orden social "Levítico 25:23" como "fuente de toda razón y justicia" y neutralizado por la iglesia romana al cooptar al catolicismo originario para sostener su liturgia y pervertir su principio de orden jurídico reemplazando el concepto de justicia por el de "caridad". Luego sostenido a la caída de Roma por los Vándalos y los Godos y reafirmado por las cuatro Grandes Revoluciones: Inglesa, Americana, Francesa y Latinoamericana de 1810 emergentes todas de la economía clásica o liberalismo; neutralizado por la codificación civil en Francia, África y Latinoamérica y por “la corrupción de la ciencia económica en las Universidades del este de los EE.UU” como bien describen Mason Geffny y Fred Harrison en su libro.

El sistema economico y rentistico es incubada en una corriente de pensamiento desgranada por numerosos y decididos defensores de la libertad. Fueron Juan Jose Vives, el mas eminente de los filosofos españoles y el padre Juan de Mariana el mas grande de los historiadores hispanicos, en el siglo XVI; fueron los ilustres Pedro de Valencia,González de Cellorigo, Lope de Deza, Caxa de Leruela y Martinez de Mata , en el siglo XVII; fueron los insignes Floridablanca, Aranda, Olavidie, Campmanes y aun el mismo rey Carlos III, en el siglo XVIII; y últimamente, en el siglo XIX los dos maximos figuras de la doctrina fisiocrática española, el canónigo don Francisco Martinez Marina y don Alvaro Flórez Estrada, el mas grande de los economistas espáñoles.
Tan nutrida nomina de esclarecidos defensores del derecho igual de todos los hombres al uso de la renta de la tierra podria ser ampliada con otra extensa relación de nombres igualmente relevantes, como Quesnay, Mercier de la Rivier, Mirabeau padre,Dupont de Nemours, Turgot y demas adeptos de la fisiocracia francesa, el filosofo Spinozs, los argentinos Manuel Belgrano, Bernardino Rivadavia, Juan Bautista Alberdi, Silvio Gesell, Roque Sáenz Peña y Hector Sandler por mencional algunos, el norteamericano Henry George, los britanicos John Locke, Thomas Paine, Herbert Spencer, Alfred Russell Wallace, el italiano Aquiles Loria y otros muchos más.
Claro esta que frente a ellos pueden ser presentados ilustres defensores del derecho barbaro de los romanos como el Dr Benegas Lynch (h) todos al servicio de los Señores.
De tamaña divergencia de opinion podria colegiarse que el problema del destino de la renta carece de criterio determinado y queda librado al saber y entender, a la filiación politica e incluso a la conveniencia de cada uno. Nada más equivocado, sin embargo. Como todo problema tiene que ser resuelto conforme al principio de justicia, de modo que nadie quede privado de lo que es suyo, legitima y moralmente suyo.

Se considera que las rentas de la tierra se justifican debido a que ese factor de producción se torna más escaso con el mero transcurso del tiempo debido al aumento de la población y de las estructuras de capital que elevan su precio sin que el dueño de la tierra tenga el mérito de tal situación. Por ende, se continúa diciendo, hay una “renta no ganada” generada por la sociedad que debe ser apropiada por el gobierno para atender sus funciones y liberar de impuestos esclavizantes y romanos al trabajo. Este razonamiento toma en cuenta que todos lo ingresos de todas las personas son intocables por los impuestos y que se deben a la capitalización que generan otros y no por ello se considera que el ingreso correspondiente no le pertenece al titular. Esto ocurre no solo con los beneficios crematísticos (los ingresos no son los mismos del habitante de Uganda del que vive en Canadá, precisamente debido a que las tasas de capitalización de terceros no son las mismas) sino de beneficios de otra naturaleza como el lenguaje que existe en el momento del nacimiento del beneficiario y así sucesivamente con tantas otras ventajas que se obtienen del esfuerzo acumulado de la civilización. Quizá este tipo de razonamiento recalienta la mente de los intelectuales neoliberales que creen ver en el, la justificación al perverso sistema de impuestos y al maldito sistema de retenciones que castiga al que trabaja y produce y premia a los especuladores que ganan sin trabajar ni producir nada generando la inmoral "cultura de los depredadores”..


7ª FALACIA DICE: El fundamento del impuesto inmobiliario (de carácter proporcional) consiste en que se cobra a todos los propietarios a los que el gobierno les debe el servicio de la protección de sus tierras aunque no vivan en el país en el que poseen las respectivas propiedades. A esto habitualmente se agrega el impuesto al valor agregado que con su mecanismo de impuestos a cargo e impuestos a favor reduce los costos de recaudación, para en conjunto ubicarse en el punto mínimo indispensable de la curva Laffer al efecto de cumplir con las funciones estatales de la protección a los derechos de los gobernados y en el contexto de un sistema fiscal que siga el principio de la territorialidad y no de la nacionalidad basado en la pura voracidad fiscal y al deseo irrefrenable de que la caja fiscal cierre, no importa si los gravámenes resultan confiscatorios. En una sociedad abierta, estos dos gravámenes proporcionales (la progresividad, al gravar en escala ascendente el objeto imponible, paraliza la movilidad social, altera las posiciones patrimoniales relativas que votó la gente con sus compras e instaura la regresividad) sustituyen toda la espesa maraña fiscal -incomprensible para cualquier mente normal- y libera los llamados “expertos fiscales” para que puedan realizar actividades útiles.

DEBERIA DECIR: El fundamento del impuesto inmobiliario es inmoral porque ataca a las inversiones de capital para excluir el valor de la tierra cuando deberia ser exactamente al revés como sucede con el sistema rentístico que afecta solo el aumento el valor de la tierra creado por al sociedad y excluye el valor de las inversiones de capital. A esto habitualmente se agrega el impuesto al valor agregado IVA que es todavía mas inmoral ya que ataca al trabajo por la vía del consumo y la producción y libera de dicha carga a los ricos que además de apropiarse de los genuinos recursos del estado “las rentas” se toman mediante el denominado “crédito fiscal” todo el IVA pagado por los trabajadores generando una nueva y todavía mas injusta transferencia de recursos de los trabajadores (pobres) a los especuladores (Ricos). Con la implementación del sistema económico y rentístico; en sus dos variantes “Ley de Enfiteusis” de la Revolución de Mayo de 1810 o “sistema económico y rentístico” de la Constitución de 1853 se eliminan todas estas distorsiones y se termina con la corrupción sistémica generada por tan perverso régimen tributario. Para aumentar los gastos públicos los gobernantes deben cumplir con el axioma básico del liberalismo “Gobernar es Poblar” y al atraer inmigración el valor de la tierra aumenta nuevamente y con el aumentan las rentas del Estado -evitando los efectos de la curva de Laffer que es cierta solo bajo el perverso régimen esclavizante de impuestos- al efecto de cumplir con las funciones estatales de la protección a los derechos de los gobernados y en el contexto de un sistema fiscal que siga el principio de la territorialidad y no de la nacionalidad basado en la pura voracidad fiscal y al deseo irrefrenable de que la caja fiscal cierre, no importa si los gravámenes resultan confiscatorios. En una sociedad abierta, estos dos gravámenes no existirían y serian reemplazados por las rentas de la tierra libre de mejoras ya que la progresividad, al gravar en escala ascendente el objeto imponible, paraliza la movilidad social, altera las posiciones patrimoniales relativas que votó la gente con sus compras e instaura la regresividad; sustituyen toda la espesa maraña fiscal -incomprensible para cualquier mente normal- y libera los llamados “expertos fiscales” para que puedan realizar actividades útiles. Los intelectuales como Alberto Benegas Lynch (h) sin saberlo, ni desearlo han hecho el mas terrible daño a la humanidad durante miles de años. Los asesinatos en masa en nombre de la igualdad ante la ley jerárquica romana, emergente de su doctrina económica tributaria, esta en la base de la corrupción de la ciencia jurídica y científica -que resguarda y protege los derechos individuales- para reinado del despotismo y el absolutismo político sostenidos por el positivismo jurídico; y en la corrupción de la ciencia económica mediante la omisión de la economía clásica, rentística y científica, para reinado de la pseudociencia neoclásica: "neoliberalismo tributario" en sus mas diferentes versiones. Es el fruto de poner todo su intelecto al servicio de "la cultura depredadora" generada por los apropiadores de la renta publica generando la oligarquia terrateniente madre de todos los problemas argentinos.
Parcialmete robado a Karl Popper

8ª FALACIA DICE: "En alguna oportunidad se ha legislado “para defenderse de la extranjerización de la tierra” en una manifestación troglodita de xenofobia, como si los procesos abiertos y competitivos en la asignación de los siempre escasos factores productivos fueran diferentes según el lugar donde haya nacido el titular, y como si los lugareños que declaman sobre nacionalismos trasnochados no descendieran de extranjeros en un proceso de continúo movimiento desde la aparición del hombre en África. Esta visión de superlativa ceguera y de cultura alambrada es incapaz de percatarse que las fronteras y las jurisdicciones territoriales son al solo efecto de evitar la concentración de poder en manos de un gobierno universal, y no porque “los buenos” son los locales y “los malos” los extranjeros (atrabiliaria clasificación que, entre otras cosas, reniega de nuestros ancestros)."

DEBERIA DECIR: Para pervertir el derecho moderno o individual y la propiedad moderna de la Revolución de Mayo de 1810 y de su Constitución de 1853 hemos -mediante la codificación civil- vuelto al puro derecho bárbaro y jerárquico de los romanos que permitiría la apropiación de la renta publica generando desigualdad y corrupción, induciendo a un estado de guerra civil intermitente hasta nuestros dias. Para ello se debió generar el aniquilamiento de las ideas de Mayo de 1810 por cuatro vías: 1) Aniquilando a todos los caudillos federales; 2) Aniquilando a los gauchos de la pampa en guerras fratricidas so pretexto de defensa nacionalista para apropiarse de sus tierras del gaucho y sus bienes; todo esto después de Pavón; 3) Para cometer semejante salvajada debieron recurrir a las ideas nacionalistas y a la escuela historiográfica franco-germana de Renán y Schmuler que inducen a inventar una nueva historia en base a prohombres para ocultar todo el pasado histórico; “la historia falsa corre sostenida por la verdadera”; y 4) Utilizar las nuevas universidades para difundir el derecho antiguo y la propiedad y economía antigua -hoy llamada neoliberal- y el nacionalismo unitario acciones que llevaron a cabo Bartolomé Mitre y Domingo Faustino Sarmiento junto a Dalmacio Veles Sarsfield y Joaquín Víctor González entre otros.. Es lógico entonces que esas ideas nacionalistas broten con toda intensidad cuando un país permite que la renta publica se la lleven los extranjeros y que los trabajadores argentinos deberán esclavizarse con impuestos para transferir la renta robada por los “captores de renta” nacionales y extranjeros. Solo un troglodita inmoral puede sostener estas ideas que se difunden y sostienen desde nuestras universidades en economía y derecho por eminentes juristas que cobran sus sueldos directamente extraído de los bolsillos de los trabajadores que son esclavizados y arrastrados a una vida miserable en el país mas rico del mundo. Esta visión de superlativa ceguera y de cultura alambrada es incapaz de percatarse del daño causado manteniendo un doble pensamiento; son nacionalistas para pervertir el derecho y la economía y antinacionalistas para permitir la extranjerización de la renta publica robada a los trabajadores. “El doble pensamiento significa poder mantener en la mente dos ideas opuestas en forma simultanea y aceptar las dos” George Orwell. Esto es falta de claridad y la razón de actitudes incoherentes. Si siendo consiente de esta contradicción, se utiliza uno u otro discurso en su conveniencia de acuerdo a la ocasión, esto es doble discurso. Lo primero es un error, lo segundo es irresponsabilidad intelectual que socava el sentido común y destruye la razón. Esto es el relativismo moral, una filosofía consistente en la tesis de que todas las tesis son mas o menos igualmente defendibles. Desde el punto de vista intelectual: ¡vale todo!. La tesis del relativismo lleva así al mal comportamiento, a la corrupción y al aumento de la tensión de civilización que conduce a la anarquía, a la ilegalidad y al imperio de la violencia. Los intelectuales como Alberto Benegas Lynch (h) han contribuido desde hace miles de años de este modo – aunque inconscientemente – a los asesinatos en masa en nombre de una idea, de una doctrina, de una teoría o de una religión.. La irresponsabilidad intelectual es el mas grande de los crímenes y debe ser juzgada y castigada.


9ª FALACIA DICE: El tema de la tierra está inseparablemente atado al agua. En este sentido, es de interés notar que si bien el planeta está constituido en sus dos terceras partes por agua la mayoría es salada o está bloqueada por los hielos. Sin embargo, según los estudios como los de Fredrik Segrefeldt, hay una precipitación anual sobre tierra firme de 113 mil kilómetros cúbicos de la que se evapora 72 mil que deja un neto de 41 mil, lo cual significa nada menos que 15 mil litros por día por persona en el planeta, que aun descontado el caudal para riego queda amplio margen para la bebida. A pesar de ello, millones de personas mueren debido a aguas contaminadas o falta de este elemento esencial para la supervivencia. Esto es así debido al mal manejo de burocracias estatales en la recolección, purificación y recolección, en lugar de permitir la iniciativa privada y despejar “la tragedia de los comunes”. Esto explica, por ejemplo, los casos deplorables de Ruanda, Haití y Camboya que cuentan con mucha mayor precipitación que Australia pero en este caso los privados realizan una labor que posibilita a todos contar con agua potable. Más aun, agregamos nosotros que en nuestra era donde los sistemas de purificación de agua y reciclaje eliminan sustancias químicas indeseables, contaminantes biológicos (parásitos y hongos), sólidos y gases, se requieren marcos institucionales que permitan la asignación de los derechos de propiedad en un área tan delicada y crucial para la tierra y para la vida de las personas. Por todo esto es que comentaristas del trabajo de Segrefeldt como el premio Nobel en Economía Vernon L. Smith afirma que “el agua se ha convertido en un bien cuya cantidad y calidad es demasiado importante como para dejarla en manos de las autoridades políticas” y, en el mismo sentido, referido al mismo trabajo (obra titulada Water for Sale), Martin Wolf -editor asociado del Financial Times- escribe que “el agua es demasiado importante como para que no esté sujeta a las fuerzas del mercado”. Para esta materia, también recomiendo los sesudos ensayos de trece profesionales reunidos por T. L. Anderson en el libro encabezado por el título Water Rights. Scarce Resource Allocation, Burocracy and the Environment.

DEBERIA DECIR: Como todo neoliberal Benegas huye del problema, cambiando de tema pasando al tema del agua dando por finalizando el tan banal como paupérrimo análisis sobre el objeto del articulo el “impuesto a la tierra”. Es que la estrategia del neoliberalismo omitir el problema central de la economía clásica y científica que es la tierra y el destino de su renta. Haciendo desaparecer a la tierra de la ecuación económica de base (Riqueza = Tierra + Trabajo + Capital) logran dos objetivos bien claros: 1) permitir la apropiación de la renta publica (genuino recurso del estado en una sociedad libre y civilizada) en manos de unos pocos que formaran la oligarquía, que como destinatario de los fondos públicos se creerán en condición de constituir un estado paralelo. Y 2) Desaparecida la tierra logran el “combate entre el capital y el trabajo”. La injusticia creada se intentará solucionar médiate el uso de la “ley positiva” para hacer equilibrar las desigualdades creadas por tan perverso sistema jurídico-económico sostenido por la intelectualidad que Juan Bautista Alberdi bien definiera como la “BARBARIE LETRADA al servicio de la destrucción de la civilización”. A tal fin emergerá entonces el justicialismo o socialismo que al no reponer al sistema económico y rentístico como genuino recurso del estado esta llamado a fracasar una y otra vez, por mas buena voluntad y sed de justicia de sus hombres. En este sentido En el periódico Financial Times de Londres, su columnista Martin Wolf, denuncia como principal causa de la crisis económica mundial, a la especulación con la tierra. Advierte los peligros que entraña querer aminorarla con el recurso del crédito fácil y urgente necesidad de poner fin a las crisis cíclicas, cuyas víctimas inevitables son los trabajadores, los ahorristas y los inversores de capital real. Lo más notable es que en el centro mismo del mundo “capitalista” se ventila la cuestión de la tierra como asunto decisivo para un buen orden social. A diferencia de lo que ocurre en nuestro país, donde quienes se auto consideran “liberales” y “progresistas” lo ignoran por completo, con lo cual -sin saberlo- muestran cuán distantes ambos están de los modernos ideales de progreso y libertad. El referente Británico del Dr. Benegas Lynch Martin Wolf -editor asociado del Financial Times- escribe en su articulo 8/7/10 ¿Por qué no detener la especulación con la tierra? Articulo que recomiendo a todo neoliberal dice: “Recaudar la renta de los recursos naturales no tienen el mismo resultado, porque aumentan la oferta de tierra. Esta recaudación solo afecta a ingresos no devengados del trabajo” “En segundo lugar, el sistema actual crea incentivos calamitosos. Se genera un mundo en el que la gente valora mucho poseer una buena ubicación, está desesperada por disfrutar de aumentos del precio del suelo y, más aún, para evitar la caídas de estos precios. Vemos, pues, un espectáculo singular: periódicos festejando el alza del precio de lo que es un lugar para vivir - la más básica de todas las necesidades. En este escenario los más beneficiarios son los especuladores de tierras. Ellos son también los partidarios entusiastas por la manipulación del mercado. Particularmente en el Reino Unido, se congratulan por la creación de una escasez artificial de la tierra, a través de un régimen absurdamente restrictivo de la planificación y los controles. Esta es la forma más importante en el que la riqueza se transfiere de la gente joven carente de propiedad a gente de mayor edad, ya propietarios. En su nuevo libro, David Willetts, pone de relieve la injusticia de la distribución de la riqueza a través de generaciones. El mercado de tierras fraudulentas es la principal causa de esta calamidad, dice. En tercer y más importante lugar, la oportunidad para la especulación en tierras es el alimento del ciclo del crédito, que, una vez más ha desestabilizado la economía. En magnífico lamento, el periodista Fred Harrison sostiene que este ciclo - con una duración de 18 años - era previsible y él, al menos, lo predijo.” En esencia, señala, los compradores de propiedades inmueble apostaron al alza de la renta del suelo”. Una gran cantidad de agentes obtenían ganancias por arreglar, envasar y distribuir los frutos de esas operaciones altamente especulativas. En el auge de ese proceso (el más reciente duró 11 años en el Reino Unido), todos se hicieron mas ricos, cuando el crédito y la deuda generada explotó. Luego, cuando llega el colapso, los últimos prestatarios, las instituciones financieras y los contribuyentes sufren grandes pérdidas. Esto no es más que un sistema de venta, una pirámide gigante, cuyas nefastas consecuencias las hemos visto una y otra vez. Es en última instancia, como el señor Harrison sostiene, la manera más ruinosa de arreglar nuestra sociedad. Durante mucho tiempo he estado convencido de que las rentas de recursos debe ser socializado; es decir que no la perciban los propietarios individuales. Como el señor Harrison de modo revelador comenta, hemos constituido " una comunidad en la que se socializan nuestros ingresos privados, obtenidos por el trabajo (sueldos y salarios), a la vez que se privatizan los ingresos sociales (la renta de la tierra) ". Mas allá de lo que uno piense de la justicia de esta práctica, las consecuencias son calamitosas. ¿Se pretende otra vez hoy empezar un nuevo ciclo de fluido crédito a la propiedad, tras una recuperación lograda a costa de años de miseria?” Es demasiado grande el prestigio conseguido por el Dr. Benegas Lynch (h) para mantenerse tan profundamente ignorante respecto del tema central de la economía "LA RENTA PARA LOS PUEBLOS".


10ª FALACIA DICE: Estos temas relacionados a la tierra y al agua -como tantos otros- son susceptibles de comprenderse si se dedica suficiente tiempo a la docencia y al debate abierto de ideas. Se presentan dos escollos en estas faenas educativas, por un lado, los timoratos activos que se quedan a mitad de camino en sus reiteradas propuestas y, por otro, los ajenos y distraídos a toda vicisitud que se limitan a hacer bulto en sus pasos por la vida. A los primeros se les aplica bien lo dicho y repetido por mi amigo Floreal González: “nada hay más peligroso que un necio con iniciativa”, y a los segundos les cabe lo escrito por Aldous Huxley: “bienaventurados los tontos porque no se darán cuenta de nada”.

DEBERIA DECIR: Este cierre del Dr. Benegas Lynch (h) es indudablemente digno de un necio y timorato de cuarta categoría y me llevo a dejar al descubierto y hacer publicas las 10 falacias que a vuelo de pajar he detectado de su paupérrimo articulo. El objetivo de este párrafo es amedrentar a quien intente correr el velo y mostrar sus errores -reñidos a la tradición liberal-; o a quien intente pensar distinto de lo homologado por el neoliberalismo tributario que pregona y defiende el Dr. Benegas Lynch. El refugiarse detrás de oscuras palabras envueltos en galimatías para tratar de evitar la cuestión y el trato burlón e inquisidor no es digno de un hombre de ciencia y menos a principios del siglo XXI, donde todos los errores de la economía neoclásica en general y su versión austriaca en particular, saltan a la vista y son una invitación a revisar premisas básicas. Sirve el artículo de Benegas Lynch (h) para comprender con toda claridad la sentencia de nuestro común amigo el Dr. Armando Ribas “los abogados son ignorantes ilustrados y los economistas ignorantes sin ilustrar” Que amplio “los abogados son ignorantes del derecho moderno o individual de la Constitución de 1853 según su Revolución de Mayo de 1810; al ser ilustrados en nuestras facultades de Derecho en el Derecho jerárquico, antiguo, injusto, desigual y bárbaro de los Romanos. Y los economistas son ignorantes de la "propiedad moderna" o sistema económico y rentístico de la economía clásica y científica adjuntada a la Constitución de 1853 según su Revolución de Mayo de 1810 inspirado en la ley de Dios -Levítico 25:23- fuente de toda razón y justicia; para sostener una sociedad desigual, injusta y corrupta como la romana que degrada el trabajo con impuestos hasta hacerlo digno del esclavo y realza el robo y el latrocinio político como fuente genuina de la propiedad al permitir, avalar y fomentar la apropiación de los genuinos recursos del estado “las Rentas fundiaria libres de mejoras”. Parafraseando a Floreal González podríamos decir que “no hay nada más peligroso que un necio minando desde la docencia la mente de nuestros economistas y abogados”. Raymond Aron titulo a esta actitud “la traición de los intelectuales” puestos al servicio rentado de las oligarquías, para dar sustento “pseudo científico” al robo y el latrocinio político como fuente genuina de la propiedad También Friedrich Hayek parafraseando a Alexis de Tocqueville dice “los economistas han sido –y serán- mas responsables de todas las guerras que los propios filósofos” Detrás del amanerado don de gente del Dr. Alberto Benegas Lynch (h) se esconde una de las mas peligrosas armas contra la paz; porque como bien señala Aldous Huxley: “bienaventurados los tontos porque no se darán cuenta de nada”. Alberto Benegas Lynch (h) Uno de los más destacados pensadores neo liberales de Argentina,

Benegas Lynch es un académico y docente argentino especializado en economía, administración de empresas y análisis económico del derecho, y uno de los primeros exponentes del pensamiento austrolibertario en idioma español. Es doctor en economía y doctor en ciencia de dirección, autor de dieciséis libros y cuatro más en colaboración, y es profesor universitario desde 1968 en universidades de Argentina y del exterior, además ha recibido grados honoríficos de universidades de su país y del extranjero.

Desafio al Dr Alberto Benegas Lynch (h) a un debate publico y filmado sobre el tema "Impuesto a la Tierra y sus consecuencias economicas, sociales, politicas y morales" Ing. Guillermo Andreau

5 comentarios:

Guillermo Andreau dijo...

Ernesto Gererdo Killner via mail dice: "La visión de que la llamada "renta de la tierra" no debe ser remunerada obedece a una trasnochada teoría que desconoce que la tierra es un factor como cualquier otro, que se encuentra inserto en el mercado y cuya tributación diferenciada, ex post, altera el mecanismo de premios y castigos generando inseguridad jurídica hasta que la situación sea restablecida a través de la perspectiva "ex ante".
Si gravábamos el trabajo, la merma de este o del factor derivado, capital, incide en la demanda de factores originarios de condición no humana y con ello en su valor. Si de golpe dejamos de gravar el trabajo, y la formación de capital, para gravar solo la tierra, en un principio acaso se castigue ex post-puesto que no lo habían anticipado- a los terratenientes pero a la larga al liberarse el trabajo y la formación de capital la mayor demanda resultante llevaría los nuevos valores ex ante de la tierra a niveles semejantes a los anteriores, o menores para todos luego de generar un cimbronazo en la economía ante el cambio intempestivo de reglas. Siempre va a haber en la tierra una plusvalía de la que se apodera el Estado. Lo determinante es que la porción de este sirva para establecer la paz interior y exterior permitiendo emprendimientos reproductivos de valor que justifiquen ese costo. Yo lo he explicado mas de una vez pero parece que no se lo quiere escuchar ya que si no habría sido objeto la posición de Benegas, que en ultima instancia se basa en algo parecido a lo que digo, de semejante critica dogmática al prescindir de este aspecto que señalo.-

Guillermo Andreau dijo...

Agustin Etchbarne dice: Tu articulo tiene insultos, errores y falcedades.
Por favor borrame de todos tus listados. A esta altura creo que te paga la Side para molestar y generar disenso entre quienes luchamos x la libertad. Todo tu accionar tiende a perjudicar a los liberales, ya me quedo,claro...
Enviado desde mi BlackBerry® de Claro Argentina

Alan Ardel Howard dijo...

Presto atención a cualquier ensayo de representar la realidad mediante ideas hasta que leo Neoliberalismo como fundamento o contra fundamento de vaya a saber uno de qué cosa y ahí mismo dejo de creer en todo lo que sigue.

Quintana M. dijo...

Articulo cargado de prejuicios y solapados ataques ad hominem desde el primer punto.
Sobre todo cuando ABLynch lo ultimo que quiere es mas funcionarios del estado, y mucho menos, monopolios otorgados por funcionarios, sindicalistas y demás dependientes del estado (lease, pagados por el mas pobre hasta el mas rico de nosotros).

Por eso aboga por una sociedad Libre, en el decir de Popper.

Nueva Zelanda bajo del 66% al 33% sus impuestos en la decada del '80. Fíjese como le va hoy.

Nicolás Ignacio Arancibia Godoy dijo...

Comparto el sentir, puro prejuicio y Ad-Hominem, estamos abierto a una crítica racional, es decir, con argumentos sólidos, pero sólo atacas a la persona por apoyar ciertas ideas que tu asocias con genocidas.